Herr Arnes Pengar (El tesoro de Arnes / Sir Arne’s Treasure),
de Mauritz Stiller (1919).
Producción: Svenska Biografteatern.
Guión: Gustav Molander y Mauritz Stiller, basándose en la novela de la escritora sueca Selma
Lagerlöf, Premio Nobel en 1909.
Fotografía: Julius Jaenzon y Gustaf Boge.
Dirección artística: Harry Dahlstrom y Alexander Bako.
Vestuario: Axel Esbensen.
Seis rollos (2219 m). Cerca de 800 encuadres y cien rótulos. Cada escena dura cerca de siete
segundos. Los rótulos proceden en gran parte del texto de la novelista. El rodaje comenzó en
enero de 1919. El arquitecto de la productora se puso a trabajar la ambientación en octubre de
1918.
Reparto: Mary Johnson ( Elsalill ); Richard Lund ( Sir Archy ); Hjalmar Selander ( Sir Arne );
Concordia Selander ( la esposa de Arne; es la madre de Edith en Körkarlen, de Victor Sjöström );
Wanda Rothgardt ( Berghild ); Richard Lund (Sir Archie); Erik Stocklassa ( Sir Philip ); Bror
Berger ( Sir Donald ); Axel Nilsson ( Torarin ); Gustaf Aronson ( el capitán del barco ); Stina
Berg ( la dueña de la posada ); Jenny Öhrström Ebbesen (Katri, la madre de Torarin).
Ver el magnífico artículo de Fernando Usón Forniés (10 junio 2011):
http://shangrilaedicionesblog.blogspot.com.es/2011/06/coordinadores-mariel-manrique-hernan.html
El crítico Bengt Idestam-Almquist, en su ensayo de 1952 titulado Cine sueco. Drama y
Renacimiento (Buenos Aires, Losange, 1958), nos informa que la iniciativa de realizar esta
película fue de Victor Sjöström, quien se la ofreció a Mauritz Stiller. Poco antes de la Navidad de
1917, Selma Lagerlöf escribió a Sjöström manifestándole que si él quería hacer la película, era
suya, pero que no deseaba que la hiciesen los alemanes. En caso de que no le apeteciese, que le
sugiriese el precio que debía pedir. La productora Svenska Biografteatern decidió hacerla, y
Selma se lo agradeció a Sjöström con una postal. Fue entonces cuando Sjöström se puso en
contacto con Stiller. El crítico citado opina que esta película es más moderna que El nacimiento
de una nación, de David Wark Griffith (1915), exhibida en Estocolmo en 1920; también que El
acorazado Potemkin (1925). Los personajes de Stiller viven de manera intensa y genuina. No se
enamora de las ropas de la época, sino del Renacimiento. Trae a la conciencia los matices de las
almas, en la conciencia de Sir Archie y en el conflicto interior de Elsalill. Es muy raro que Stiller
viese Intolerancia de Griffith (1916), exhibida en Suecia en 1919, ante de rodar su película.
Los críticos franceses Maurice Bardèche y Robert Brasillach, en su Histoire du cinéma (de 1935,
revisada en 1943), valoraron mucho esta película.
Portada de la novela Herr Arnes
Penningar (1904), de la escritora sueca
Selma Lagerlöf, en la que se inspira la
película. Mauritz Stiller no siguió
fielmente la leyenda renacentista de la
novelista.
Cartel de la película (a la dcha).
Herr Arnes Pengar. A la dcha, la actriz Mary Johnson (Elsalill), y a la izq la actriz Wanda
Rothgardt (Berghild), juntas en la casa del párroco Sir Arne. En la película se las presenta como
hermanas, pues se habían criado como tales y se profesaban un inmenso cariño. En realidad,
Berghild era sobrina de Arnes y Elsalill era su hija adoptiva.
Herr Arnes Pengar. Plano de la cena en casa de Sir Arne (el actor Hjalmar Selander, con barba
blanca), en la vicaría de Solberga, cuando su esposa (a la izq; la actriz Concordia Selander) tiene
una repentina visión en la que ve a tres hombres, a varias millas de la casa, afilando sus cuchillos.
Es una visión premonitoria de la terrible desgracia que muy pronto va a abatirse sobre la familia
entera de Sir Arnes, pues los que afilan los cuchillos son tres mercenarios fugitivos escoceses que
irrumpirán en la casa llevando a cabo una carnicería, de la que sólo logra escapar Elsalill, a la que
vemos, al fondo, junto con su hermana Berghild. Stiller moldeaba a los actores hasta extraer de
ellos todo lo que quería. Axel Nilsson (el cuarto por la izq) era un empleado, no un actor
profesional, pero acaba siendo hábil, vivo y expresivo.
Herr Arnes Pengar. La esposa de Sir Arne (la actriz Concordia Selander) en el instante decisivo en el que
tiene una visión premonitoria de la terrible desgracia que muy pronto va a abatirse sobre su familia.
Herr Arnes Pengar. Richard Lund (Sir Archie), Erik Stocklassa ( Sir Philip ) y Bror Berger ( Sir Donald ). Son los tres
mercenarios fugitivos escoceses que han incendiado la casa y matado a toda la familia de Sir Arnes, menos a la joven Elsalill.
Trasladan trabajosamente por el mar helado el cofre con el enorme tesoro que guardaba Arnes en su casa. Parecía existir una
maldición sobre ese tesoro, pues su procedencia era dudosa (de los monasterios e iglesias católicas una vez que el
luteranismo ha triunfado en Suecia). La historia se desarrolla en época del rey Juan III Vasa, que ocupó el trono sueco entre
1568 y 1592.
Herr Arnes Pengar. Dos de los mercenarios fugitivos escoceses que han incendiado la casa y
matado a toda la familia de Sir Arnes, menos a la joven Elsalill. Contemplan cómo su compañero
acaba de perder el trineo con el caballo que también han robado junto con el tesoro. El trineo y el
caballo están hundiéndose en el agua, pues la capa de hielo ha cedido ante el peso. Ponen rumbo
a Marstrand, una aldea de pescadores en el SO de Suecia, donde esperarán hasta poder partir para
Escocia. En su viaje cometen el terrible crimen. La presencia de la naturaleza es un distintivo
específicamente sueco.
Herr Arnes Pengar. Richard Lund (Sir Archie), Erik Stocklassa ( Sir Philip ) y Bror Berger ( Sir Donald ). Son los tres
mercenarios fugitivos escoceses que han incendiado la casa y matado a toda la familia de Sir Arnes, menos a la joven Elsalill.
Ha transcurrido algún tiempo y se hacen pasar por caballeros, ricamente ataviados, gracias a parte del tesoro robado. La
escena recoge el momento en que encuentran a Elsalill, quien ha sido recogida por el pobre vendedor de pescado Torarin y
por la madre de éste, de nombre Katri (a la izq de la imagen; es la actriz Jenny Öhrström Ebbesen ). Ella no reconoce a los
malhechores disfrazados. Los mercenarios escoceses sí han oído, antes de acercarse, la conversación de Elsalill con la
anciana, e inmediatamente la han reconocido. Desde el primer momento de su encuentro, Sir Archie sabe quién es la
muchacha. Las calles y casas de la aldea de Marstrand fueron hechas en el patio del estudio, en la isla de Lidingö, junto a
Estocolmo. Una gran nevada favoreció al director. No se notaba que el decorado estaba pintado o era falso. Las escenas se
filmaron en un clima muy frío.
Herr Arnes Pengar. La joven Elsalill (la actriz Mary Johnson) en un plano medio del filme. Se
trata de la secuencia en la que acaba de conocer a Sir Archie, que, desprendiéndose del grupo de
sus secuaces, se le ha acercado. Ella lo mira entre perpleja y arrebatada por la llama amorosa,
aunque una ligerísima intuición de la joven (acaba de llevarse la mano al pecho) nos indica que
esta relación es imposible.
Herr Arnes Pengar. Richard Lund (Sir Archie) declarando su amor a la joven Elsalill. Ella se
siente muy alagada de que un apuesto caballero se le declare, acogiéndolo con amor, pero
también con recatado e inocente pudor. Ella no sabe quién es él. Fernando Usón Forniés ha
destacado la posición vertical de la virginal Elsalill y la posición oblicua del galán: un carácter
noble frente a otro torcido y avieso.
Herr Arnes Pengar. La joven Elsalill (la actriz Mary Johnson) en un plano del filme, instantes
antes de oír a los escoceses, en la taberna, que poseen el tesoro. Al delatarse ellos
involuntariamente, pues no se han percatado de la presencia de la doncella en la cocina, Elsalill
sufre un terrible impacto, acrecentado porque ama a Sir Archie.
Herr Arnes Pengar. Richard Lund (Sir
Archie) en un plano del filme. El amor de
Archie por Elsalill es sólo aparentemente
sincero; en parte lo interpreta como una
señal para redimir el crimen cometido. Por
eso quiere también convertirla en su esposa
y llevársela a Escocia. Cuando ella descubra
su verdadera identidad, él contestará a los
reproches embargados de una pena infinita
de Elsalill, que se comportó así, al igual que
los otros dos, porque habían perdido
momentáneamente la razón, debido al frío,
al hambre y a la bebida. Lo cierto es que
cuando cometen la atroz acción, ya han
podido saciar sus necesidades físicas
inmediatas, pues han sido socorridos a
regañadientes por una lugareña. De otro
lado, la maldad de Archie se pone de
manifiesto meridianamente cuando trata de
escapar, cercado por los soldados, poniendo
el cuerpo de Elsalill de escudo humano,
hasta el punto de que una lanza de uno de
los soldados, al continuar él avanzando,
atravesará el corazón de ella.
Herr Arnes Pengar. Richard Lund (Sir Archie) negociando con el capitán (el actor Gustaf
Aronson) del navío atrapado entre los hielos la vuelta a Escocia en cuanto el mar esté despejado.
Desde el primer momento el capitán ha desconfiado de los tres escoceses que se ocultan bajo el
disfraz de caballeros. Comprobará que tenía razón el relato que le cuenta a Torarin, aplicado
ahora a su caso. El barco seguirá estando retenido mientras que los malhechores no sean
atrapados. Una vez detenidos, el mar quedará libre de hielos y el camino expedito.
Impresionante procesión de mujeres del pueblo
enlutadas y de hombres portando el féretro que
deberá acoger el cuerpo sin vida de Elsalill,
llevado por Archie al navío, donde lo mantenía
oculto. El final, cuando se abren los hielos, fue
rodado, con riesgo de la vida, en el N de Suecia.
Impresionante procesión de mujeres del pueblo
enlutadas y de hombres portando el féretro con el
cuerpo sin vida de Elsalill. Esta escena la imitaría
consciente o inconscientemente Sergei Eisenstein,
veintiséis años después, en Iván el Terrible. Mari
Johnson está casi desvestida, y pasó mucho frío.
El trabajo del operador Gustaf Boge fue peligroso,
en la costa del N de Suecia, esperando que el
hielo rompiese.
La actriz Stina Berg, que en la película le proporciona trabajo a Elsalill en su establecimiento. Es
precisamente allí, donde la joven escucha una conversación de los asesinos que los delata. La
dueña de la taberna la persuade de que debe denunciarlos ante las autoridades, como de hecho
hace, aunque intente después salvar la vida de Archie, conminándole a que huya. Es entonces,
cuando se ve rodeado, cuando la toma miserablemente como escudo humano, lo que provocará su
muerte, en el fondo otra redención, pues de ese modo redime Elsalill su pecado de haberse
enamorado del asesino de su hermana.
Descargar

Diapositiva 1