LA TERNURA DE
SU AMOR
Lección de la
Escuela
Sabática
31 de mayo
USE TODO EL
TIEMPO
ACTIVIDAD
TIEMPO
FUNCION
Confraternización,
pedidos de oración.
10 minutos
Director
35 minutos
Maestro
10 minutos
Líder
Lección
Ofrenda, registro,
plan misionero
Pregunta de
confraternización
¿Qué acto de
ternura recordamos
de nuestra niñez?
VERSICULO DE MEMORIA
• “Y al ver las
multitudes, tuvo
compasión de ellas;
porque estaban
desamparadas y
dispersas como ovejas
que no tienen pastor”
(Mateo 9:36)
Idea Central
• EN JESUS ENCONTRAMOS UNA
CONSTANTE PREOCUPACION POR
LAS PERSONAS, EN ESPECIAL POR
LAS MAS NECESITADAS, SIN
EMBARGO A TODAS MOSTRABA
VERDADERA BONDAD Y COMPASION
PORQUE BUSCABA SALVARLAS.
Definiciones
1. Compasión: no es lástima, sino verdadero
interés en el bienestar de las personas,
empatía, colocarse en las situaciones de
sufrimiento, carencia afectiva, social, o
emocional o espiritual de la persona.
2. Desamparadas. "fatigados" (NC),
"vejados" (BJ), "acosadas" (VM).
3 Dispersas.
En su voz activa el verbo griego rípio
significa "echar abajo", "arrojar". En su
voz pasiva, la que se emplea aquí,
significa "ser echado", "estar
abandonado", "estar postrado o en
tierra". Al parecer toda la gente estaba
tan decaída y se sentía tan abandonada
que ya no realizaba ningún esfuerzo por
mejorar su condición religiosa. Les
parecía que ya no había esperanza. La
palabra rípio no tiene tanto que ver con la
dispersión de las "ovejas", como con su
condición de desánimo o "desamparo".
La Biblia de Jerusalén traduce como
"abatidos”.
4 No tienen pastor. (Números 27:17; 1
Reyes 22:17; Ezequiel 34:5). Los
encargados de la grey del tiempo de
Jesús no eran más que asalariados
(Juan 10:12-13), y cuando vino el
Buen Pastor encontró que sus ovejas
estaban abatidas y dispersas.
1. ¿AMOR POR UNA
ADÚLTERA?
“…Ni yo te
condeno; vete y no
peques más”
Juan 8:11
El adulterio
• Apedrear: La ley de Moisés dictaminaba
pena de muerte para adulterio cuando
estaba implicada una mujer casada. Según
la Mishnah, en esos casos se mataba por
estrangulación (Sanhedrin 11. 1). La ley
dictaminaba pena de muerte mediante
apedreamiento cuando estaba implicada
una mujer comprometida (Deuteronomio
22:23-24). Esta es también la regla de la
Mishnah (Sanhedrin 7.4.9). Por lo tanto, es
probable que en este caso se trataba de una
mujer comprometida.
Procedimiento del apedreamiento
• Según Deuteronomio 17:7 (también Deuteronomio
13:9), los testigos debían ser los primeros en arrojar
una piedra sobre el condenado. El procedimiento para
apedrear se describe así en la Mishnah: "El lugar del
apedreamiento era dos veces la altura de un hombre.
Uno de los testigos lo empujaba por las caderas, [de
modo que] se lo hacía caer sobre su corazón. Entonces
era dado vuelta sobre su espalda. Si esto le ocasionaba
la muerte, había cumplido [su deber]; pero si no, el
segundo testigo tomaba la piedra y se la arrojaba sobre
el pecho. Si así moría, había hecho [su deber]; pero si
no, él [el criminal] era apedreado por todo Israel, pues
está escrito: La mano de los testigos caerá primero
sobre él para matarlo, y después la mano de todo el
pueblo [Deuteronomio 17:7]" (Sanhedrin 6. 4).
“Tentándole para acusarle”
Los acusadores querían entrampar a Jesús.
1. Si Jesús decía que lo apedreen, lo
acusaban de usurpar funciones de
tribunales establecidos por los romanos.
2. Si prohibía que lo apedreen, entonces lo
acusarían de no obedecer a Moisés.
“Escribía…”
Caso único donde se dice que Jesús escribía.
1. Jesús escribió los pecados de los acusadores que estaban presentes. (El Deseado de todas las
gentes, p. 425)
2. Los acusados se retiraron, al verse
reflejados o descubiertos, tal vez ellos eran
más culpables que la misma mujer.
3. Ante el tribunal celestial nada escapa, nada
es oculto. En los registros celestiales todo
esta anotado. Jesús conocía a cada
persona.
“Se fueron…”
• Jesús: “No había puesto de lado la ley dada por
Moisés, ni había usurpado la autoridad de Roma.
Los acusadores habían sido derrotados. Ahora,
habiendo sido arrancado su manto de pretendida
santidad, estaban, culpables y condenados, en la
presencia de la pureza infinita. Temblaban de miedo
de que la iniquidad oculta de sus vidas fuese
revelada a la muchedumbre; y uno tras otro, con la
cabeza y los ojos bajos, se fueron furtivamente,
dejando a su víctima con el compasivo Salvador”
Deseado de todas las gentes, p. 425)
(El
“Vete y no peques mas”
• “"Ni yo te condeno; vete, y no peques más“.
Su corazón se enterneció, y se arrojó a los
pies de Jesús, expresando con sollozos su
amor agradecido, confesando sus pecados
con amargas lágrimas” (El Deseado de todas las
gentes, p. 427)
“Un milagro mayor”
• “Esto fue para ella el principio de una nueva
vida, una vida de pureza y paz, consagrada al
servicio de Dios. Al levantar a esta alma caída,
Jesús hizo un milagro mayor que al sanar la
más grave enfermedad física. Curó la
enfermedad espiritual que es para muerte
eterna. Esa mujer penitente llegó a ser uno de
sus discípulos más fervientes. Con amor y
devoción abnegados, retribuyó su misericordia
perdonadora”(El Deseado de todas las gentes, p. 427)
Aplicación
• Debemos imitar a Jesús. Él no toleró el
pecado, tampoco redujo el sentido de la
culpabilidad, no trató de condenar sino de
salvar.
• Mostremos siempre palabras de consuelo y
esperanza.
• Las personas tenían para esta mujer solo
desprecio y escarnio, Jesús le dio sentido a
su vida, la mayor esperanza.
• ¿Cómo actúas con los que son despreciados?
II. AMOR POR LOS NIÑOS
“Dejad venir a los
niños a mi y no se
lo impidáis;
porque de los tales
es el reino de los
cielos”
Mateo 19:14
Los niños en el tiempo de
Jesús
1. No tenían protección legal alguna (hoy
existe la Declaración Universal de los
Derechos del Niño)
2. En los griegos, los niños que nacían con
defectos eran lanzados, para que mueran.
3. Los discípulos pensaban que estorbaban a
Jesús.
Jesús y los niños
1. Recibía las flores que los niños le daban. Se
mostraba contento, les sonreía.
2. Les hablaba en forma amorosa.
3. Observaba sus juegos. A menudo mostraba
aprobación cuando tenían una victoria inocente.
4. Cantó para los niños con palabras dulces y
benditas.
(Elena de White, Alza tus ojos, 12 de Enero)
Jesús y los niños
• “Nunca les frunció el ceño. Compartió sus gozos y
tristezas infantiles. A menudo recogía flores y
después de señalarles su belleza, se las dejaba
como regalo. El había hecho las flores y se
deleitaba en señalar su hermosura.
• Se ha dicho que Jesús nunca sonrió. Esto no es
exacto. Un niño en su inocencia y pureza hacía
brotar de sus labios un cántico de gozo” (Manuscrito
20, del 12 de febrero de 1902, "Nuestro Hermano mayor").
Dos grandes
crímenes de niños
1. Matanza de niños por orden del
Faraón (Éxodo 1:15, 16)
2. Matanza de niños por orden de
Herodes (Mateo 2:16)
Aplicaciones
1. Como padres debemos guiar a
nuestros niños. “Cuando los niños
comprenden que sus padres están procurando
ayudarles, pondrán todas sus energías en la
debida dirección” (Consejos para los Maestros, p. 91).
2. Como padres cristianos, antes de
ocasionar dolor físico a vuestro hijo,
revelen el amor que tienen para con
vuestros pequeñuelos que yerran.
3. Líderes de iglesia, ¿cómo
tratamos a los niños?
 ¿Cómo están sus aulas?
 ¿Cuánto invertimos e sus
programas?
 ¿Qué lugar ocupan en la
adoración?
 ¿Impedimos que se
acerquen a Jesús?

“Mejor les fuera que se colgasen
una piedra de molino en el cuello y
se arrojasen al mar” Mateo 18: 6
III. AMOR POR LA
FAMILIA
“Y amaba Jesús a
Marta, a su hermana
(María) y a Lázaro”
Juan 11:5
Amor por la familia
1. Una familia compuesta por tres hermanos
adultos y solteros.
2. Este concepto de familia en forma práctica
y no formal, hace de Jesús una persona
muy amorosa y tierna por los desprovistos
socialmente. (no eran una familia típica
judía)
Incidente en Betania
1. Lo que Lucas registra (Lucas 10:38-42)
a la luz de Juan 11:1, se trata de la
aldea de Betania.
2. Esta es la primera visita (El Deseado de todas
las gentes, p. 483). Después lo haría con
frecuencia (Juan 11: 17; 12: 1-3; Mateo 21: 17;
Marcos 11: 1, 11; Lucas 19: 29).
3. Marta, era la que administraba la casa,
(”le recibió en su casa”), se preocupaba
por las cosas materiales de la casa.
4. Sentarse a los pies de alguien se refiere
tanto a la posición física como al hecho de
aprender de esa persona, aunque en este
caso pueden estar comprendidas ambas
ideas (Hechos 22:3; Deuteronomio 33:3).
5. La repetición de “Marta, Marta” implicaba
afecto o preocupación (Lucas 22:31,
Hechos 9:4)
6. “Afanada”(Gr. Merimnáo) "estar ansioso",
"cuidarse de", "preocuparse de"; se
refiere a la preocupación interior, mental,
que era la verdadera causa de la
impaciencia de Marta con María.
7. “Turbada”: Vocablo que se refiere a la
conducta exterior de Marta, que refleja
sus sentimientos íntimos. Interiormente
estaba "afanada", y, como resultado,
externamente "turbada". Si sólo
buscáramos cultivar esa tranquilidad
interior que Marta tanto necesitaba,
podríamos evitar mucha preocupación
innecesaria.
8. “Muchas cosas”. Jesús solo necesitaba
una sencilla bienvenida. No pedía
complicaciones.
9. “una es…necesaria”. Marta era dili-
gente, exacta y enérgica, pero le faltaba el
espíritu tranquilo y piadoso de su hermana
María (El Deseado de todas las gentes, p. 483).
10.“La buena parte”: Referencia a las cosas
espirituales en contrate con el palto mas sabrosos.
Las celestiales son permanentes (no se quitan)
mientras las terrenales perecen.
Aplicación
1. Las cosas espirituales están primero, las
cotidianas, temporales, aunque sean buenas
deben estar después de las espirituales.
2. ¿Cómo tratas a las familias “incompletas”:
esposas solas, hijos sin padre o madre, etc.?
3. Manifestemos ternura, amor por las familias,
en especial aquellas en desventaja social.
IV. AMOR POR LOS
ENEMIGOS
“Amad a vuestros enemigos,
bendecid a los que os maldicen,
haced bien a los que os
aborrecen, y orad por los que
os ultrajan u os persiguen”
Mateo 5:44
1. “Amad”. La palabra que se
traduce como "amad" es
una forma del verbo
agapáo, que es el amor
que implica respeto, y no
filéo, que expresa amor de
tipo afectivo (amor filial),
que puede existir entre los
miembros de una familia.
2. Por otra parte, se puede
requerir el amor del tipo del
verbo agapáo, porque este
está bajo el dominio de la
voluntad. Amar (en el sentido
del verbo agapáo) a los
enemigos más acérrimos, es
tratarlos con respeto y
cortesía y considerarlos así
como Dios los considera.
3. La orden sería imposible de
cumplir si se exigiera que
todos los hombres amaran
(del verbo filéo) a sus
enemigos, porque no podrían
sentir para con sus enemigos
el mismo calor emotivo de
afecto que se siente para con
los miembros inmediatos de
la familia.
V. AMOR POR ISRAEL
“!Jerusalén! Jerusalén!,
que matas a los
profetas, y apedreas a
los que te son enviados!
!Cuántas veces quise
juntar a tus hijos, como
la gallina junta a sus
polluelos debajo de sus
alas, y no quisiste!”
(Mateo 23:37)
1. “Jerusalén”. En Jerusalén se centraban
todas las esperanzas de Israel como
nación. La ciudad era el símbolo del
orgullo y de la fuerza de la nación.
2. “Juntar…”. Nunca se oyó de labios de
Jesús una expresión más conmovedora
ni de más tierna solicitud.
Casi había llegado el momento cuando
Dios debería rechazar a los judíos como
pueblo escogido (Mateo 23:38). Jesús
amó a este pueblo hasta el fin.
3. “No quisiste”. Su propia elección había determinado su destino
(Daniel 4: 17; 1JT 170).
Ningún pecador habrá
de perderse debido a
que el cielo no haya
dispuesto lo necesario
para su salvación. (Josué
24: 15; Isaías 55: 1; Apocalipsis
22: 17.)
• Jesús manifestó amor por
un pueblo rebelde que
rechazo a los profetas, y
aun rechazaría al Hijo de
Dios matándolo en una cruz.
• Dios ama al ser humano porque esa
es su naturaleza. Es la decisión de
cada ser humano aceptar o rechazar
ese amor. De eso depende su destino
eterno.
CONCLUSION
1. Jesús manifestó amor por una mujer rechazada,
escarnecida.
2. Las familias, los niños, deben ser atendidos,
teniendo la prioridad en las cosas espirituales.
3. A los enemigos jamás puedes evitarlos, lo que tu
puedes evitar es tener una actitud enemiga.
4. Israel, pueblo rebelde, fue el objeto del amor de
Dios. Amar al pecador, rechazar al pecado.
Pr. Santos Corrales
Iglesia Central de
Cochabamba
4500-299; 722-20629.
Descargar

LA TERNURA DE SU AMOR