“MAL
ENTENDIDO”
Después de diez años de
haberse ido de su casa, la
hija regresa de nuevo.
Al ver a su padre, la joven
llora afligidamente, pues
sabe que en su casa están
muy apegados a la religión
católica, y por ese motivo
no la perdonaran.
Su padre se le acerca y le
pregunta:
¿Donde has estado tanto
tiempo, sin dar señales de
vida?
¡No sabes cuanto ha sufrido
tu madre, por tí!
Perdón, papá, pero es que
me he vuelto prostituta...
¿Como?... ¿Que?...
¡Lárgate inmediatamente
de esta casa!...
Sinvergüenza, inmoral,
perversa...mala hija!.
Sabes perfectamente que en
nuestra casa somos
acérrimos al catolicismo
practicantes!
¡Vete!, no quiero saber
nada de ti, pecadora ....!
Si Papá, ya me
voy... lo siento, te
comprendo, sabia
que Ustedes no me
aceptarían.
Solo vine a traerle
a mamá las
escrituras de esta
casa en Marbella,
y un cheque de
500.000 Euros
para pagar los
estudios de mi
hermano en Oxford.
Y a ti papá, te traía un
reloj Rolex y las llaves
de un Mercedes último
modelo, que lo tengo
aparcado en la puerta
de tu casa.
Hijita… Hijita…
¿En que dijiste que te
has convertido?
En prostituta, papá..
¡Uf!.... Que susto, había
entendido ¡Protestante!
Pasa, cariño, pasa…
dame un beso y siéntate,
que esta es tu casa.
Descargar

Diapositiva 1