Vivir como Cristo
Si desea una copia de la presentación en
PowerPoint visite:
www.escuelasabatica2000.org
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Vivir como Cristo
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Vivir como Cristo
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
No te vengarás, ni
guardarás rencor a los
hijos de tu pueblo, sino
amarás a tu prójimo como
a ti mismo. Yo Jehová.
Vivir como Cristo
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
No te vengarás, ni
guardarás rencor a los
hijos de tu pueblo, sino
amarás a tu prójimo como
a ti mismo. Yo Jehová.
Como a un natural de
vosotros tendréis al
extranjero que more
entre vosotros, y lo
amarás como a ti mismo;
porque extranjeros
fuisteis en la tierra de
Egipto. Yo Jehová
vuestro Dios.
Vivir como Cristo
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
No te vengarás, ni
guardarás rencor a los
hijos de tu pueblo, sino
amarás a tu prójimo como
a ti mismo. Yo Jehová.
Como a un natural de
vosotros tendréis al
extranjero que more
entre vosotros, y lo
amarás como a ti mismo;
porque extranjeros
fuisteis en la tierra de
Egipto. Yo Jehová
vuestro Dios.
Vivir como Cristo
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
No te vengarás, ni
guardarás rencor a los
hijos de tu pueblo, sino
amarás a tu prójimo como
a ti mismo. Yo Jehová.
Como a un natural de
vosotros tendréis al
extranjero que more
entre vosotros, y lo
amarás como a ti mismo;
porque extranjeros
fuisteis en la tierra de
Egipto. Yo Jehová
vuestro Dios.
Vivir como Cristo
Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os
he amado. Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su
vida por sus amigos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
No te vengarás, ni
guardarás rencor a los
hijos de tu pueblo, sino
amarás a tu prójimo como
a ti mismo. Yo Jehová.
Como a un natural de
vosotros tendréis al
extranjero que more
entre vosotros, y lo
amarás como a ti mismo;
porque extranjeros
fuisteis en la tierra de
Egipto. Yo Jehová
vuestro Dios.
Vivir como Cristo
Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os
he amado. Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su
vida por sus amigos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
No te vengarás, ni
guardarás rencor a los
hijos de tu pueblo, sino
amarás a tu prójimo como
a ti mismo. Yo Jehová.
Como a un natural de
vosotros tendréis al
extranjero que more
entre vosotros, y lo
amarás como a ti mismo;
porque extranjeros
fuisteis en la tierra de
Egipto. Yo Jehová
vuestro Dios.
Vivir como Cristo
Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os
he amado. Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su
vida por sus amigos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
No te vengarás, ni
guardarás rencor a los
hijos de tu pueblo, sino
amarás a tu prójimo como
a ti mismo. Yo Jehová.
Como a un natural de
vosotros tendréis al
extranjero que more
entre vosotros, y lo
amarás como a ti mismo;
porque extranjeros
fuisteis en la tierra de
Egipto. Yo Jehová
Amar
como
Cristo
vuestro
Dios.
Vivir como Cristo
Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os
he amado. Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su
vida por sus amigos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Entonces Jesús,
mirándole, le amó, y le
dijo: Una cosa te falta:
anda, vende todo lo que
tienes, y dalo a los pobres,
y tendrás tesoro en el
cielo; y ven, sígueme,
tomando tu cruz.
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os
he amado. Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su
vida por sus amigos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Entonces Jesús,
mirándole, le amó, y le
dijo: Una cosa te falta:
anda, vende todo lo que
tienes, y dalo a los pobres,
y tendrás tesoro en el
cielo; y ven, sígueme,
tomando tu cruz.
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os
he amado. Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su
vida por sus amigos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Entonces Jesús,
mirándole, le amó, y le
dijo: Una cosa te falta:
anda, vende todo lo que
tienes, y dalo a los pobres,
y tendrás tesoro en el
cielo; y ven, sígueme,
tomando tu cruz.
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os
he amado. Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su
vida por sus amigos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Entonces Jesús,
mirándole, le amó, y le
dijo: Una cosa te falta:
anda, vende todo lo que
tienes, y dalo a los pobres,
y tendrás tesoro en el
cielo; y ven, sígueme,
tomando tu cruz.
Haya, pues, en vosotros
este sentir que hubo
también en Cristo Jesús, el
cual, siendo en forma de
Dios, no estimó el ser igual
a Dios como cosa a que
aferrarse, sino que se
despojó a sí mismo,
tomando forma de siervo,
hecho semejante a los
hombres.
Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os
he amado. Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su
vida por sus amigos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Entonces Jesús,
mirándole, le amó, y le
dijo: Una cosa te falta:
anda, vende todo lo que
tienes, y dalo a los pobres,
y tendrás tesoro en el
cielo; y ven, sígueme,
tomando tu cruz.
Haya, pues, en vosotros
este sentir que hubo
también en Cristo Jesús, el
cual, siendo en forma de
Dios, no estimó el ser igual
a Dios como cosa a que
aferrarse, sino que se
despojó a sí mismo,
tomando forma de siervo,
hecho semejante a los
hombres.
Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os
he amado. Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su
vida por sus amigos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Entonces Jesús,
mirándole, le amó, y le
dijo: Una cosa te falta:
anda, vende todo lo que
tienes, y dalo a los pobres,
y tendrás tesoro en el
cielo; y ven, sígueme,
tomando tu cruz.
Haya, pues, en vosotros
este sentir que hubo
también en Cristo Jesús, el
cual, siendo en forma de
Dios, no estimó el ser igual
a Dios como cosa a que
aferrarse, sino que se
despojó a sí mismo,
tomando forma de siervo,
hecho semejante a los
hombres.
Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os
he amado. Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su
vida por sus amigos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Entonces Jesús,
mirándole, le amó, y le
dijo: Una cosa te falta:
anda, vende todo lo que
tienes, y dalo a los pobres,
y tendrás tesoro en el
cielo; y ven, sígueme,
tomando tu cruz.
Haya, pues, en vosotros
este sentir que hubo
también en Cristo Jesús, el
cual, siendo en forma de
Dios, no estimó el ser igual
a Dios como cosa a que
aferrarse, sino que se
despojó a sí mismo,
tomando forma de siervo,
hecho semejante a los
hombres.
Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para
servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Entonces Jesús,
mirándole, le amó, y le
dijo: Una cosa te falta:
anda, vende todo lo que
tienes, y dalo a los pobres,
y tendrás tesoro en el
cielo; y ven, sígueme,
tomando tu cruz.
Haya, pues, en vosotros
este sentir que hubo
también en Cristo Jesús, el
cual, siendo en forma de
Dios, no estimó el ser igual
a Dios como cosa a que
aferrarse, sino que se
despojó a sí mismo,
tomando forma de siervo,
hecho semejante a los
hombres.
Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para
servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Entonces Jesús,
mirándole, le amó, y le
dijo: Una cosa te falta:
anda, vende todo lo que
tienes, y dalo a los pobres,
y tendrás tesoro en el
cielo; y ven, sígueme,
tomando tu cruz.
Haya, pues, en vosotros
este sentir que hubo
también en Cristo Jesús, el
cual, siendo en forma de
Dios, no estimó el ser igual
a Dios como cosa a que
aferrarse, sino que se
despojó a sí mismo,
tomando forma de siervo,
hecho semejante a los
hombres.
Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para
servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Entonces Jesús,
mirándole, le amó, y le
dijo: Una cosa te falta:
anda, vende todo lo que
tienes, y dalo a los pobres,
y tendrás tesoro en el
cielo; y ven, sígueme,
tomando tu cruz.
Haya, pues, en vosotros
este sentir que hubo
también en Cristo Jesús, el
cual, siendo en forma de
Dios, no estimó el ser igual
a Dios como cosa a que
aferrarse, sino que se
despojó a sí mismo,
tomando forma de siervo,
hecho semejante a los
hombres.
Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para
servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Y al ver las multitudes,
tuvo compasión de ellas;
porque estaban
desamparadas y dispersas
como ovejas que no tienen
pastor.
Y saliendo Jesús, vio una
gran multitud, y tuvo
compasión de ellos, y
sanó a los que de ellos
estaban enfermos.
Y Jesús, llamando a sus discípulos, dijo: Tengo compasión de la
gente, porque ya hace tres días que están conmigo, y no tienen
qué comer; y enviarlos en ayunas no quiero, no sea que
desmayen en el camino.
Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para
servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Y al ver las multitudes,
tuvo compasión de ellas;
porque estaban
desamparadas y dispersas
como ovejas que no tienen
pastor.
Y saliendo Jesús, vio una
gran multitud, y tuvo
compasión de ellos, y
sanó a los que de ellos
estaban enfermos.
Y Jesús, llamando a sus discípulos, dijo: Tengo compasión de la
gente, porque ya hace tres días que están conmigo, y no tienen
qué comer; y enviarlos en ayunas no quiero, no sea que
desmayen en el camino.
Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para
servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Y al ver las multitudes,
tuvo compasión de ellas;
porque estaban
desamparadas y dispersas
como ovejas que no tienen
pastor.
Y saliendo Jesús, vio una
gran multitud, y tuvo
compasión de ellos, y
sanó a los que de ellos
estaban enfermos.
Y Jesús, llamando a sus discípulos, dijo: Tengo compasión de la
gente, porque ya hace tres días que están conmigo, y no tienen
qué comer; y enviarlos en ayunas no quiero, no sea que
desmayen en el camino.
Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para
servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Y al ver las multitudes,
tuvo compasión de ellas;
porque estaban
desamparadas y dispersas
como ovejas que no tienen
pastor.
Y saliendo Jesús, vio una
gran multitud, y tuvo
compasión de ellos, y
sanó a los que de ellos
estaban enfermos.
Y Jesús, llamando a sus discípulos, dijo: Tengo
Sercompasión
sensibles a de
las la
gente, porque ya hace tres días que están conmigo,
y no tienen
necesidades
qué comer; y enviarlos en ayunas no quiero,
nocomo
sea Cristo
que
Amar
desmayen en el camino. Vivir como Cristo
Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para
servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Y he aquí un intérprete de la
ley se levantó y dijo, para
probarle: Maestro, ¿haciendo
qué cosa heredaré la vida
eterna? El le dijo: ¿Qué está
escrito en la ley? ¿Cómo
lees? Aquél, respondiendo,
dijo: Amarás al Señor tu Dios
con todo tu corazón, y con
toda tu alma, y con todas tus
fuerzas, y con toda tu mente;
y a tu prójimo como a ti
mismo.
Ser sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para
servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Y he aquí un intérprete de la
ley se levantó y dijo, para
probarle: Maestro, ¿haciendo
qué cosa heredaré la vida
eterna? El le dijo: ¿Qué está
escrito en la ley? ¿Cómo
lees? Aquél, respondiendo,
dijo: Amarás al Señor tu Dios
con todo tu corazón, y con
toda tu alma, y con todas tus
fuerzas, y con toda tu mente;
y a tu prójimo como a ti
mismo.
Ser sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para
servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Y he aquí un intérprete de la
ley se levantó y dijo, para
probarle: Maestro, ¿haciendo
qué cosa heredaré la vida
eterna? El le dijo: ¿Qué está
escrito en la ley? ¿Cómo
lees? Aquél, respondiendo,
dijo: Amarás al Señor tu Dios
con todo tu corazón, y con
toda tu alma, y con todas tus
fuerzas, y con toda tu mente;
y a tu prójimo como a ti
mismo.
Ser sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para
servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Y he aquí un intérprete de la
ley se levantó y dijo, para
probarle: Maestro, ¿haciendo
qué cosa heredaré la vida
eterna? El le dijo: ¿Qué está
escrito en la ley? ¿Cómo
lees? Aquél, respondiendo,
dijo: Amarás al Señor tu Dios
con todo tu corazón, y con
toda tu alma, y con todas tus
fuerzas, y con toda tu mente;
y a tu prójimo como a ti
mismo.
Y le dijo: Bien has
respondido; haz esto, y
vivirás.
Ser sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para
servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Y he aquí un intérprete de la
ley se levantó y dijo, para
probarle: Maestro, ¿haciendo
qué cosa heredaré la vida
eterna? El le dijo: ¿Qué está
escrito en la ley? ¿Cómo
lees? Aquél, respondiendo,
dijo: Amarás al Señor tu Dios
con todo tu corazón, y con
toda tu alma, y con todas tus
fuerzas, y con toda tu mente;
y a tu prójimo como a ti
mismo.
Y le dijo: Bien has
respondido; haz esto, y
vivirás.
Ser sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para
servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Y he aquí un intérprete de la
ley se levantó y dijo, para
probarle: Maestro, ¿haciendo
qué cosa heredaré la vida
eterna? El le dijo: ¿Qué está
escrito en la ley? ¿Cómo
lees? Aquél, respondiendo,
dijo: Amarás al Señor tu Dios
con todo tu corazón, y con
toda tu alma, y con todas tus
fuerzas, y con toda tu mente;
y a tu prójimo como a ti
mismo.
Y le dijo: Bien has
respondido; haz esto, y
vivirás.
Ser sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para
servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Y he aquí un intérprete de la
ley se levantó y dijo, para
probarle: Maestro, ¿haciendo
qué cosa heredaré la vida
eterna? El le dijo: ¿Qué está
escrito en la ley? ¿Cómo
lees? Aquél, respondiendo,
dijo: Amarás al Señor tu Dios
con todo tu corazón, y con
toda tu alma, y con todas tus
fuerzas, y con toda tu mente;
y a tu prójimo como a ti
mismo.
Y le dijo: Bien has
respondido; haz esto, y
vivirás.
Ser sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién
es mi prójimo?
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Y he aquí un intérprete de la
ley se levantó y dijo, para
probarle: Maestro, ¿haciendo
qué cosa heredaré la vida
eterna? El le dijo: ¿Qué está
escrito en la ley? ¿Cómo
lees? Aquél, respondiendo,
dijo: Amarás al Señor tu Dios
con todo tu corazón, y con
toda tu alma, y con todas tus
fuerzas, y con toda tu mente;
y a tu prójimo como a ti
mismo.
Y le dijo: Bien has
respondido; haz esto, y
vivirás.
Ser sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién
es mi prójimo?
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Y he aquí un intérprete de la
ley se levantó y dijo, para
probarle: Maestro, ¿haciendo
qué cosa heredaré la vida
eterna? El le dijo: ¿Qué está
escrito en la ley? ¿Cómo
lees? Aquél, respondiendo,
dijo: Amarás al Señor tu Dios
con todo tu corazón, y con
toda tu alma, y con todas tus
fuerzas, y con toda tu mente;
y a tu prójimo como a ti
mismo.
Y le dijo: Bien has
respondido; haz esto, y
vivirás.
Ser sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién
es mi prójimo?
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Y he aquí un intérprete de la
ley se levantó y dijo, para
probarle: Maestro, ¿haciendo
qué cosa heredaré la vida
eterna? El le dijo: ¿Qué está
escrito en la ley? ¿Cómo
lees? Aquél, respondiendo,
dijo: Amarás al Señor tu Dios
con todo tu corazón, y con
toda tu alma, y con todas tus
fuerzas, y con toda tu mente;
y a tu prójimo como a ti
mismo.
¿Quién, pues, de estos tres
te parece que fue el
prójimo del que cayó en
manos de los ladrones? El
dijo: El que usó de
misericordia con él.
Entonces Jesús le dijo: Ve,
y haz tú lo mismo.
Ser sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién
es mi prójimo?
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Y he aquí un intérprete de la
ley se levantó y dijo, para
probarle: Maestro, ¿haciendo
qué cosa heredaré la vida
eterna? El le dijo: ¿Qué está
escrito en la ley? ¿Cómo
lees? Aquél, respondiendo,
dijo: Amarás al Señor tu Dios
con todo tu corazón, y con
toda tu alma, y con todas tus
fuerzas, y con toda tu mente;
y a tu prójimo como a ti
mismo.
¿Quién, pues, de estos tres
te parece que fue el
prójimo del que cayó en
manos de los ladrones? El
dijo: El que usó de
misericordia con él.
Entonces Jesús le dijo: Ve,
y haz tú lo mismo.
Ser sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién
es mi prójimo?
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Y he aquí un intérprete de la
ley se levantó y dijo, para
probarle: Maestro, ¿haciendo
qué cosa heredaré la vida
eterna? El le dijo: ¿Qué está
escrito en la ley? ¿Cómo
lees? Aquél, respondiendo,
dijo: Amarás al Señor tu Dios
con todo tu corazón, y con
toda tu alma, y con todas tus
fuerzas, y con toda tu mente;
y a tu prójimo como a ti
mismo.
¿Quién, pues, de estos tres
te parece que fue el
prójimo del que cayó en
manos de los ladrones? El
dijo: El que usó de
misericordia con él.
Entonces Jesús le dijo: Ve,
y haz tú lo mismo.
Ser sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién
es mi prójimo?
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Y he aquí un intérprete de la
ley se levantó y dijo, para
probarle: Maestro, ¿haciendo
qué cosa heredaré la vida
eterna? El le dijo: ¿Qué está
escrito en la ley? ¿Cómo
lees? Aquél, respondiendo,
dijo: Amarás al Señor tu Dios
con todo tu corazón, y con
toda tu alma, y con todas tus
fuerzas, y con toda tu mente;
y a tu prójimo como a ti
mismo.
¿Quién, pues, de estos tres
te parece que fue el
prójimo del que cayó en
manos de los ladrones? El
dijo: El que usó de
misericordia con él.
Entonces Jesús le dijo: Ve,
y haz tú lo mismo.
Ser sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién
es mi prójimo?
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
¿Quién, pues, de estos tres
Y he aquí un intérprete de la
te parece que fue el
ley se levantó y dijo, para
prójimo del que cayó en
probarle: Maestro, ¿haciendo
manos de los ladrones? El
qué cosa heredaré la vida
dijo: El que usó de
eterna? El le dijo: ¿Qué está
misericordia con él.
escrito en la ley? ¿Cómo
Entonces Jesús le dijo: Ve,
lees? Aquél, respondiendo,
y haz tú lo mismo.
dijo: Amarás al Señor tu Dios
Ser sensibles a las
con todo tu corazón, y con
necesidades
toda tu alma, y con todas tus
Amar como Cristo
fuerzas, y con toda tu mente;
Vivir como Cristo
y a tu prójimo como a ti
mismo.
Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con
vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la
ley y los profetas.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
¿Quién, pues, de estos tres
Y he aquí un intérprete de la
te parece que fue el
ley se levantó y dijo, para
prójimo del que cayó en
probarle: Maestro, ¿haciendo
manos de los ladrones? El
qué cosa heredaré la vida
dijo: El que usó de
eterna? El le dijo: ¿Qué está
misericordia con él.
escrito en la ley? ¿Cómo
Entonces Jesús le dijo: Ve,
lees? Aquél, respondiendo,
y haz tú lo mismo.
dijo: Amarás al Señor tu Dios
Ser sensibles a las
con todo tu corazón, y con
necesidades
toda tu alma, y con todas tus
Amar como Cristo
fuerzas, y con toda tu mente;
Vivir como Cristo
y a tu prójimo como a ti
mismo.
Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con
vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la
ley y los profetas.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
¿Quién, pues, de estos tres
Y he aquí un intérprete de la
te parece que fue el
ley se levantó y dijo, para
prójimo del que cayó en
probarle: Maestro, ¿haciendo
manos de los ladrones? El
qué cosa heredaré la vida
dijo: El que usó de
eterna? El le dijo: ¿Qué está
misericordia con él.
escrito en la ley? ¿Cómo
Entonces Jesús le dijo: Ve,
lees? Aquél, respondiendo,
al prójimo
y Ayudando
haz tú lo mismo.
dijo: Amarás al Señor tu Dios
Siendo sensibles a las
con todo tu corazón, y con
necesidades
toda tu alma, y con todas tus
Amar como Cristo
fuerzas, y con toda tu mente;
Vivir como Cristo
y a tu prójimo como a ti
mismo.
Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con
vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la
ley y los profetas.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Y he aquí un intérprete de la
ley se levantó y dijo, para
probarle: Maestro, ¿haciendo
Ultraja o
qué cosa heredaré la vida
persigue
eterna? El le dijo: ¿Qué está
Aborrece
escrito en la ley? ¿Cómo
Maldice
lees? Aquél, respondiendo,
Ayudando al prójimo
dijo: Amarás al Señor tu Dios
Siendo sensibles a las
con todo tu corazón, y con
necesidades
toda tu alma, y con todas tus
Amar como Cristo
fuerzas, y con toda tu mente;
Vivir como Cristo
y a tu prójimo como a ti
mismo.
Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con
vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la
ley y los profetas.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Pero yo os digo: Amad a
vuestros enemigos,
bendecid a los que os
maldicen, haced bien a los
que os aborrecen, y orad por
los que os ultrajan y os
persiguen;
Ultraja o
persigue
Aborrece
Maldice
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con
vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la
ley y los profetas.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Pero yo os digo: Amad a
vuestros enemigos,
bendecid a los que os
maldicen, haced bien a los
que os aborrecen, y orad por
los que os ultrajan y os
persiguen;
Ultraja o
persigue
Aborrece
Maldice
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con
vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la
ley y los profetas.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Pero yo os digo: Amad a
vuestros enemigos,
bendecid a los que os
maldicen, haced bien a los
que os aborrecen, y orad por
los que os ultrajan y os
persiguen;
Ultraja o
persigue
Aborrece
Maldice
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con
vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la
ley y los profetas.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Pero yo os digo: Amad a
vuestros enemigos,
bendecid a los que os
maldicen, haced bien a los
que os aborrecen, y orad por
los que os ultrajan y os
persiguen;
Ultraja o
persigue
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con
vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la
ley y los profetas.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Pero yo os digo: Amad a
vuestros enemigos,
bendecid a los que os
maldicen, haced bien a los
que os aborrecen, y orad por
los que os ultrajan y os
persiguen;
Ultraja o
persigue
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con
vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la
ley y los profetas.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Pero yo os digo: Amad a
vuestros enemigos,
bendecid a los que os
maldicen, haced bien a los
que os aborrecen, y orad por
los que os ultrajan y os
persiguen;
Ultraja o
persigue
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con
vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la
ley y los profetas.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Pero yo os digo: Amad a
vuestros enemigos,
bendecid a los que os
maldicen, haced bien a los
que os aborrecen, y orad por
los que os ultrajan y os
persiguen;
Ultraja o
persigue
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con
vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la
ley y los profetas.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Pero yo os digo: Amad a
vuestros enemigos,
bendecid a los que os
maldicen, haced bien a los
que os aborrecen, y orad por
los que os ultrajan y os
persiguen;
No seas vencido de lo malo,
sino vence con el bien el mal.
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con
vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la
ley y los profetas.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Pero yo os digo: Amad a
vuestros enemigos,
bendecid a los que os
maldicen, haced bien a los
que os aborrecen, y orad por
los que os ultrajan y os
persiguen;
No seas vencido de lo malo,
sino vence con el bien el mal.
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con
vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la
ley y los profetas.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Pero yo os digo: Amad a
vuestros enemigos,
bendecid a los que os
maldicen, haced bien a los
que os aborrecen, y orad por
los que os ultrajan y os
persiguen;
No seas vencido de lo malo,
sino vence con el bien el mal.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con
vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la
ley y los profetas.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Porque si amáis a los que os
aman, ¿qué mérito tenéis?
Porque también los
pecadores aman a los que
los aman.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Porque si amáis a los que os
aman, ¿qué mérito tenéis?
Porque también los
pecadores aman a los que
los aman.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Porque si amáis a los que os
aman, ¿qué mérito tenéis?
Porque también los
pecadores aman a los que
los aman.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Porque si amáis a los que os
aman, ¿qué mérito tenéis?
Porque también los
pecadores aman a los que
los aman.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Amad, pues, a vuestros enemigos, y
Ayudando al prójimo
haced bien, y prestad, no esperando de
Siendo sensibles a las
ello nada; y será vuestro galardón grande,
necesidades
y seréis hijos del Altísimo; porque él es
Amar como Cristo
benigno para con los ingratos y malos.
Vivir como Cristo
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Porque si amáis a los que os
aman, ¿qué mérito tenéis?
Porque también los
pecadores aman a los que
los aman.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Amad, pues, a vuestros enemigos, y
Ayudando al prójimo
haced bien, y prestad, no esperando de
Siendo sensibles a las
ello nada; y será vuestro galardón grande,
necesidades
y seréis hijos del Altísimo; porque él es
Amar como Cristo
benigno para con los ingratos y malos.
Vivir como Cristo
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Porque si amáis a los que os
aman, ¿qué mérito tenéis?
Porque también los
pecadores aman a los que
los aman.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Amad, pues, a vuestros enemigos, y
Ayudando al prójimo
haced bien, y prestad, no esperando de
Siendo sensibles a las
ello nada; y será vuestro galardón grande,
necesidades
y seréis hijos del Altísimo; porque él es
Amar como Cristo
benigno para con los ingratos y malos.
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Porque si amáis a los que os
aman, ¿qué mérito tenéis?
Porque también los
pecadores aman a los que
los aman.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Amad, pues, a vuestros enemigos, y
Ayudando al prójimo
haced bien, y prestad, no esperando de
Siendo sensibles a las
ello nada; y será vuestro galardón grande,
necesidades
y seréis hijos del Altísimo; porque él es
Amar como Cristo
benigno para con los ingratos y malos.
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Porque si amáis a los que os
aman, ¿qué mérito tenéis?
Porque también los
pecadores aman a los que
los aman.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Amad, pues, a vuestros enemigos, y
Ayudando al prójimo
haced bien, y prestad, no esperando de
Siendo sensibles a las
ello nada; y será vuestro galardón grande,
necesidades
y seréis hijos del Altísimo; porque él es
Amar como Cristo
benigno para con los ingratos y malos.
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Porque si amáis a los que os
aman, ¿qué mérito tenéis?
Porque también los
pecadores aman a los que
los aman.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Amad, pues, a vuestros enemigos, y
Ayudando al prójimo
haced bien, y prestad, no esperando de
Siendo sensibles a las
ello nada; y será vuestro galardón grande,
necesidades
y seréis hijos del Altísimo; porque él es
Amar como Cristo
benigno para con los ingratos y malos.
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como
yo os he amado, que también os améis unos a otros.
Porque si amáis a los que os
aman, ¿qué mérito tenéis?
Porque también los
pecadores aman a los que
los aman.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Amad, pues, a vuestros enemigos, y
Ayudando al prójimo
haced bien, y prestad, no esperando de
Siendo sensibles a las
ello nada; y será vuestro galardón grande,
necesidades
y seréis hijos del Altísimo; porque él es
Amar como Cristo
benigno para con los ingratos y malos.
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí,
malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí,
malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.
Porque tuve hambre, y no me disteis de
comer; tuve sed, y no me disteis de beber;
fui forastero, y no me recogisteis; estuve
desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en
la cárcel, y no me visitasteis.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí,
malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.
Porque tuve hambre, y no me disteis de
comer; tuve sed, y no me disteis de beber;
fui forastero, y no me recogisteis; estuve
desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en
la cárcel, y no me visitasteis.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí,
malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.
Porque tuve hambre, y no me disteis de
comer; tuve sed, y no me disteis de beber;
fui forastero, y no me recogisteis; estuve
desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en
la cárcel, y no me visitasteis.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí,
malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.
Porque tuve hambre, y no me disteis de
comer; tuve sed, y no me disteis de beber;
fui forastero, y no me recogisteis; estuve
desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en
la cárcel, y no me visitasteis.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Entonces también ellos le responderán
Maldice
Hablar bien
diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos
Ayudando al prójimo
hambriento, sediento, forastero, desnudo,
Siendo sensibles a las
enfermo, o en la cárcel, y no te servimos?
necesidades
Entonces les responderá diciendo: De cierto
os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno
Amar como Cristo
de estos más pequeños, tampoco a mí lo
Vivir como Cristo
hicisteis.
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí,
malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.
Porque tuve hambre, y no me disteis de
comer; tuve sed, y no me disteis de beber;
fui forastero, y no me recogisteis; estuve
desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en
la cárcel, y no me visitasteis.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Entonces también ellos le responderán
Maldice
Hablar bien
diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos
Ayudando al prójimo
hambriento, sediento, forastero, desnudo,
Siendo sensibles a las
enfermo, o en la cárcel, y no te servimos?
necesidades
Entonces les responderá diciendo: De cierto
os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno
Amar como Cristo
de estos más pequeños, tampoco a mí lo
Vivir como Cristo
hicisteis.
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí,
malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.
Porque tuve hambre, y no me disteis de
comer; tuve sed, y no me disteis de beber;
fui forastero, y no me recogisteis; estuve
desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en
la cárcel, y no me visitasteis.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Entonces también ellos le responderán
Maldice
Hablar bien
diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos
Ayudando al prójimo
hambriento, sediento, forastero, desnudo,
Siendo sensibles a las
enfermo, o en la cárcel, y no te servimos?
necesidades
Entonces les responderá diciendo: De cierto
os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno
Amar como Cristo
de estos más pequeños, tampoco a mí lo
Vivir como Cristo
hicisteis.
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre,
heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre,
heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre,
heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.
Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de
beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis;
enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre,
heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.
Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de
beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis;
enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre,
heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.
Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de
beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis;
enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
Entonces los justos le responderán diciendo: persigue
el ante Dios
Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te
Hacer bien
Aborrece
sustentamos, o sediento, y te dimos de
Maldice
Hablar bien
beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te
Ayudando al prójimo
recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O
cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y
Siendo sensibles a las
vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá:
necesidades
De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a
Amar como Cristo
uno de estos mis hermanos más pequeños, a
Vivir como Cristo
mí lo hicisteis.
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre,
heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.
Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de
beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis;
enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
Entonces los justos le responderán diciendo: persigue
el ante Dios
Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te
Hacer bien
Aborrece
sustentamos, o sediento, y te dimos de
Maldice
Hablar bien
beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te
Ayudando al prójimo
recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O
cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y
Siendo sensibles a las
vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá:
necesidades
De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a
Amar como Cristo
uno de estos mis hermanos más pequeños, a
Vivir como Cristo
mí lo hicisteis.
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre,
heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.
Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de
beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis;
enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
Entonces los justos le responderán diciendo: persigue
el ante Dios
Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te
Hacer bien
Aborrece
sustentamos, o sediento, y te dimos de
Maldice
Hablar bien
beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te
Ayudando al prójimo
recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O
cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y
Siendo sensibles a las
vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá:
necesidades
De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a
Amar como Cristo
uno de estos mis hermanos más pequeños, a
Vivir como Cristo
mí lo hicisteis.
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre,
heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.
Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de
beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis;
enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
Entonces los justos le responderán diciendo: persigue
el ante Dios
Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te
Hacer bien
Aborrece
sustentamos, o sediento, y te dimos de
Maldice
Hablar bien
beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te
Ayudando al prójimo
recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O
cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y
Siendo sensibles a las
vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá:
necesidades
De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a
Amar como Cristo
uno de estos mis hermanos más pequeños, a
Vivir como Cristo
mí lo hicisteis.
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y
seáis así mis discípulos.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
Entonces los justos le responderán diciendo: persigue
el ante Dios
Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te
Hacer bien
Aborrece
sustentamos, o sediento, y te dimos de
Maldice
Hablar bien
beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te
Ayudando al prójimo
recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O
cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y
Siendo sensibles a las
vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá:
necesidades
De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a
Amar como Cristo
uno de estos mis hermanos más pequeños, a
Vivir como Cristo
mí lo hicisteis.
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y
seáis así mis discípulos.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
Entonces los justos le responderán diciendo: persigue
el ante Dios
Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te
Hacer bien
Aborrece
sustentamos, o sediento, y te dimos de
Maldice
Hablar bien
beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te
Ayudando al prójimo
recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O
cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y
Siendo sensibles a las
vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá:
necesidades
De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a
Amar como Cristo
uno de estos mis hermanos más pequeños, a
Vivir como Cristo
mí lo hicisteis.
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y
seáis así mis discípulos.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
Entonces los justos le responderán diciendo: persigue
el ante Dios
Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te
Hacer bien
Aborrece
sustentamos, o sediento, y te dimos de
Maldice
Hablar bien
beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te
Ayudando al prójimo
recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O
cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y
Siendo sensibles a las
vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá:
necesidades
De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a
Amar como Cristo
uno de estos mis hermanos más pequeños, a
Vivir como Cristo
mí lo hicisteis.
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y
seáis así mis discípulos.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
Entonces los justos le responderán diciendo: persigue
el ante Dios
Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te
Hacer bien
Aborrece
sustentamos, o sediento, y te dimos de
Maldice
Hablar bien
beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te
Ayudando al prójimo
recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O
cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y
Siendo sensibles a las
vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá:
necesidades
De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a
Amar como Cristo
uno de estos mis hermanos más pequeños, a
Vivir como Cristo
mí lo hicisteis.
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y
seáis así mis discípulos.
Permaneced en mí, y yo en vosotros.
Como el pámpano no puede llevar fruto
por sí mismo, si no permanece en la vid,
así tampoco vosotros, si no permanecéis
en mí.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y
seáis así mis discípulos.
Permaneced en mí, y yo en vosotros.
Como el pámpano no puede llevar fruto
por sí mismo, si no permanece en la vid,
así tampoco vosotros, si no permanecéis
en mí.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y
seáis así mis discípulos.
Permaneced en mí, y yo en vosotros.
Como el pámpano no puede llevar fruto
por sí mismo, si no permanece en la vid,
así tampoco vosotros, si no permanecéis
en mí.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y
seáis así mis discípulos.
Permaneced en mí, y yo en vosotros.
Como el pámpano no puede llevar fruto
por sí mismo, si no permanece en la vid,
así tampoco vosotros, si no permanecéis
en mí.
Si permanecéis en mí, y mis palabras
permanecen en vosotros, pedid todo lo
que queréis, y os será hecho.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y
seáis así mis discípulos.
Permaneced en mí, y yo en vosotros.
Como el pámpano no puede llevar fruto
por sí mismo, si no permanece en la vid,
así tampoco vosotros, si no permanecéis
en mí.
Si permanecéis en mí, y mis palabras
permanecen en vosotros, pedid todo lo
que queréis, y os será hecho.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y
seáis así mis discípulos.
Permaneced en mí, y yo en vosotros.
Como el pámpano no puede llevar fruto
por sí mismo, si no permanece en la vid,
así tampoco vosotros, si no permanecéis
en mí.
Si permanecéis en mí, y mis palabras
permanecen en vosotros, pedid todo lo
que queréis, y os será hecho.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y
seáis así mis discípulos.
Permaneced en mí, y yo en vosotros.
Como el pámpano no puede llevar fruto
por sí mismo, si no permanece en la vid,
así tampoco vosotros, si no permanecéis
en mí.
Si permanecéis en mí, y mis palabras
permanecen en vosotros, pedid todo lo
que queréis, y os será hecho.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.
En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y
seáis así mis discípulos.
Permaneced en mí, y yo en vosotros.
Como el pámpano no puede llevar fruto
por sí mismo, si no permanece en la vid,
así tampoco vosotros, si no permanecéis
en mí.
Si permanecéis en mí, y mis palabras
permanecen en vosotros, pedid todo lo
que queréis, y os será hecho.
Vencer con el bien el mal
Ultraja o Interceder por
persigue
el ante Dios
Hacer bien
Aborrece
Maldice
Hablar bien
Ayudando al prójimo
Siendo sensibles a las
necesidades
Amar como Cristo
Vivir como Cristo
Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
voluntad de mi Padre que está en los cielos.