IMPERIO ROMANO
La noción de imperio romano se extiende tanto
al territorio conquistado y administrado por
Roma durante su expansión militar, como el
sistema de gobierno que sustituyó a la
República.
Durante el sistema imperial el poder se
encontraba en las manos del emperador.
Octavio Augusto, emperador

Octavio logró organizar un sistema de gobierno que
teóricamente conservaba todas las instituciones de la
República; pero que, al mismo tiempo, le otorgaba la
totalidad del poder, necesario en aquellos momentos en
que el Imperio debía hacer frente a grandes y graves
problemas.
A Octavio se le confirieron dos títulos que le daría un
poder ilimitado: imperator, el más alto jefe militar, y
príncipe, el primero entre todos los senadores y
ciudadano de Roma.
A Octavio se le llamó Augusto, que significa venerado y
sagrado.
El año 27 a.C. mediante un acto constitucional, el Senado
legalizó un nuevo sistema de poder; el Principado. Este
fue el comienzo de una nueva etapa en la historia de
Roma: el Imperio.
Otros títulos que le conferían poder era el de Cónsul(que le
era dado por el Senado) y el de Tribuno de la plebe con lo
que juntaba el poder de la aristocracia y el pueblo.
También era Pontífice Máximo lo que le daba poder en
materia religiosa, en el ámbito privado también intervenía
con su titulo de Censor con lo que afectaba las costumbres e
incluso las fortunas.
Mantiene las formas de las magistraturas republicanas pero
vacías de contenido. Las elecciones eran ficticias, se anulan
las asambleas populares por ser peligrosas.
El siglo de Augusto



El principado se caracterizó por la
supervivencia aparente de las
instituciones republicanas y la
fuerte concentración del poder en
la persona del emperador.
El año 19 a.C. el Senado le otorgó
el derecho de emitir las leyes que
considerase convenientes.
Octavio Augusto apareció
investido de tanto y tan alto
poderes, que en las provincias
terminó adorándolo como a un
dios.
Disciplina severa en
las tropas. Diezmaba
(ejecutaba a uno de
cada 10) a las tropas
que perdían
La política interna: Con Octavio Augusto se inició
un periodo de reorganización del imperio. Se
volvió a la austeridad y a las viejas costumbres. Se
produjo un renacer de los valores tradicionales: el
espíritu religioso y el patriotismo.

El Senado Compartió las labores
de gobierno. Aumentaron las
actividades legislativas; se formó,
además, una Comisión senatorial
que debía asesorar a Augusto.
La Asamblea Del Pueblo se
mantuvo, pero su poder se vio muy
disminuido. Conservó la facultad de
elegir a los magistrados; pero de
hecho, sólo nombraba a aquellos
que contaban con la aprobación de
Augusto.
La administración: era muy importante que la
organización administrativa se adecuara a la gran
extensión del Imperio.
Reforma Administrativa de Octavio
La administración de las provincias se repartió entre el
emperador, que tenía a su cargo las provincias limítrofes de
las fronteras, que eran las provincias imperiales, y el
Senado, que se hizo cargo de las administración de las
llamadas provincias senatoriales.
Reorganización militar


Augusto abrió a las provincias su incorporación al
ejército, creando así un ejército permanente. En las
fronteras había siempre legiones para su defensa.
A los legionarios provinciales, que se mantenían por
veinte años en el servicio militar, se les concedía la
ciudadanía romana. El mando supremo del ejército
residía en el emperador.
Política externa y la paz octaviana

El imperio romano conoció una época de paz (PAX
ROMANA) que, prolongándose a lo largo de los siglos
sólo fue interrumpido por guerras muy localizadas,
esporádicas y sin importancia. Es ése el periodo en que
Roma brilla con su máximo esplendor, difundiendo por
el mundo su cultura.

El imperio, por su parte, estaba protegido por una línea
fronteriza o límites (limes), custodiada por un ejército
permanente, lo que traería consigo el peso del ejército en
la vida política de Roma.

Esto se evidencia en el siglo III, en que los soldados
hacían emperadores a sus jefes directos, o a quien les
pagaba. Y el imperio se sumió en la anarquía.
LAS LUCHAS SOCIALES Y POLÍTICAS ENTRE PATRICIOS Y PLEBEYOS
El Senado tenía la administración de los territorios conquistados
y repartió las tierras adquiridas entre los aristócratas que llegaron a
poseer inmensos latifundios trabajados por esclavos, lo que les
permitía vender sus cosechas a precios muy bajos.
El esfuerzo bélico descansa en los plebeyos dirigidos por la
aristocracia. El grueso del ejército pertenece a la plebe
constituida por campesinos, pequeños propietarios, artesanos,
comerciantes, etc.
Mueren grandes cantidades de plebeyos y aunque ellos pelean,
no son los que se benefician económicamente, sino los
aristócratas. La situación se hizo desesperada y comenzó una
enconada lucha social que hizo surgir diferentes políticos que
trataron de introducir reformas sociales.
Las dinastías imperiales
A los 200 años de estabilidad política y militar que
siguieron al Imperio de Augusto, le sucedió, entre el
235 y el 284 d.C., un período de crisis económica y
anarquía en el que los emperadores duraban muy poco
tiempo en el poder.
El Imperio comenzó a ser presa de la corrupción, de
los intereses particulares y las intrigas, puesto que las
legiones de las provincias occidentales y orientales
intentaban convertir a su jefe militar en emperador.

Hacia el 235 d.C., se desató una gran Anarquía que
sacudió al imperio durante medio siglo y en la que las
legiones imponían y deponían a sus generales como
emperadores, o a quien les pagara.

Estas incesantes luchas paralizaron el comercio interno
y la industria, y en lo externo, dejaron desprotegidas
las fronteras, posibilitando la entrada de los bárbaros.
El dominado
Para poner fin a esta situación, el emperador Diocleciano
(284-305 d.C.) reorganizó la estructura del Imperio.
Su reforma más importante fue La Tetrarquía: dividió el
poder entre cuatro emperadores, dos superiores llamados
Augustos y dos inferiores llamados Césares. Uno de los
Augustos residía en Oriente y el otro en Occidente, cada
uno acompañado de un César. También, con el propósito
de facilitar la administración, dividió el Imperio en
distritos o diócesis gobernadas por vicarios.
El Imperio se convirtió en monarquía absoluta bajo
un emperador divinizado que era asesorado por un
consejo de la corona. Los ciudadanos pasan a ser
súbditos, subiecti, del Señor-Dios, Dominus.


Para evitar el problema de la sucesión y administrar
en forma más directa el vasto imperio, dividió el
territorio en Occidente y Oriente, gobernados cada
uno por un augusto y un césar.
Las provincias fueron organizadas en prefecturas y
diócesis. A este nuevo sistema se le llamó Tetrarquía.
La economía romana durante la época imperial era
fundamentalmente agrícola y comercial y se basaba en
el trabajo de los esclavos y en la explotación económica
de las provincias.
La ciudad constituía un importante centro productivo y
comercial y Roma era el centro económico del Imperio y
el primer centro comercial del mundo.
Muchos campesinos sin tierra se quedaron en los
latifundios trabajando el campo a cambio de la
protección que les brindaban los nobles y caballeros,
en un tiempo de inseguridad personal.
Este proceso supuso la servidumbre del campesino
libre que, aun cuando mantenía una cierta autonomía
personal, quedaba atado a la tierra.
Diocleciano legalizó este sistema vinculando los
campesinos a la gleba. Es decir, legalmente, ya no
podían abandonar el latifundio.
Mediante otro decreto imperial, Diocleciano hizo
obligatoria la agremiación de los artesanos,
convirtiendo los oficios en corporaciones cerradas.
Entre los últimos emperadores destacan Constantino (312 a
337 d.C) quien continuó las reformas administrativas de
Diocleciano, pero trasladó la capital imperial a Bizancio
(Constantinopla) donde se hizo rodear de todo el lujo y
boato de las cortes orientales.
Promulgó el Edicto de Milán, por medio del cual se otorgó
al cristianismo, que se había desarrollado y extendido por el
imperio, las mismas ventajas de los cultos oficiales.
Hasta fines del siglo IV d.C.
pueblos barbaros se instalaron
masivamente en la frontera
romana. Más que una invasión
violenta, se trató del
asentamiento de pueblos enteros,
realizado muchas veces de
acuerdo con las autoridades
romanas: recibían tierras a
cambio de defender las fronteras
de Roma como aliados federados.
Las legiones
romanas fueron
paulatinamente
incorporando en sus
filas grandes
contingentes de
soldados germano
Teodosio (379-395 d.C.) estableció al cristianismo
como religión oficial y antes de morir, dividió el
Imperio entre sus dos hijos. A partir de entonces,
existieron un Imperio Romano de Oriente, con capital
en Constantinopla, y un Imperio Romano de
Occidente, con su capital en Rávena.
En el año 476 d.C. el Imperio Romano de
OCCIDENTE sucumbía bajo la presión de los
germanos, mientras que el de Oriente sobrevivió
hasta 1453 d.C. año en que cayó en poder de los
turcos.
Hagamos un poco de Historia…
La sociedad romana no era homogénea, pues no todos los individuos
poseían los mismos derechos y obligaciones. Durante la Monarquía,
estaba dividida en dos grupos: los patricios y los plebeyos.
Los patricios eran los descendientes de los fundadores de la ciudad y
conformaban un estamento superior o nobleza: disfrutaban de todos los
derechos civiles y políticos; es decir, podían desempeñar cargos
públicos, elaborar leyes y votar por sus gobernantes.
Los plebeyos eran la mayor parte de la población y, si bien disfrutaban
de derechos civiles (por ejemplo, la propiedad privada), no tenían
derechos políticos. Dentro de los plebeyos estaban tanto los campesinos
pobres como los ricos comerciantes.
Ya después de las primeras luchas civiles había surgido un nuevo
grupo social, la nobilitas, conformada por patricios y plebeyos
enriquecidos, cuyo poder económico se sustentaba en la propiedad
agrícola
Al lado de la nobilitas, o aristocracia senatorial, adquirió importancia
una nueva clase social llamada de los caballeros u orden ecuestre. El
nombre proviene inicialmente de los soldados que peleaban en la
guerra a caballo, pero después de las conquistas se usó este nombre
para designar a los ciudadanos ricos, que gracias al botín de guerra y
al comercio, se habían enriquecido convirtiéndose en una suerte de
aristocracia del dinero.
Por otro lado, la desigualdad legal entre los ciudadanos romanos y
los habitantes de las provincias del Imperio terminó el año 212 d.C.,
cuando el emperador Caracalla extendió el derecho de ciudadanía
romana a todo el Imperio.
Los romanos eran muy tolerantes con los dioses de los pueblos
que conquistaban y muchas veces los adoptaban, por eso tenían
tantos y tan diferentes.
El Imperio Romano fue generalmente tolerante con las religiones de
los pueblos sometidos; el politeísmo romano acogía sin resistencia
las divinidades de otros pueblos. Pero no ocurrió lo mismo con el
cristianismo, al que consideró peligroso para la existencia del
Imperio.
Los cristianos eran monoteístas, es decir, adoraban a un solo dios y no
podían rezar a las divinidades paganas ni directamente al mismo
emperador.
El cristianismo condenaba a la sociedad romana, que estaba fundada en
la violencia y en los privilegios. Esto fue lo que causó las persecuciones.
Los romanos acusaban a los cristianos de no reconocer el culto de Roma
y de Augusto y de practicar reuniones secretas prohibidas por la ley. Las
primeras persecuciones fueron durante el gobierno de Nerón, en el año
64 d.C.,
El emperador Diocleciano decretó la última gran persecución que cobró
innumerables víctimas.
Hacia el siglo III d.C., el cristianismo había logrado una gran difusión
y devoción entre los súbditos del Imperio.
Con gran agudeza política, el emperador Constantino comprendió la
importancia del cristianismo y lo convirtió en su aliado. El año 313
d.C., en el Edicto de Milán, Constantino concedió a los cristianos la
libertad de culto.
En el año 380 d.C., en el Edicto de Tesalónica, el emperador
Teodosio declaró al cristianismo la religión oficial del Estado y la
única religión que se podía practicar libremente.
El legado cultural de Roma
El latín se extendió a la parte occidental del Imperio
Romano y siguió en uso durante mucho tiempo después de
la caída de Roma, convirtiéndose en la base de las lenguas
romances (italiano, francés, español, etc.).
La literatura latina, heredera de la cultura griega, alcanza
gran nivel en géneros como la comedia (Plauto y Terencio),
la oratoria (Cicerón), la historia(Polibio, Salustio, Tácito,
etc.) y la poesía épica de Virgilio.
El derecho romano fue la mayor creación de la cultura romana.
Distinguía:
a.- En el derecho civil se encuentra
el derecho público (que regula las relaciones entre el Estado y los
ciudadanos) y
el derecho privado (que regula las relaciones familiares y entre
ciudadanos).
b.- El derecho de gentes (que regula las relaciones de Roma con otros
pueblos),es considerado el primer ejercicio de derecho internacional
en el mundo.
El arte romano tuvo influencia del arte etrusco y del griego. Del
etrusco derivan las técnicas de construcción de arcos, bóvedas y
obras de ingeniería y la concepción del retrato –manifestación más
importante de la escultura romana–. A partir del siglo IV se inicia
la influencia del arte griego y la infiltración del helenismo, con la
construcción de los grandes edificios públicos.
Cronología
Imperio

Del 27 a.C cuando
Octavio es nombrado
primero entre sus
pares, hasta el 476
d.C.
Cuando Odoacro
depone al último
emperador

Trajano asume como emperador. Máxima extensión del
Imperio 98 d.C.

Caracalla extiende la ciudadanía a todos los habitantes
del Imperio 212 d.C

Anarquía militar: sucesivo reemplazo de emperadores
235-285 d.C

El dominado: instauración de la tetrarquía 285 d.C.

Edicto de Milán: Constantino proclama la tolerancia
religiosa 313 d.C

Traslado de la capital imperial a Oriente: fundan
Constantinopla 330 d.C.

Teodosio declara al Cristianismo religión oficial 380
d.C. (Edicto de Tesalónica)

División del Imperio en Occidente y Oriente 395 d.C.

Cae el Imperio romano de Occidente frente a los
Hérulos 476 d.C.
Descargar

Imperio romano