Música: “El mundo
engaña a Jesús” de
la Pasión de Bach
Monjas de Sant Benet de Montserrat
La Semana Santa no son
unas vacaciones de primavera
JESÚS NOS INVITA
A REVIVIR CON ÉL
EL PASO DE LA
MUERTE A LA VIDA
Lc 19:28-40 Jesús iba delante, subiendo hacia Jerusalén.
Jesús va
delante de
nosotros
en este
CAMINO.
Ciudad de Jerusalén desde
el Monte de los Olivos
Y aconteció que cuando se acercó a Betfagé y a Betania,
cerca del monte que se llama de los Olivos, envió a dos de
los discípulos, diciendo: Id a la aldea que está enfrente, en la
cual, al entrar, encontraréis un pollino atado sobre el cual
nunca se ha montado nadie; desatadlo y traedlo.
Pueblo de
Betfagé
(Palestino)
Él prepara una humilde entrada en Jerusalén
Y si alguien os pregunta: "¿Por qué lo desatáis?", de esta
manera hablaréis: "Porque el Señor lo necesita." Entonces
los enviados fueron y lo encontraron como Él les había
dicho. Mientras desataban el pollino, sus dueños les dijeron:
¿Por qué desatáis el pollino? Y ellos respondieron: Porque el
Señor lo necesita.
¿Qué
puedes
ofrecer a
Jesús para
que pueda
entrar en tu
casa, o en tu
ciudad?
Y lo trajeron a Jesús, y echando sus mantos sobre el pollino,
pusieron a Jesús sobre él.
Detrás de la
reja, piedra
de Betfagé
con
decoraciones
bizantinas,
que recuerda
Jesús
subiendo
sobre el
pollino
Con un asno Jesús tiene suficiente.
Y mientras Él iba avanzando, tendían sus mantos por el
camino.
“No cojas
sólo ramos
de olivo,
sino échate
tú mismo
a sus pies”
(S. Agustín)
Cuando ya se acercaba,
junto a la bajada del monte
de los Olivos, toda la
multitud de los discípulos,
regocijándose, comenzó a
alabar a Dios a gran voz por
todas las maravillas que
habían visto,
Si hoy alabamos a
Dios a grandes
voces, el Viernes no
podemos pedir
su muerte . . .
ni la de ningún otro
hermano.
diciendo: ¡BENDITO EL REY QUE VIENE EN EL NOMBRE
DEL SEÑOR! ¡Paz en el cielo y gloria en las alturas!
Confesar a
Jesús no es
sólo ir a misa
el domingo de
ramos, sino
seguirlo por el
Camino del
evangelio
Entonces algunos de los fariseos de entre la multitud le
dijeron: Maestro, reprende a tus discípulos.
Tal vez preferimos silenciar a aquellos que
denuncian las injusticias escandalosas
Respondiendo Él, dijo: Os digo que si éstos callan, las
piedras clamarán.
... Pero si
hoy nos
callamos,
mañana
clamarán
las piedras
de nuestro
planeta
arrasado.
La entrada del domingo de Ramos
no es sólo un triunfo de la humildad
Sino un compromiso con la
SALVACIÓN del mundo,
aunque sea a costa de
nuestra renuncia
Cuando su hijo lo quiere matar, el rey
David se escapa por el Monte de los
Olivos. Cuando su Pueblo lo quiere matar,
Jesús entra, por el mismo Monte,
hacia la Ciudad
PLEGARIA
Tu que no quisiste ahorrarte
el sufrimiento ni la muerte
por el bien de tus hermanos,
haz que también nosotros
amemos nuestra HUMANIDAD
“hasta el extremo”.
www.benedictinescat.com
Descargar

Domingos Ramos