La Pobrecita
Iba paseando tranquilamente con mi mujer, cuando de
pronto, vimos a una criaturita, semidesnuda y con sus ropas
completamente rasgadas.
Me quede atónito ante semejante escena, el espectáculo
era realmente estremecedor.
De repente nació en mi el instinto de cobijarla, brindarle
aunque fuese un poco de cariño, algo de calor humano...
intenté abrazarla y llevarla a casa...
pero mi mujer, que no tiene corazón, no me dejo..... y la
tuve que dejar marchar, sin poder hacer absolutamente
nada.. solo le saqué esta foto cuando se alejaba..
Gonzalo
http://xistes.es
Descargar

AG2- La pobrecita