“Historias de
cuernos, (II)”
Miguel-A.
¡Mi amor, ya estoy en
casa!
¡Dios mío! ¡Mi
marido!
¡Rápido!
¡Márchate!
¡Por esa ventana!
¡Rápido!
¿Pero
cómo?
¿Y ahora qué
coño hago
yo?
Es una
carrera. ¡Allá
voy!
Disculpe, señor, ¿qué
razón tiene para correr
desnudo?
¡Me gusta
practicar el
deporte como
en antiguos
tiempos!
Como los griegos en las primeras
olimpiadas. ¡Siempre desnudos!
¿En serio?
¡Hummm! ¿Y los griegos también
corrían con el condón puesto?.
Descargar

Diapositiva 1