SIGLO XX (20): La posguerra civil española
Carmen Martín Gaite (1925-2000)
Las ataduras (1960)
• Martín Gaite fue la primera mujer en ganar el
Premio Nacional de Literatura por su novela
El cuarto de atrás (1978) y el Nacional de
Letras por el conjunto de su obra en 1994.
• Las mujeres casi siempre forman el centro
de su mundo narrativo, aunque en 1974 con
Retahílas, la autora sale a la batalla feminista.
• En sus novelas, se destaca su capacidad
de recrear el lenguaje coloquial de un modo
convincente.
• Es más, la comunicación verbal, o falta de
ella, se convierte en un discurso narrativo
importante.
Antes de leer:
1. ¿Qué cosas haces o has hecho para
complacer a tus padres u otros familiares,
aunque no querías hacerlo en realidad?
2. ¿Qué presiones te crean tus padres?
Explica, ¿crees que ellos crean estas
presiones consciente o inconscientemente?
3. ¿Crees que tus padres han puesto
muchas esperanzas en ti? Explica.
4. ¿Crees que es importante liberarte de tus
padres? ¿Qué has hecho tú hasta ahora
para conseguir tu libertad? ¿Conoces a
alguien que se haya casado para liberarse
de sus padres?
5. ¿Qué obligaciones piensas que debes
tener hacia tus padres cuando seas
mayor? Por ejemplo, ¿te sentirás
obligado(a) llevarlos a vivir a tu casa para
cuidarlos si se enferman?
Código sociológico:
• En países latinos, es frecuente que varias
generaciones convivan juntas. No es raro
que haya tres generaciones en una misma
casa.
• En España e Italia, es muy común que los
chicos y chicas se queden a vivir con sus
padres después de empezar a trabajar.
• También, en estos países hay menos
movilidad geográfica que en los Estados
Unidos. La gente suele quedarse a vivir en
el pueblo o ciudad donde nació.
Código folclórico:
• Cada pueblo de España celebra las
fiestas de su santo patrón.
• Estas fiestas muchas veces incluyen
una romería, que es un tipo de fiesta al
aire libre en el campo donde a lo largo
de varios días se bebe, se come, se
baila y uno se reúne con los amigos.
Allí acuden muchos comerciantes y
vendedores de muchas comidas
típicas de la región.
• Galicia es famosa por sus
mariscos, de modo que no
sorprende que haya un
pulpero. El pulpo es un
plato muy típico de Galicia.
• Después de hervir el pulpo,
se parte en trocitos y se
sirve con patatas, aceite de
oliva y pimentón. Se llama,
precisamente, “pulpo a la
gallega.”
Código geográfico:
• Aunque Martín Gaite es de
Salamanca, como muchos
españoles veraneaba en
Galicia, en el pueblo de San
Lorenzo de Piñor, cerca de
Orense.
• El río Miño desemboca en el
océano Atlántico, formando
parte de la frontera entre
España y Portugal.
Fluye desde el interior de Galicia, pasando
por Orense, la capital de esa provincia.
• Santiago de Compostela es
el centro cultural de Galicia
por ser la sede del sepulcro
de Santiago, el santo patrón
de España y el sitio de
peregrinajes medievales.
• Su catedral es una de las
más importantes de Europa,
sobre todo la fachada
románica, llamada el
“Pórtico de la Gloria.”
Santiago, también, tiene una
universidad importante.
“Las ataduras”, Gaite
Comprensión:
• Los eventos no siguen un
orden cronológico. Las dos
“escenas” de la primera
parte ocurren después de
los eventos contados en la
segunda parte.
• He aquí el cuento: Alina
había sido una niña precoz
muy pegada a su padre,
quien tenía altas
aspiraciones para su hija.
• Cuando se fue a la universidad, se enamoró
de Philippe, un pintor francés, salió en estado,
tuvo que casarse sin terminar la carrera y se
fue a vivir a París.
• Cuando nació su segundo hijo, los padres
fueron a París a visitarla. La visita no resultó
bien.
• En la primera “escena” el padre expresa su
frustración ante la situación de Alina, y en la
segunda “escena” Alina expresa la suya.
1.
Este cuento se compone de una serie de retrospecciones
(“flash-backs”) para volver al fin al momento presente
establecido al comienzo. Primero, define tú el momento
presente y luego traza el paso del tiempo que toma la narración.
Tiempo presente: El tiempo presente del cuento se compone de la
vida del maestro Benjamín, ya mayor, a solas ahora con su esposa
Herminia después de años de vivir ilusionado y dedicado a la
crianza de su adorada hija, Adelaida, en el rústico pueblo gallego de
cuya comarca no ha salido, salvo en un reciente y decisivo viaje a
París.
Antes vivía con la familia el padre de la esposa, el abuelo Santiago,
muerto poco tiempo atrás. También en el presente, la hija Adelaida -- a la cual llaman Alina – vive, casada ahora, con un artista francés,
Philippe, y el matrimonio tiene dos hijos pequeños.
Los padres de Alina acaban de volver de París, donde visitaron a la
hija y al yerno, y conocieron a los nietos por primera vez. Tanto el
padre, Benjamín, como la hija, Alina, están deshechos por las
emociones que ha removido la visita.
1.
(Continuación)
Retrospecciones: Las retrospecciones son dos:
a. Una repentina, surgida en la mente del padre cuando cierra los ojos y
le acuden a la memoria escenas de la infancia de su hija;
b. Y la otra, la que se dibuja en la mente de Alina, sentada al lado del río
Sena. Esta última consiste en recuerdos de la infancia que se van
desfilando ante su conciencia adulta.
Es importante recalcar el hecho de que, es el río Sena lo que evoca los
recuerdos de la niñez idílica de Alina.
Los ríos salvan la brecha que ahora existe entre aquel pasado y el
presente que el padre acongojado encuentra intolerable.
Es el recurso de que se vale Martín Gaite: la imagen de las aguas
grises del Sena, el “río de ahora” de Alina, y la imagen del río Miño, en
Galicia, tan querido para la niñita.
Los cursos de estos ríos son análogos al fluido transcurso del tiempo.
La imagen del río es la más persistente del cuento.
Fíjense que, al bajar el padre a casa al fin, el río Miño se percibe
también gris, como el nuevo río de Alina en París.
1. (continuación)
Mediante estas retrospecciones volvemos a la
niñez de Alina en la casa familiar, y vemos
crecer a la muchacha en un medio ambiente
risueño e idílico.
Alina es graciosa, inteligente, bonita e
imaginativa.
Vive con toda la libertad y con todos los
sentimientos de bienestar que la naturaleza
pueda brindar, entre el cariño y el aprecio de
todos – familia y aldeanos – por sus éxitos
académicos, por su gracia y por su simpatía.
1.
(continuación)
Su formación es intachable, hasta un momento determinado
en que ocurren dos eventos simultáneos:
a) El abuelo materno querido, alma afín a la de Alina, se
desmejora y muere.
b) Se va de su vida Eloy, el compañero de su niñez, a
buscarse la fortuna a América.
A partir de ese momento, Alina se siente decepcionada,
desarraigada y melancólica.
Se ensimisma cada vez más, hasta que le toca partir para la
universidad en Santiago de Compostela.
La dedicación de Alina a los estudios hasta este momento le
ha prometido un brillante provenir, con la probabilidad, una
vez terminada la carrera, de una oposición y un puesto de
profesora.
1.
(continuación)
No obstante, antes de terminar su primer año universitario,
Alina conoce a Philippe, los dos se enamoran, y Alina queda
embarazada. Alina y Philippe se casan y van a vivir a París.
Viven en un pequeño apartamento atestado, donde, en el
momento presente, los padres la acaban de visitar.
La inquietante semana ha dejado a Alina en un estado de
nerviosismo insólito…
y al padre, otra vez en casa, atormentado por la pérdida de
su hija.
Ahora sólo piensa en la vejez y la muerte.
Siendo niña todavía Alina, el abuelo Santiago se reía del
maestro Benjamín, diciéndole, “No sirve que tú quieras o no
quieras.”
2. De niña, ¿cómo es Alina? ¿En que
consiste su carácter y su vida en esta etapa
de su desarrollo? ¿Cómo describirías la
relación que tiene la niña Alina con su
padre? Defiende tu análisis con detalles
textuales.
Alina y su vida eran desde siempre risueñas.
La primera impresión que la autora presenta
de Alina es de la niña sacudiéndose el cabello
mojado, riendo, imagen surgida en la mente
del padre, entre los matices rojos de sus
recuerdos.
2. (continuación) ¿Cómo es Alina? ¿En que consiste su
carácter y su vida en esta etapa de su desarrollo?
Es la más lista de todos los niños de la escuela donde su padre
es maestro. Los ríos le han atraído desde su más temprana edad,
e, instruida por su padre en los nombres de las hierbas y los
insectos, crece “andarina y salvaje”.
Benjamín defiende su creciente independencia, aun a solas en el
monte: “No es malo lo que hace; es una hermosura,” le dice a su
mujer.
A Alina no le da miedo nada en la naturaleza. Aventurera, “le
gustaba el miedo que sentía algunas veces, de tanta soledad.”
Curiosa, “Alina no podía estar mucho rato parada en el mismo
sitio.”
La muchacha es valiente como su madre Herminia, y también
independiente – “independiente por completo” – al ir ya al
Ingreso, cosa que no le desconcierta al padre pues el Instituto no
queda lejos.
2. (continuación)
Alina es emprendedora, descubridora y feliz dentro de
un medio ambiente en todo sentido paradisíaco. En
determinado momento, a la niña “se le hacía un
mundo anchísimo, lleno de tesoros, el que tenía al
alcance de la vista.”
Tampoco es una santa; puede ser desobediente; por
ejemplo, cuando siente “una excitación incomparable”
al escaparse a solas a lo más alto del monte, “sobre
todo pensando en que a o mejor la buscaba o la iban
a reñir.”
2. (continuación) ¿Cómo describirías la relación que tiene la niña Alina
con su padre?
En cuanto a la relación que existe entre Alina y su padre, éste ha invertido en
su hija todas las ilusiones de su vida;
para el final del cuento, parece que le ha entregado todo su ser.
Afligido el viejo maestro al volver de París, su esposa le dice: “Ella, Benjamín,
no era para morirse entre estas cuatro paredes.”
Igual sentimiento le expresó el abuelo Santiago años atrás: “Lo trae en la cara
escrito lo de querer explorar mundo y escaparse.”
Vale la pena recordar la canción gallega que canta el maestro a su hija, “una
canción de la tierra, que cantaba muy a menudo” que le aconseja que no se
case, que aproveche la vida, para que no se arrepienta después.
El padre remata la canción diciendo, “Tú siempre con tu padre, bonita…
siempre con tu padre.”
Alina, durante la niñez, no se da cuenta de nada dañino en la fuerza de los
sentimientos que constituyen la relación entre padre e hija.
No obstante, mientras leemos el cuento nos damos cuenta de los gustos y
actividades paralelos de padre e hija (pregunta 3).
3. Hay una serie de momentos en que lo
que experimenta y dice el padre se repite
en lo que experimenta y dice Alina. Busca
algunos de estos momentos y analiza
cómo y por qué ocurren.
El momento más notable ocurre al empezar el
cuento. En los siguientes fragmentos se
intercalan algunos diálogos y vivencias de
Benjamín y su esposa, a la mañana siguiente
de volver de París; con algunos diálogos y
vivencias de Alina y su esposo en esa ciudad.
Veamos los paralelos:
Paralelos: Benjamín
“– No puedo dormir, no puedo. Da la luz, Herminia…”, habiendo
dicho Benjamín que no quiere darle más vueltas al asunto del
viaje, prosigue: “¿Y qué adelanto con no querer? Me rebulle”.
Viéndolo cruzar el dormitorio, la esposa “le hizo volverse en la
puerta.
-- ¿Adónde vas?
-- Por ahí, qué más da. Donde sea. No puedo estar en la cama”.
El maestro ahora pasa a la cocina, toma agua, fuma y observa
los objetos familiares que lo rodean. Sale de la casa.
Subiendo hacia la cumbre del monte, desde donde se divisa el
río Miño (recuérdese que Alina, de niña, se aficiona a trepar por
él), murmura: “Alina,… Alina. Le caían lágrimas por la cara.”
Paralelos: Alina (Simultáneamente, en París):
“– Quita, bruto. Que apagues, te he dicho. El niño está medio despierto.
-- Quiero saber lo que te pasa. Lo que te rebulle en la cabeza para no dejarte
dormir.”
Luego, “la siente él como coge a tientas una bata y abre la puerta que da al
estudio. – ¿Qué vas a buscar? ¡Alina! – llama con voz contenida.
Alina cierra la puerta detrás de sí…”
Una vez en la sala, observa los objetos atiborrados allí, pasa a la cocina, toma
leche, y fuma.
Después, discutiendo la visita con Philippe, “sobre las manos inmóviles le han
empezado a caer lágrimas”.
Llega el momento en que Philippe reacciona:
“– ¿Cómo?, ¿te vas? No me dejes así, no te vayas enfadada. Dime algo, mujer.”
Alina ya ha abierto la puerta. “Que ya no aguanto más aquí encerrada. Hasta
luego.”
Busca la ribera del río Sena, donde se sienta, “abrazándose las rodillas, y los ojos
se le van apaciguando, descansando en las aguas grises del río.”
Paralelos: Benjamín y Alina
Se notan a través del cuento otros paralelos que existen en los
gustos y actividades de padre e hija, pero tal vez no más que
los debidos a la herencia y a la crianza:
-- Benjamín es maestro, y ella, una vez que aprende a leer,
enseña a Eloy a leer también: “– Te va a salir maestra como tú,
Benjamín – decían los amigos del padre, mirándola.”
Pero el padre, que se fija más que otros en las semejanzas,
declara a la esposa, “Sale a mí clavada, Herminia.”
Y en otro momento: “Ella se quedará en su tierra, como el
padre…” No obstante, ni la madre ni el abuelo están de
acuerdo; pero, ahora y más tarde, el padre no se apercibe.
Paralelos: Benjamín y Alina (Opinión de Philippe)
Philippe cree que el padre de Alina sufre de un complejo de Edipo:
“…tu padre esta enamorado de ti… Te quiere guardar para él”.
Philippe sabe que desde que la hija entró en la universidad, el padre
“tenía celos de toda la gente…” La aloja en la pensión de un íntimo
amigo para tenerla bajo cierta vigilancia;
al partir de Santiago, se derrumba sollozando en brazos de su hija,
quien tiene que empujarlo para subir al tren.
Discutiendo con motivo de la visita, Alina acusa a Philippe de
hostilidad hacia sus padres. Philippe responde: “La hostilidad la
ponían ellos también, tu padre sobre todo. ¡Cómo me miraba!
Alina admite: “… tú a mi padre se lo has quitado todo…”
No obstante, para cuando Alina escribe sus líneas cariñosas y
conciliadoras a sus padres, ha comprendido que su futuro consiste en
abrazar plenamente “las ataduras” que ella misma escogió, e
incorporarlas a su ser. Tiene muchas ganas de volver a casa a ver a
Philippe.
4. ¿Quién es Eloy? ¿Cómo es? ¿Cómo lo vemos al partir el para América?
¿Crees tú que Eloy habría sido mejor marido para Alina que Philippe? ¿Por
qué? ¿Por qué no?
Eloy es hijo del vaquero.
No tiene tiempo para ir a la escuela y por eso Alina le enseña a leer.
Es mayor que Alina y tiene mayor experiencia con el río Miño.
Alina va a buscarlo muchas tardes al prado, donde Eloy cuida las dos vacas del
padre de ella.
La fascinación de Alina con la promesa de los ríos la comparte Eloy.
Para la niña aventurera, “El ríos era una brecha, como una ventana para salir…”
Se admira del plan de Eloy de ir a América, confidencia compartida sólo entre los
dos amigos.
Las historias que el abuelo Santiago ha contado a los niños han inspirado a Eloy, y
ahora el joven se va a trabajar a unas canteras cercanas para ganar dinero para el
pasaje.
Ya no se ven tan a menudo.
4. (Continuación) ¿Crees tú que Eloy habría sido mejor marido para
Alina que Philippe? ¿Por qué? ¿Por qué no?
Por una parte, Philippe ciertamente no está en condiciones por ahora de
mantener bien a Alina y a los niños.
Nótense las mentirillas que leerán los padres en la carta que les pone, del
apartamento más grande, de la tos de Santiago, de la nueva exposición de
Philippe.
Existe un contraste brutal entre la niñez paradisíaca de Alina y la que les
espera a sus hijos, en una metrópoli; no tendrán allí la vida libre, en medio
de la naturaleza, de que gozó Alina al crecer.
Por otra parte, hay que prestar oídos a las palabras de Philippe, que ve el
nerviosismo de que sufre Alina como un fenómeno inusitado: “Antes de
venir tus padres no estabas así nunca.”
Hay una urgencia en sus ruegos de que Alina le abra el corazón, de que no
lo deje aparte.
También es difícil juzgarlo culpable de la reacción del padre cuando éste ve
de nuevo a Alina, sabiendo ya su historia.
4. (Continuación) ¿Crees tú que Eloy habría sido mejor marido para
Alina que Philippe? ¿Por qué? ¿Por qué no?
Es importante recordar la vivencia de Alina, estando en el bar, pareciéndole un
mensaje de Eloy lo dicho por el camarero de la carta que le ha visto escribir;
recuérdese que Eloy pensaba trabajar como camarero en Buenos Aires;
acompaña su nombre el epíteto “amigo” (“y ella sonríe. Le parece que es un
mensaje de Eloy, su amigo, desde un bar de Buenos Aires.”)
La renovación que ha obrado en Alina la recapacitación sobre su niñez, el amor
que existe entre los dos esposos, y la sabiduría compartida entre el abuelo
Santiago y Philippe, auguran un nuevo régimen, una nueva relación entre Alina
y su padre, una que será más saludable para los dos.
En cuanto a Eloy, él ya se había alejado de Alina mucho antes de partir a
Buenos Aires, cuando se fue a trabajar a las canteras para reunir dinero para
su viaje. La última vez que se vieron, Eloy le rompió el corazón dos veces: al
decirle que se iba y al sugerir que quizás otro estaba interesada en ella.
Tampoco se ha mantenido en contacto con ella desde que partió a Buenos
Aires. No sabemos si le fue bien o mal. No sabemos si estaría en situación
económica de poder darle una mejor vida a Alina y obviamente no estaba
enamorado de ella.
5. En determinado momento el narrador nos dice: “A partir de la muerte del abuelo y de
la marcha de Eloy, los recuerdos de Alina toman otra vertiente más cercana, y todos
desembocan en Philippe”. Describe la relación entre Alina y su abuelo materno. ¿Cómo
es que la muerte de éste resulta ser un hito en la vida de la muchacha? ¿Crees tú que
Alina cambia en el fondo?
Los elementos del día en que Alina simultáneamente pierde a Eloy y al Abuelo, se
enredan para Alina como en una pesadilla:
Sólo han pasado unos pocos días desde la noche en que se desveló con el abuelo.
Eloy la cita al monte Ervedelo.
Queriendo estar a solas con él, la muchacha se molesta por la inesperada presencia,
en el prado, del abuelo.
Da al abuelo su promesa de no tardar.
Pero, una vez en el lugar citado, la ilusión de que Eloy le dé un beso de amor, se
desvanece.
Eloy la citó para decirle que ya se va a América.
Para colmo de males, sugiere que otro, y no él, la quiere.
Afligida y desorientada, Alina baja la montaña y encuentra al abuelo muerto en el
prado.
Estos dos hilos van tan enmarañados en la narración como en el corazón de Alina.
5. (Continuación)
La pérdida del abuelo significa para Alina la desaparición de quien la comprende
más.
Lo primero que sabemos de él es que no estaba nunca preocupado por la nieta.
Al contrario del padre, el abuelo percibe que Alina se parece más a él que a
Benjamín.
Cuando niña, Alina ya se daba cuenta de que “su abuelo y su padre parecían querer
disputársela por causas contradictorias, aunque los detalles y razones de aquella
sorda rivalidad se le escapasen.”
En el notable decaimiento del abuelo después de acabado el quinto curso de Alina,
el abuelo comparte con ella su terror a la muerte, particularmente una muerte de
noche.
Alina es la única persona que acude a consolarlo.
En una larga noche que pasa desvelada con él, Alina le escucha hablar de “lo
terrible que es que se muera todo con uno, toda la memoria de las cosas que se
han hecho y se han visto…”
Alina se ofrece a guardar la llave de los recuerdos del abuelo, comprendiendo “que
quería legársela a ella aquella sed de vida…”
5. (Continuación)
Alina confiesa al abuelo aquella noche que Benjamín le ha
dicho que no se case, “que yo he nacido para estar libre.”
Responde el abuelo:
“– Nunca está uno libre; el que no está atado a algo, no vive.
Y tu padre lo sabe. Quiere ser él tu atadura, eso es lo que
pasa, pero no lo conseguirá.”
Prosigue el abuelo:
“Las verdaderas ataduras son las que uno escoge, las que se
busca y se pone uno solo, pudiendo no tenerlas.”
Philippe, tiempo después en París, secundará la sabiduría
del abuelo: “Tú tienes que llevar adelante tu vida y la de tus
hijos.”
5. (Continuación) (¿Crees tú que Alina cambia en el fondo?
Sin el abuelo en casa, sin la presencia de Eloy, ya no le queda a Alina sino
la larga espera de su partida para la universidad.
Cambia de carácter:
“Se hizo huraña y estaba siempre ausente”;
Le empiezan a llamar orgullosa en el pueblo, y la madre sospecha que
puede meterse de monja.
Esconde su melancolía, tarea particularmente dura en la fiesta con que le
agasaja Benjamín;
“Benjamín perdió a su hija en aquellas fiestas, a pesar de que Philippe, el
rival de carne y hueso, no hubiese aparecido todavía.”
El padre, ciego todavía, dice a unos amigos:; “… lo que más me gusta es
que baila con todos. No está en edad de atarse a nadie.”
Los amigos le responden, “.. Se atará, Benjamín, se atará.”
Pero el viejo maestro es terco, y no cae en cuenta de lo que aguarda en el
futuro.
5. (Continuación) (¿Crees tú que Alina cambia en el fondo?
En cuanto a la permanencia del cambio de Alina:
Podemos notar todavía en su vida presente la melancolía sufrida al perder al
abuelo y a Eloy.
La trayectoria que sigue su vida ahora no es la que creíamos vislumbrar para ella
cuando era niña.
No obstante, es difícil pensar que una mujer tan independiente y tan bien
encaminada en la vida se suma en una melancolía incontrolable.
Nos consta que ella (después de recapacitar sobre su niñez) abrazará con energía
y optimismo “las ataduras” que ella misma escogió con Philippe.
Recuérdese que el abuelo le legó su sed de vida.
La figura que parece “des”-atada y “des”-ligada, y dispuesta a envejecer y a morir
es Benjamín.
Sin embargo, en la valentía y tranquilidad de la esposa, Herminia – atadura que él
alguna vez escogió --, se percibe una esperanza aun para él.
Nótese que el primogénito de Alina y Philippe se llama Santiago, reflejo del lugar
donde se conocieron, y también el nombre del abuelo.
1. ¿Que significa el signo “atadura”?
Los lazos, obligaciones y sentimientos que
unen a las personas.
En esta narración, este signo tiene
significados que forman una oposición
binaria: tiene un significado positivo y otro
negativo. Por ejemplo, el abuelo Santiago
ve el matrimonio como una “atadura”
buena. Explica esta oposición binaria.
Las ataduras buenas son las que se eligen
libremente, mientras que las ataduras malas
son las impuestas.
2. La mayor atadura de la narración tiene
que ver con la que une a Alina a su padre.
Comenta esta “atadura”. ¿Por qué crees
que Benjamín crea esas ataduras para su
hija y la madre no lo hace?
Los dos tienen un carácter diferente; el padre
sueña para Alina un futuro mejore que él que
el tuvo.
3. Caracteriza a Herminia. ¿En qué se diferencia de
Benjamín?
Herminia es más realista; vive más la vida en cada momento,
quizá tiene un sentido más práctico de la vida.
a. Herminia tiene las últimas palabras de la narración,
cuando le recuerda a su marido que tienen que construir
un gallinero. Trata de explicar la significación de sus
palabras, y por que se lo recuerda a su marido. Para
entender la complejidad de este signo, considera que un
gallinero es un tipo de “atadura” y que tienen también un
sentido figurativo. ¿Qué podría significar
figurativamente?
Un gallinero podría ser un lugar donde encerrar todos sus
temores. (sugerencia)
4. La madre hace un papel importante en la narración; sin
embargo, no forma parte de la problemática que afecta a
Alina. Explica su papel y por que Alina no se preocupa por
ella. Piensa en el hecho de que son las madres las que
normalmente se preocupan excesivamente por sus hijos, y
que en esta narración sucede lo opuesto.
El papel de la madre es tratar de equilibrar un poco la relación
entre Alina y el padre, lograr que el padre le dé un poco más de
libertad a la hija.
a. ¿Es Herminia una buena madre? Explica.
Sí, ella se preocupa por su hija, quiere lo mejor para ella,
pero también comprende que es Alina quien tiene que decidir
sobre su vida, no pueden ser ellos (como quiere hacer el
padre).
5. ¿Es Alina una buena hija? Explica
Sí, Alina siempre se preocupó por complacer a sus padres, y sufre
pensando que sus padres pueden estar disgustados por ella.
a. ¿Cambia Alina a lo largo de la narración? Explica.
Sí, al ir creciendo, y al ir cambiando la situación en su vida, ella
misma va cambiando.
b. ¿Cambia su relación con su padre? Explica.
Sí, poco a poco va alejándose de él.
c. Si es que ha habido un cambio, ¿Qué lo habrá provocado?
La relación con el padre llega a ser opresiva y por eso ella va
alejándose de él.
6. Philippe no entiende esa “atadura” y lo explica como una
característica nacional. ¿Crees que la cultura latina crea
esas “presiones” en mayor grado que otras culturas?
(Personal)
a. ¿Qué motivos tendría Philippe para intentar conseguir
que Alina se “desatara” de sus padres?
Para que su influencia fuera menor sobre ella y así ella
estuviera más cerca de él.
7. Alina escoge su “atadura” – la del matrimonio con Philippe.
¿Había tomado Alina alguna decisión propia antes de hacer
el amor con Philippe? Explica
No, todas las decisiones anteriores estuvieron influenciadas
por su padre.
8. ¿Por qué crees que Alina tiene una relación tan fuerte con su
abuelo?
Porque son como dos compañeros.
a. ¿Le crea el abuelo “presiones” y ataduras a Alina
también?
No le crea presiones pero sí hay ataduras entre ellos, ataduras
que ellos deciden aceptar libremente.
9. La narración no tiene una estructura cronológica. ¿Qué
efecto produce este desorden cronológico?
Al perder importancia el tiempo, gana importancia la relación
entre los personajes.
a) ¿Qué técnicas utiliza la autora para crear lazos o
motivos para unir las diferentes secciones?
El elemento que une las diferentes escenas es el agua: el agua
del río, las lágrimas y la lluvia.
10. La primera parte tiene dos escenas: una con Benjamín y
Herminia y otra con Alina y Philippe. ¿Qué paralelos hay
entre estas dos escenas?
Que Benjamín no puede dormir porque está preocupado por su
hija, entonces se levanta y al levantarse despierta a su mujer;
Alina no puede dormir porque está preocupada por sus padres,
entonces se levanta, y al levantarse despierta a su marido.
11. La narración contiene mucho costumbrismo gallego, y sin
embargo, el propósito principal de la obra tiene que ver
con otros asuntos. Comenta el costumbrismo de la obra,
como el pulpero, por ejemplo, y trata de explicar cómo
estos elementos costumbristas podrían tener algo que ver
con el tema de las ataduras.
Las costumbres, lo que se vive y se ve, especialmente durante
la niñez y juventud, crea ataduras con lugares y personas.
12. En el primer párrafo de la página 93 (línea 4), se lee “Cada
vez le gustaba más alejarse del pueblo.” Pero el padre no
quiere que corra mundo: “Ella se quedará en su tierra,
como su padre, que no tiene nada perdido por ahí
adelante.” Discute el tema de la “liberación” en esta
narración.
(Personal)
13. El tema de la liberación engendra otro a su vez, el
feminista.
a) Al liberarse Alina de la atadura de su padre, ¿se crea
para ella otra atadura? Explica
Sí, la del marido.
b) Santiago había dicho que algunas ataduras son buenas,
si uno las escoge para si mismo. ¿Crees que la nueva
atadura que ha escogido Alina sea buena para ella?
Explica.
(Personal)
c) ¿Es Alina feminista? Si no lo es, crees que la autora esta
comunicando algo respecto a la imposibilidad de la mujer
de ser totalmente “libre”?
(Personal)
14. Philippe hace un papel importante en la obra.
a) ¿Entiende Philippe las ataduras de su esposa? ¿Es una
diferencia entre hombre y mujer, o de diferencias
culturales? Explica.
No entiende las ataduras de su esposa. Philippe piensa que
son diferencias culturales, que en España los hijos dependen
más de los padres.
b) Benjamín había querido que su hija recibiera una
educación y que desarrollara sus talentos innatos. ¿Crees
que Philippe desea lo mismo para Alina? Explica.
c) ¿Es Philippe un buen esposo? Desarrolla esta idea.
15. “Las ataduras” tiene una amplia extensión geográfica: de un pueblito
de Galicia a Orense, capital de provincia, a Santiago de Compostela,
capital cultural de Galicia, a París. Recuerda también que el abuelo ha
estado en América y que Eloy se va a Buenos Aires. Comenta este
signo geográfico y cómo se relaciona con otros temas de la narración.
Las ataduras más allá de lugares y marcos geográficos.
16. Los ríos forman un signo recurrente en la narración. Vuelve a leer las
siguientes secciones y trata de explicar los significados asociados
con río:
a) El primer párrafo de la segunda parte. [“Los ríos le atrajeron desde
pequeñita… las venas del mapa.” (Página 91)]
b) Cuando Alina ve al Miño de cerca. [“Los ríos le atrajeron desde
pequeñita… las venas del mapa.” (Página 91)]
c) Alina sentada junto al Sena [“Esta cerca del Sena…. descansando
en las aguas grises del río.” (líneas 6-20 – Pagina 91)]
Curiosidad por lo desconocido, el correr del tiempo, de la historia, las cosas
que lleva el río, el río de los sentimientos; todos esos ríos tienen en común
que le sirven para atar recuerdos y arraigos familiares.
17. Los diálogos de Martín Gaite son muy vívidos y naturales. Vuelve a
leer, por ejemplo, la conversación entre Alina y Philippe en la segunda
escena de la primera parte [“Alina, ¿qué te pasa?... Que ya no aguanto
más aquí encerrada. Hasta luego.” Páginas 82-90]
¿Con qué códigos expresa el autor implícito el tono de la conversación
y la forma de hablar entre los esposos?
Los diálogos reflejan una conversación natural; hay frases que no se
termina, en otras el orden sintáctico esta alterado, tal y como pasa en el
habla coloquial, vocativos como “mujer”, expresiones como “ven acá”.
18. El abuelo le dice a Alina que él había sido el receptor de los recuerdos
de su difunta esposa, pero que nadie tendrá la llave de sus recuerdos
cuando él se muera (líneas 11-18 página 109). Alina le ruega que se lo
cuente todo a ella, que ella será la guardiana de sus recuerdos. Explica
este aspecto de la narración como un discurso metaliterario.
Es lo que da la oportunidad de un relato dentro del relato principal.
Carmen Martín Gaite (1925-2000)
Descargar

Document