Rocío García Guerras
Cervantes- su vida
• De la vida de Cervantes Saavedra no se saben con certeza
los detalles. Por eso mucho de lo que se cuenta es
solamente posible. Nació en un pueblo cerca de Madrid,
Alcalá de Henares, en 1547. Es posible que tuviera
ascendencia conversa. Su carrera de escritor se inicia con
la publicación de cuatro poesías, en 1569, bajo la tutoría de
su maestro Juan López de Hoyos. Estudió en Valladolid y
en Madrid.
• Se aparta de las letras y se va al campo de las armas. Con
el sobrenombre de” El Manco de Lepanto” volvió de
Turquía, al haber perdido el brazo izquierdo en una batalla.
Al volver a España, él y su hermano son capturados por
piratas argentinos. Son rescatados por unos frailes. En
Argel está cautivo por 5 años. Una vez en España, se casa
con Catalina de Salazar, con la que no llega a ser feliz.
• A partir de ese momento desempeñó diferentes cargos,
como: proveedor de la Armada Invencible, y para
Hacienda Pública, terminando en la cárcel de nuevo, por
cuestiones de fraude. Después del Quijote, y ya en los
últimos años de su vida tuvo mucha actividad literaria.
Murió en Madrid, en 1616.
Cervantes – su obra
• Cervantes escribió poesía, comedia y novela. No tuvo
mucho éxito en sus trabajos, excepto en la novela.
Escribió, lo que consideraba su obra maestra, Persiles y
Segismunda (novela Bizantina). Otras obras de
importancia son: “La Galatea, (novela pastoril), Novelas
ejemplares (doce novelas, unas para entretener-Rinconete
y Cortadillo, El celoso extremeño, El casamiento
engañoso, La gitanilla; otras son idealistas- El amante
liberal, La española inglesa, La señora Cornelia.”
• Cervantes escribió dramas, ocho comedias y ocho
entremeses, con interés cómico y picaresco (El rufián
dichoso). Escribió entremeses y obras cortas (La cueva de
Salamanca). Se encuentra en su lista de escritos, una obra
extensa en verso, tercetos (El Viaje al Parnaso).
• La obra por la que se le ha conocido mundialmente, y que
ha hecho inmortal a Cervantes, es Don Quijote de la
Mancha. La primera parte se publicó en 1605, y la segunda
en 1616.
EL INGENIOSO HIDALGO DON QUIJOTE DE LA MANCHA
En el libro hay una infinidad de
capítulos donde se narran las
peripecias de don Quijote, en su
locura de ser caballero andante. Se
van sucediendo una tras otra, las
salidas de don Quijote, y los
cambios que van sucediendo en él y
en su escudero Sancho, que se
translucen en las conversaciones
constantes entre ambos.
• Esta novela se ha traducido a
muchos idiomas, y se ha estudiado y
analizado desde diferentes prismas.
A lo largo de cuatrocientos años, el
mundo ha ido cambiando y la
manera en la que se ha analizado y
criticado el libro también.
• Uno de los temas constantes en la
novela, y estudio común de la obra
es el idealismo.
El idealismo en el Quijote
• Don Quijote representa el idealismo
en la obra, un ideal de gloria y honor.
Un ideal antiguo.
• Sancho representa el contrapunto a
ese idealismo, el realismo.
IDEALISMO Y REALISMO EN EL QUIJOTE. AMBROSIO RABANALES
DON QUIJOTE
• Locura. En un tiempo cuando los libros se
empezaban a leer en silencio, en vez de en voz alta,
Cervantes presenta a un lector que pierde el juicio
por ello. Un esquizofrénico.
• Transformación de la realidad. Con ésta pone de
manifiesto su locura e idealismo, intrínsecamente
unidos. Los encantadores son su último recurso.
• El amor idealizado. Amor idealista, platónico,
creado a medida. Dulcinea.
• Significado. Quijote: Persona dispuesta a internenir
en asuntos ajenos en defensa de la justicia.
Idealismo: Filosofía y concepción del mundo.
• Idealismo y realismo. Difícil definir la frontera entre
ambos. Don Quijote da consejos idealistas a
Sancho.
• Sentido democrático. Una idea de igualdad de los
seres humanos.
SANCHO PANZA
• Realista. El opuesto de la idealización
de don Quijote, el sentido común es
Sancho.
• Transformación. Sancho se quijotiza y
Quijote se sanchifica.
• Democracia. También Sancho es
democrático, por las enseñanzas de
don Quijote.
EL IDEALISMO MORAL DE DON QUIJOTE. EDUARDO FRANCOLÍ
• Prólogo. “No he podido contravenir el orden de la
naturaleza”
• Contradicción. Antojo = pasajero, inspiración =
permanente. Crea ambigüedad.
• Se plasman los ideales del autor. Cervantes crea
a don Quijote para mostrar el peligro de malgastar el
idealismo moral en empresas inútiles.
• Eficacia del idealismo. Es nula. Don Quijote tiene
18 intervenciones no fructíferas, en la primera parte.
• Injusticia. Percibe injusticia, le duele y quiere salir a
arreglar el mundo. Ressultado decepcionante
• Error juicio-moral. Don Quijote con error de juicio y
la gente con error moral.
• Falsa apariencia. Característico del siglo
XVII.
• Víctima de idealismo. Sancho “a todos nos
alcanza parte de vuestra desgracia”
• Fracaso del idealismo. En el fondo es una
crítica al aspecto práctico de la sociedad.
• El descenso de don Quijote. Es idealista
hasta el final, pero la realidad es muy cruda.
Afirma los valores humanos de don Quijote.
• Armas y letras. Cervantes utiliza al
idealismo guerrero de don Quijote, para
mostrar su preferencia a las armas.
• Idealismo. Es la fuerza de don Quijote.
En esto, descubrieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo; y, así como
don Quijote los vio, dijo a su escudero: La ventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que
acertáramos a desear, porque ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta, o
pocos más, desaforados gigantes, con quien pienso hacer batalla y quitarles a todos las vidas,
con cuyos despojos comenzaremos a enriquecer; que ésta es buena guerra, y es gran servicio
de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra. ¿Qué gigantes? dijo Sancho Panza.
Aquellos que allí ves respondió su amo de los brazos largos, que los suelen tener algunos de
casi dos leguas. Mire vuestra merced respondió Sancho que aquellos que allí se parecen no
son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que,
volteadas del viento, hacen andar la piedra del molino. Bien parece respondió don Quijote que
no estás cursado en esto de las aventuras: ellos son gigantes; y si tienes miedo, quítate de ahí, y
ponte en oración en el espacio que yo voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla. Y,
diciendo esto, dio de espuelas a su caballo Rocinante, sin atender a las voces que su escudero
Sancho le daba, advirtiéndole que, sin duda alguna, eran molinos de viento, y no gigantes,
aquellos que iba a acometer. Pero él iba tan puesto en que eran gigantes, que ni oía las voces de
su escudero Sancho ni echaba de ver, aunque estaba ya bien cerca, lo que eran; antes, iba
diciendo en voces altas: Non fuyades, cobardes y viles criaturas, que un solo caballero es el que
os acomete
DON QUIJOTE
•DON QUIJOTE
Descargar

Slide 1