Ángeles en
el callejón
Juan Mendizabal
Entre Rios – Argentina
Para avanzar a la siguientes pantallas presione la tecla ENTER o haga click con el
botón izquierdo del mouse
Musica: El cóndor pasa
Diane, una joven estudiante
cristiana de la universidad, estaba
en casa por el verano.
Fue a visitar algunos amigos en la
noche y por quedarse platicando
se le hizo muy tarde, más de lo
que había planeado y tuvo que
caminar sola a su casa.
No tenía miedo porque vivía en
una ciudad pequeña y vivía sólo a
unas cuantas cuadras del lugar.
Mientras caminaba a su casa,
pidió a Dios que la mantuviera
salvada de cualquier mal o
peligro. Cuando llegó al callejón
que le servía como atajo para
llegar más pronto a su casa
decidió tomarlo.
Sin embargo cuando iba a la
mitad, notó a un hombre parado
al final del callejón y se veía como
que estaba esperando por ella.
Diane se puso nerviosa y empezó
a rezar a Dios por protección.
Al instante un sentimiento de
tranquilidad y seguridad la
envolvió, sintió como si alguien
estuviera caminando con ella;
llegó al final del callejón y camino
justo enfrente del hombre pero no
pasó nada y llegó bien a su casa.
Al día siguiente, leyó en el
periódico que una chica había
sido violada en aquel mismo
callejón unos 20 minutos después
de que ella pasara por allí.
Sintiéndose muy mal por esa
tragedia y pensando que pudo
haberle pasado a ella, comenzó a
llorar dando Gracias a Dios por
haberla cuidado y le rogó que
ayudara a la otra joven.
Decidió ir a la estación de policía,
pensó que podría reconocer al
hombre y les dijo su historia.
El policía le preguntó si estaría
dispuesta a identificar al hombre
que vio la noche anterior en el
callejón, ella accedió y sin dudar
reconoció al hombre en cuestión.
Cuando el hombre supo que había
sido identificado,
se rindió y confesó.
El policía agradeció a Diane por
su valentía y le preguntó si había
algo que pudieran hacer por ella y
ella le pidió que le preguntaran al
hombre por qué no la atacó
a ella cuando pasó por
el mismo callejón.
Cuando el policía le preguntó al
hombre el contestó: "Porque ella
no estaba sola, había dos hombres
altos caminando uno a
cada lado de ella"
Si recibiste este mensaje, da gracias a Dios
de tener a alguien que piensa en ti.
No todos tenemos ese privilegio.
Si tienes algo para compartir, envíanoslo a:
[email protected]
Otras presentaciones las podes descargar desde aca:
http://www.rediaria.com/
http://negocios-virtuales.no-ip.info/buenhumor/
Suscríbete a nuestro grupo de correos por medio del cual recibirás un
correo diario con mensajes reflexivos y buena onda
[email protected]
Si no tenes correo Yahoo para suscribirte o tenes problemas, me podes
enviar un mail a buen_humor_2002 @yahoo.es
poniendo en el asunto: Suscribir
Para colaborar con dinero para el mantenimiento de la lista ingresa
aquí
http://www.rediaria.com/colaborar.php
Buen Humor es un servicio totalmente gratis, a las personas que quieran
realizar una donación de dinero para el mantenimiento de la lista, pueden
hacerlo aquí o escribiendo un correo a [email protected]
poniendo en asunto: COMO DONAR
Descargar

Diane, una joven estudiante cristiana de la universidad