La falta de testimonios y documentos escritos de
nuestra madre Ana Ravell, nos deja abierta la libre
imaginación y deducción de pensamiento de lo
que pudo ser nuestra fundadora.
Pero las pocas palabras aludidas a ella y su
semblante sereno nos permite pensar como una
mujer extraordinaria con una fe inquebrantable
semejante a la fe de la mujer cananea que le pide
auxilio al Señor.
“… entonces Jesús le respondió: mujer, grande es
tu fe; que te suceda como deseas.” MT. 15,28.
Podemos pensar sin duda en una mujer fiel y constante en sus principio y
valores evangélico en permanente oración para discernir el proyecto de Dios.
Una mujer capaz de escucha y de diálogo, alegre, de trato cordial y agradable,
con sentimiento y corazón de madre para acoger, aconsejar y conducir a sus
hermanas.
Mujer valiente
para defender
sus valores y
aun más,
ejercer su rol
de docente,
siendo que las
mujeres de su
época no
tenían fácil
acceso a los
estudios
académicos.
Alumnos de nivel secundario de ISFA (Argentina)
Alumnos nivel Secundario de Fray Bernardino de Nino (Bolivia)
Alumnos nivel básico ISFA (Argentina)
Como su primera respuesta, encuentra
en el servicio a la educación, con una
pedagogía que invita a sus alumnos a
tomar como regla de vida los valores del
evangelio
Comprendió que la educación es
una herramienta eficaz de
evangelización para llevar a los
niños y jóvenes al conocimiento
y experiencia de Dios y a tener
en cuenta los valores
trascendentes, que dan sentido
a su existencia
30 DE OCTUBRE DE
1859. FECHA
MEMORABLE PARA
TODAS LAS HERMANAS
INSPIRADAS POR UN MISMO
ESPIRITU Y UN MISMO
CARISMA, LA MADRE ANA
RAVELL JUNTO A SUS TRES
COMPAÑERAS EMITE SUS
VOTOS CON EL
COMPROMISO DE VIVIR EL
EVANGELIO AL ESTILO DE
SAN FRANCISCO DE ASIS.
TODA FUNDACIÓN COMENZADA
CON SENCILLEZ Y POBREZA
TIENE SEGURA SU FIRMEZA
PALABRAS QUE REVELAN SU
PROFUNDA HUMILDAD Y
POBREZA. MUJER MADURA
CON UNA FE CONFIADA EN LA
PROVIDENCIA DE DIOS
SU SEMBLANTE TRANSMITE
SERENIDAD Y CONVICCIÓN EN LO
QUE CREE Y VIVE LA
EXPERIENCIA DE AMOR A DIOS Y
A SUS HERMANAS
MUJER HUMILDE QUE INVITA A TODAS SUS HERMANAS A LLEVAR EL SIGNO
FRANCISCANO COMO MISIONERAS DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN QUE
NOS IDENTIFICA MIEMBRO INTEGRANTE DE UNA FAMILIA RELIGIOSA
EL MENSAJE DE LA MADRE ANA RAVELL NO QUEDÓ EN SU CÍRCULO
SOCIAL. TRASPASÓ FRONTERAS MEDIANTE SUS HERMANAS
MISIONERAS. CON ESA SENCILLEZ FRANCISCANA PARA PLANTAR
LA SEMILLA DEL EVANGELIO EN LOS LUGARES DE MISIÓN
DE MODO QUE EN CADA HERMANA QUE PISÓ NUESTRAS TIERRAS,
LA MADRE ANA RAVELL VINO A NUESTRO CONTINENTE AMERICANO Y
ESTÁ PRESENTE ANIMÁNDONOS A SER TESTIGOS DEL REINO ANTE
LOS DESAFÍOS CULTURALES Y SOCIALES DE NUESTRO TIEMPO
No podríamos entender a nuestra madre sin sus
alumnos, a quienes les habrá amado como a
hijos, para enseñarles el camino que conduce al
Padre. Ahora desde el cielo ella intercede por
cada uno de los alumnos que pasan por
nuestras aulas.
Desde el cielo aunque no figura sobre los
altares de este mundo nuestra madre fue,
es y seguirá siendo luz para todas sus
hermanas.
PIDAMOS EN ESTOS DÍAS
ESPECIALES QUE SE
APROXIMA SU DÍA , QUE
INTERCEDA POR
NOSOTRAS PARA QUE
SEAMOS LUZ PARA
NUESTROS HERMANOS
Descargar

MADRE ANA - Franciscanas Misioneras de la Inmaculada