No ofrezcas a DIOS sólo el dolor de tus penitencias…,
ofrécele también tus alegrías…
DIOS creó el desierto para que el hombre pudiera
sonreir al ver las palmeras...
DIOS es el mismo, aunque tenga mil nombres…, pero
tienes que elegir uno para llamarlo...
Cuando DIOS quiere enloquecer a álguien
satisface todos sus deseos...
DIOS siempre nos da una “segunda oportunidad “en la vida.
DIOS juzga al árbol por sus frutos y no por sus raíces...
Todas las mañanas DIOS nos muestra su sonrisa...
A cada edad de un hombre, el SEÑOR le da
sus propias inquietudes…
Toda la energía, toda la sabiduría, viene de la misma
fuente desconocida, que normalmente llamamos
DIOS...
Sólo el que es feliz, puede repartir felicidad...
PERFUMA TU VIDA CON EL AROMA DE TUS BUENAS OBRAS….
Descargar

Perfume de magnolias