LECTIO DIVINA PARA NIÑOS
Programa de capacitación de
Lectio Divina para Niños
promovido por
“Fundación Ramón Pané Inc.”
Presidente Honorario: Cardenal Oscar Rodríguez Madariaga.
Presidente: Hno. Ricardo Grzona.
Diseño de la presentación: Eduardo Pineda.
Hola Misioneritos
Lectio Divina
Domingo Vigésimo Segundo
Ciclo B
«Ustedes descuidan el mandato de Dios y
mantienen la tradición de los hombres»
Prepárate para iniciar:
Materiales:
Hoja de trabajo No. 39
Lápices de colores para pintar.
La Palabra de Dios para la lectura
INSTRUCCIONES EN ROJO
INVOCACIÓN AL
ESPIRITU SANTO
•
•
•
Jesús Maestro, tu eres Camino, la Verdad y la Vida. Te damos gracias por el don de la
Sagrada Escritura. Envíanos tu Espíritu para que nos ayude y enseñe a leer La Biblia y a
rezar con ella.
Queremos aprender y hacer todo lo que tu predicaste.
Junto a María prometemos recordar tu Palabra, conservarla en nuestra mente y meditarla
en nuestro corazón como ella lo hizo. Amén.
TEXTO BIBLICO: Marcos 7, 1-8.14-15.21-23
«Ustedes descuidan el mandato de Dios y mantienen la tradición de los
hombres»
7,1: Se reunieron junto a él los fariseos y algunos letrados venidos de
Jerusalén. 7,2: Vieron que algunos de sus discípulos tomaban alimentos con
manos impuras, es decir, sin lavárselas. 7,3: –es que los fariseos y los judíos,
en general, no comen sin antes lavarse cuidadosamente las manos, siguiendo
la tradición de los mayores; 7,4: cuando vuelven del mercado, no comen sin
antes lavarse; y observan otras muchas reglas tradicionales, como el lavado
de copas, jarras y ollas–.
7,5: De modo que los fariseos y los letrados le preguntaron: —¿Por qué no
siguen tus discípulos la tradición de los mayores, sino que comen con manos
impuras? 7,6: Les respondió: —Qué bien profetizó Isaías de la hipocresía
de ustedes cuando escribió: Este pueblo me honra con los labios, pero su
corazón está lejos de mí; 7,7: el culto que me dan es inútil,
ya que la doctrina que enseñan son preceptos humanos. 7,8: Ustedes
descuidan el mandato de Dios y mantienen la tradición de los hombres.
7,14: Llamando de nuevo a la gente, les decía: —Escuchen todos y
entiendan. 7,15: No hay nada afuera del hombre que, al entrar en él, pueda
contaminarlo. Lo que lo hace impuro, es lo que sale de él.
7,21: De dentro, del corazón del hombre salen los malos pensamientos,
fornicación, robos, asesinatos, 7,22: adulterios, codicia, malicia, fraude,
desenfreno, envidia, blasfemia, arrogancia, desatino. 7,23: Todas esas
maldades salen de dentro y contaminan al hombre
PALABRA DE DIOS.
(BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO)
LECTURA
¿Que dice el texto...? Lee de nuevo el
evangelio en silencio, revisa las frases que
han puesto nuestros amigos y coméntalas en
tu grupo o familia.
Este domingo se nos presenta el
Evangelio de San Marcos en su
capítulo séptimo, para que
reflexionemos, y profundicemos en
este tiempo litúrgico del año. El
relato leído transcurre durante la
actividad pública de Jesús en Galilea.
.
La primer parte referida a la
discusión acerca de las
tradiciones, en donde los
protagonistas vuelven a ser los
fariseos y letrados. Y una
segunda parte en la que Jesús
como Maestro responde
enseñando sobre lo puro y lo
impuro.
Cuando hablamos de pureza, o puro se
hace referencia a lo contrario de sucio o
manchado. Para quitar la suciedad del
cuerpo, es necesario lavarlo. En la
tradición del Antiguo Testamento se
atribuía una gran importancia a los
rituales, por ejemplo, a lavarse las manos
antes de comer, de lo que habla el texto
antes citado.
Es por eso que los judíos se le acercan a Jesús, y
le presentan en un tono de “queja” el obrar de
sus discípulos, exponiéndolos como
transgresores de la tradición. El ser humano
debe siempre orientarse a los mandamientos de
Dios, de esto se trata la vida cristiana. Los
mandamientos deben ser su hoja de ruta,
ordenadores de la vida, para lograr la felicidad no
sólo en el cielo sino tambien aquí mismo en la
tierra. Feliz es el que escucha la Palabra de Dios,
y la practica (Lc. 11, 28).
Dios ve en el corazón, en lo íntimo de cada
uno, la fuente de la pureza, que lo hace noble
y bueno, pero así también ve la impureza
moral que lo hiere y corrompe. Dios conoce
el corazón humano, esto más que una
enseñanza es un acto de conciencia, saber
que conoce nuestro interior, nos hace querer
ser agradable a sus ojos. Es la vida interior, lo
que se tiene dentro, y que se vive en el
corazón, lo que determina nuestra vida
exterior.
Preguntémonos para reconstruir el
texto:
¿Quiénes llegaron de Jerusalén para ver a
Jesús?
¿Cuál de las tradiciones no cumplían algunos
de los discípulos?
Según las palabras de Jesús ¿con qué
remplazan los mandamientos de Dios?
¿Qué es lo que hace impuro al hombre?
MEDITACIÓN
¿Qué me dice a mí el texto?
¿A menudo me mueven las pasiones o las malas obras,
¿Corrijo las pequeñas faltas de los demás, pero me
permito caer en faltas mucho mas graves?
¿Estoy pronto a juzgar y a condenar los errores ajenos,
pero a la hora de juzgarme a mí mismo me justifico con
facilidad?
¿Entiendo que un cristiano que vive con coherencia su
fe, se convierte en un fuerte motor evangelizador?
¿Entiendo que la alegría verdadera nace de hacer el
bien?
¿Qué significa para mí, que Dios ve mi corazón?
ORACIÓN
¿Qué le digo yo al Señor?
Puedes orar los primeros versos del Salmo 23 (22).
Sé que cualquier rincón del camino es
bueno para el encuentro, que en cualquier
ser humano me sales al paso, que en
cualquier instante te dejas ver y me das la
gran sorpresa Mi Dios, cercano y amigo,
con quien voy construyendo un mundo de
esperanza Que acepte tu voz de Padre en
mis hermanos,
que sienta tu mano de amigo en mis
proyectos. Porque tú eres familia, eres
comunidad, eres parroquia.
Gracias, mi Dios, cercano y amigo, tan divino
que, en Jesús, te has hecho hombre como
nosotros.
Gracias, mi Dios, cercano y amigo para
siempre. AMÉN -
CONTEMPLACIÓN
Para el momento de la contemplación podemos
repetir varias veces este versículo final de este
Evangelio para que vaya entrando a nuestra
vida, a nuestro corazón.
«Señor, crea en mí un corazón
puro» (Salmo 50)
Y de esta forma nos ponemos en contemplación,
repitiendo y agradeciendo a Jesús que venga.
ACCIÓN
¿A QUÉ ME COMPROMETO PARA SER MEJOR
MISIONERO DE JESÚS BUEN PASTOR?
En el grupo. Vamos a escribir propósitos del grupo para
ser testimonios y tomarse un tiempo para evaluarnos a
ver si realmente los estamos cumpliendo.
ORACIÓN FINAL…
Agradezcamos a Jesús que al
compartirnos su palabra y
cuidarnos como buen Pastor , nos
da la oportunidad de demostrarle
cuanto le amamos. Pensemos en
aquellos que no le conocen y por
eso no le aman y oremos juntos el
Padre Nuestro.
Hasta el otro domingo querido amiguito…..
Recuerda que la Palabra de Dios, debe reinar en tu corazón.
El próximo domingo
viviremos la Lectio Divina
DIOS TE BENDIGA
Descargar

Misioneritos