Himno #108
¡Oh, cuán dulce es la promesa!
1
¡Oh, cuán dulce es la
promesa del Señor
Jesús, mi Rey! Al
confiarle el ser me dice:
“Hijo, no te dejaré!
Coro
¡Ya no temas! ¡Ya no
temas, pues contigo
siempre estaré! ¡Ya no
temas! ¡Ya no temas,
porque nunca te dejaré!
2
Soy tu Dios y para
librarte de ti cerca
estaré; oh, no temas,
pues seguro por la
mano te guiaré.
Coro
¡Ya no temas! ¡Ya no
temas, pues contigo
siempre estaré! ¡Ya no
temas! ¡Ya no temas,
porque nunca te dejaré!
3
Por tu vida di mi sangre.
Por tu nombre te llamé
Eres mío, mucho te amo
nunca, nunca te dejaré.
Coro
¡Ya no temas! ¡Ya no
temas, pues contigo
siempre estaré! ¡Ya no
temas! ¡Ya no temas,
porque nunca te dejaré!
4
Aunque eras muy
rebelde, con amor yo te
busqué, y ahora te
prometo: “Refugio
siempre te daré”.
Coro
¡Ya no temas! ¡Ya no
temas, pues contigo
siempre estaré! ¡Ya no
temas! ¡Ya no temas,
porque nunca te dejaré!
Descargar

No Slide Title