“¡Supera los problemas!”
Miguel-A.
131 seg.
(Miliki)
"Considera las
contrariedades como un
ejercicio". (Séneca).
"Haz que las contrariedades
te alienten, y los obstáculos
te engrandezcan". (Anónimo).
Recuerda que... "Nada
dura para siempre, ni
siquiera tus problemas".
(Glasow).
A eso de caer, y volver a levantarte.
De fracasar, y volver a comenzar.
De seguir un camino, y tener que cambiarlo.
De que te invada el dolor, y tener que afrontarlo.
A eso no lo llames adversidad.
Llámalo sabiduría.
A eso de aspirar a algo, y sentirte impotente.
De fijarte una meta, y tener que buscar otra.
De huir de una prueba, y tener que encararla.
De planear un proyecto, y tener que recortarlo.
De querer, y no saber... de avanzar, y no llegar.
A eso no lo llames castigo.
Llámalo enseñanza.
A eso de pasar juntos días radiantes.
Días felices, y días tristes.
Días de soledad, y días de compañía.
A eso no lo llames rutina.
Llámalo experiencia.
A eso de que tus ojos vean, y tus oídos oigan.
Y tu cerebro funcione, y tus manos trabajen.
Y tu alma irradie, y tu sensibilidad sienta.
Y tu corazón ame.
A eso no lo llames poder humano.
Llámalo milagro.
Por eso, proponte:
“Hoy trataré de vivir
exclusivamente el día, sin
querer resolver el
problema de mi vida,
entero, de una sola vez”.
Descargar

Diapositiva 1