LA ABEJA
SIGUE
ZUMBANDO
La abeja sigue zumbando
El 23 de febrero de 1983, el Gobierno presidido por Felipe González decretó la
expropiación forzosa de uno de los mayores grupos empresariales del momento:
Rumasa. El hólding presidido por José María Ruiz Mateos, que tenía a una
abeja como imagen, facturaba alrededor de 350.000 millones de pesetas, es
decir, 2.1000 millones de euros, y sumaba más de 700 empresas y una plantilla
de 65.000 personas.
En su haber, se incluían enseñas como los grandes almacenes Galerías Preciados
o las tiendas de lujo Loewe, además de entidades financieras como Banco
Atlántico o Banco de Jerez.
Miguel Boyer, ministro de Economía y Hacienda en el momento de la
expropiación, afirmó en 1997 que “la expropiación de Rumasa no fue una
medida sancionadora contra Ruiz Mateos por unos presuntos delitos que
hubieran correspondido a los tribunales depurar. Fue una medida de política
económica, con la que se quiso evitar la crisis total de un grupo en quiebra, que,
en las difíciles circunstancia de 1983, nos pareció que podría tener unas
consecuencias muy graves”.
Privatización
La primera intención del Gobierno fue nacionalizar el hólding. Sin embargo,
después de un proceso de saneamiento, se procedió a su privatización por
empresas. En paralelo, la expropiación ha motivado una batalla judicial con
múltiples frentes que todavía hoy siguen pendientes de resolución. Según
explican fuentes próximas a la familia Ruiz Mateos, “todavía está pendiente que
se produzca el justiprecio y la indemnización oportuna por ese expolio”.
El Tribunal Supremo abrió más de un centenar de procedimientos promovidos
por el propio José María Ruiz Mateos para conseguir que se le devolvieran 163
empresas del hólding. En la actualidad, los antiguos dueños de Rumasa están a
la espera de que se ejecuten sus sentencias de valoración, después de que ya se
hayan resuelto las demandas de los accionistas minoritarios. Desde su punto de
vista, el patrimonio inmobiliario de la antigua Rumasa tiene hoy un valor muy
elevado. “¿Cuánto valen los edificios que Galerías Preciados tenía en Madrid?”,
señalan las mismas fuentes.
Más etapas
Con independencia al proceso judicial, acciones llamativas como avionetas
sobrevolando ciudades españolas acusando al Gobierno de robo, o incidentes
que darían lugar a frases como “que te pego, leche” que ya forman parte del
lenguaje popular, la familia Ruiz Mateos decidió en 1990 poner los cimientos de
su nueva aventura empresarial: Nueva Rumasa.
En la actualidad, el hólding, que no ha vuelto a sectores como la banca o los
seguros, es un grupo que en conjunto mueve más de 1.500 millones de euros y da
empleo directo a más de 10.000 personas. A diferencia de su primera etapa,
Nueva Rumasa ha optado mantener cada sociedad de manera independiente. La
filosofía de los seis hijos varones de Ruiz Mateos, que son quienes conforman el
consejo de administración de la empresa, es contar con profesionales en cada
una de las empresas y no preocuparse por el día a día de la gestión. Aunque
formalmente no participa en el consejo de administración, José María Ruiz
Mateos, de 76 años, es el artífice de la Nueva Rumasa.
El nuevo grupo ha apostado por la diversificación y, así, cuenta con empresas
como Inmobiliarias Reunidas, la cadena hotelera Hotasa y el club de fútbol
Rayo Vallecano. Pero, sin duda, uno de los ejes vertebrales del grupo es la
división agroalimentaria, que incluye empresas como Grupo Dhul, Chocolates
Trapa, El Gorriaga o la firma avícola Hibramer. Una de sus últimas
operaciones ha sido la compra de Clesa a Parmalat por 188 millones, siguiendo
su filosofía de invertir en empresas que atraviesan una situación compleja. Las
bodegas, en especial en el marco de Jerez, donde se ubican Bodegas Garvey o
Zoilo Ruiz Mateos, constituyen otro pilar de sus inversiones, que se
complementan con dos distribuidoras: Los Conejos y Bambín y Garrés.
“La idea es seguir haciendo empresa, buscando la expansión con una base
sólida. Ahora, se ha cimentado la base y seguro que surgen oportunidades en el
futuro”, concluyen fuentes de la familia.
¿Qué es un holding?.
Enumera las causas por las que un
gobierno puede decretar la expropiación
forzosa de un grupo empresarial.
¿Qué es el justiprecio de una
expropiación forzosa?.
¿Cuáles son las circunstancias que
aconsejan nacionalizar un grupo
empresarial?.
En caso de nacionalización o
privatización por un gobierno de un
grupo empresarial, ¿tendrán derecho sus
propietarios a indemnización?.
Razona la respuesta.
Descargar

LA ABEJA SIGUE ZUMBANDO