“PREJUICIOS”
Conecta el sonido
¿Has 0ído hablar de Susan Boyle?
Susan es una cantante encantadora, escocesa,
que llegó a la fama por su aparición, el 11/04/09,
en el popular show de búsqueda de talentos
Britain’s Got Talent del Reino Unido.
Desempleada, soltera, 47 años, afirmó que nunca fue besada
y que muchas veces la consideraron retrasada o retardada
a lo largo de su vida.
Cuidó de su madre anciana en la villa de Blackburn.
En el momento que subió al escenario para probar su suerte,
esta simpática señora del interior, con su gesto tímido,
arrancó de la platea risitas y signos de desdén y descrédito...
Desprovista de cualquier señal
de belleza, dijo a los miembros
del jurado que le gustaría ser
comoElaine Paige
(una famosa y elegante cantante).
Para los escépticos,
aquello sonaba ridículo.
Su sueño era ser cantante
profesional y presentarse
a una gran platea, aunque nunca
tuvo la oportunidad.
Ese día pretendía cantar
“ I dreamed a dream”
del musical “Los miserables”.
Despreciada por los miembros del jurado y por toda la platea,
enfrentó la verguenza y el desprecio y ... comenzó a cantar.
El teatro se vino abajo.
El desempeño vocal de Susan fue tan grande
que la platea llegó al delirio, muchos se emocionaron.
Al final, fue aplaudida de pie.
Esta canción que estás escuchando es la que cantó en esa ocasión.
Al día siguiente YouTube se encargó de divulgar la noticia del nuevo talento
descubierto, escondido detrás de un rostro simple y bonachón.
En
pocas semanas hubo más de 100 millones de accesos al video
de
Susan Boyle en YouTube.
La dueña de esa voz se convirtió en una celebridad en una hora.
En mayo de 2009 volvió al programa para cantar “Memory”,
del musical Cats. Nuevamente la platea vibró
con su extraordinaria potencia vocal.
¿Por qué esta historia llamó tanto la atención?
Simplemente por el hecho de que los seres humanos juzgamos los rótulos
antes de conocer los contenidos. Cuando Susan dijo que quería
ser como Elaine Paige, todos ríeron. Infelizmente somos así:
Juzgamos a nuestros semejantes sin piedad.
Para muchos, Susan colocó a Paige “en el bolso”.
¿Por qué alguien considerada “fea” no podía cantar bien?
Las personas prejuzgan a los demás por su apariencia.
Algo bonito tiene más oportunidad de ser aceptado que algo feo.
Su simpatía y principalmente su voz conquistaron al mundo.
¿Fue un choque ver a alguien con aquella apariencia
cantando tan divinamente?
Para la mayoría, sí. ¡Pero vean hasta qué punto llegamos!
Somos capaces de juzgar a nuestros semejantes por la apariencia,
sin conocer lo que nos pueden ofrecer.
Fuimos capaces de reír y menospreciar tamaño talento
por nuestros patrones de belleza.
Casi enterramos un sueño a cambio de maquillaje y estética.
Desde los 12 años Susan soñó con cantar profesionalmente,
pero nunca fué aceptada por nadie. La primera canción que escogió
no podía ser más oportuna. (I dreamed a dream – Yo tuve un sueño).
Un sueño que parecía imposible para una persona relegada
fue realizado en un abrir y cerrar de ojos.
Fuentes seguras, que conocen a Susan, afirmam que es una persona
maravillosa y que el mundo se demoró en conocerla.
Las mujeres que hoy son suceso son bonitas, con ropas ajustadas, sensuales
y provocativas.
Nuestra sociedad se reivindicó con Susan Boyle.
La ‘Fiona’ de la música internacional conquistó millones de corazones
y arrancó lágrimas a los más insensibles, siendo ella misma,
no corriendo detrás de estereotipos, ni patrones de belleza artificiales,
utilizó su belleza natural (su voz).
Ésa fue su receta.
¿Habremos aprendido la lección?
¿Cuántas Susan existen por ahí?
¿Cuántas personas que consideramos ridículas
esconden riquezas invisibles ?
Al final de la primer audición, los miembros del jurado
se disculparon con Susan.
Amanda Holden fue categórica al decir:
“Estoy impactada, todos estábamos contra usted y veo que fuimos
arrogantes. Usted nos dió la mejor lección que tuvimos.
Sólo me gustaría decirle que fue un privilegio poder escucharla aquí.”
Comencemos a mirar el interior de los ojos de las personas.
Sólo así las conoceremos verdaderamente
y no correremos el riesgo de perder las joyas que la vida nos ofrece.
Que esta historia nos sirva de ejemplo.
Una mujer ignorada dio un gran salto mostrando su talento
de la forma más simple y desintegró los prejuicios generados
por nosotros mismos.
Ahora el mundo vuelca sus atenciones
en la estrella recién descubierta.
¿Un reconocimiento tardío del talento de Susan?
Surgen invitaciones de todas partes del mundo, grabadoras, estilistas,
productores, cineastas y hasta de la Casa Blanca.
Ella está muy feliz.
Sin duda se encargarán de mejorar la imagem de la mega-estrella.
La Susan que veremos cantando estará un poquito más “elaborada”.
Pero no importa. Lo que teníamos que aprender es lo que ya aprendimos.
A ti te puede gustar o no el estilo de Susan, pero no puedes negar
que ella dio una lección moral y ética a la humanidad tan mezquina.
Debemos considerar la esencia de las personas,
la pureza que cada una lleva en sí misma
y no juzgarlas por las apariencias.
Dejemos de ser moralmente miserables.
Susan representa nuestras fragilidades.
Todos tenemos interiormente un poquito de Susan en algún aspecto.
Tenemos miedos, recelos, complejos.
Pero no podemos sucumbir a los mismos.
Mostremos a la platea de la vida que, a pesar de todo, somos capaces.
A pesar de nuestras flaquezas, todos tenemos las mismas oportunidades.
Gracias, Dios, por mostrarte a través de Susan Boyle.
Esperamos no dormirnos nuevamente en la arrogancia.
El diario “The guardian” resume en una frase profunda
el sentimiento que brotó en los corazones al ver y oír a Susan Boyle
cantando con su pureza y simplicidad:
“¿Susan Boyle es fea ? ¿O somos nosotros?”
Reflexiona
Los feos SOMOS NOSOTROS, no ella.
I dreamed a dream
There was a time when men were kind
When their voices were soft
And their words inviting.
There was a time when love was blind
And the world was a song
And the song was exciting.
There was a time ... then it all went wrong
I dreamed a dream in days gone by
When hopes were high and life worth living,
I dreamed that love would never die
I dreamed that God would be forgiving.
That I was young and unafraid,
When dreams were made and used and wasted.
There was no ransom to be payed,
No song unsung, no wine untasted.
But the tigers come at night,
With their voices soft as thunder,
As they tear your hope apart
As they turn your dreams to shame
He slept a summer by my side.
He filled my days with endless wonder,
He took my childhood in his stride,
But he was gone when autumn came.
And still I dreamed he'd come to me
And we would live the years together,
But there are dreams that cannot be
And there are storms we cannot weather.
I had a dream my life would be
So different from this hell I'm living
So different now from what it seemed
Now life has killed the dream
I dreamed.
Yo tuve un sueño
Hubo un tiempo cuando los hombres eran amables
Cuando sus voces eran suaves
Y sus palabras invitaban
Hubo un tiempo cuando el amor era ciego
Y el mundo era una canción
Y la canción era excitante
Hubo un tiempo... Entonces todo cambió
Yo tuve um sueño en un tiempo que ya se fue
Cuando había grandes esperanzas y valía la pena vivir
Yo soñe que el amor nunca moriría
Yo soñé que Dios perdonaría
Entonces yo era joven y valiente
Cuando los sueños se realizaban
No había que pagar rescates
Ninguna canción desconocida, ningún vino sin probar
Pero los tigres llegaron en la noche
Con sus voces suaves como truenos
Y rompieron las esperanzas en pedazos
Y transformaron los sueños en verguenza
Él durmió un verano a mi lado
Él llenó mis días de maravillas infinitas
Él hizo de mi infancia un éxito
Pero él se fue cuando el otoño llegó
Y aún sueño que vendrá a mí
Y pasaremos la vida juntos
Pero hay sueños que no pueden realizarse
Y tempestades que no podemos desafiar
Yo soñé que mi vida sería muy diferente
De este infierno que estoy viviendo
Tan diferente de lo que parecía
Ahora la vida ha matado mi sueño
Yo soñé...
Disfruta a “ Susan Boyle ” en YouTube.
Te va a encantar.
Descargar

Slide 1