LA RESPONSABILIDAD
DEL MINISTERIO
I. INTRODUCCION: El poder
predicar con efectividad es muy
importante, pero es solo parte
de lo que el ministerio es. El
propósito de esta conferencia
es transmitir unas prácticas muy
importantes para aquellos que
desean el ministerio.
LA RESPONSABILIDAD DEL
MINISTERIO: El ministerio no
es solamente poder predicar
bien. El maestro ó predicador
de la palabra tiene que saber
que su profesión es un trabajo
serio. El que tiene tal posición
tiene más cuentas que dar a
Dios. (Santiago 3:1;
2 Timoteo 2:15.)
(Santiago 3:1;) Hermanos mios
no os hagáis maestros muchos
de vosotros sabiendo que
recibiremos mayor condenación
(2 Timoteo 2:15.) Procura con
diligencia presentarte ante Dios
aprobado, como obrero que no
tiene de que avergonzarse, que
usa bien la palabra de verdad.
1. El ministro tiene que
dar cuenta de su vida,
conducta y testimonio
1 Corintios 4:2,1;
2 Corintios 6:3,4;
(1 Corintios 4:2)
Ahora bien, se requiere que
los administradores, que
cada uno sea hallado fiel.
(2 Corintios 6:3,4) No damos a
nadie ninguna ocasión de
tropiezo, para que vuestro
ministerio no sea vituperado;
4- Antes bien nos
recomendamos en todo como
ministros de Dios, en mucha
paciencia, en tribulaciones, en
necesidades, en angustias.
a. Hay una tendencia en el
ministerio de que si
alguien tropieza, por algo
que algún ministerio ha
hecho mal, se dice: “Allá
el, debería de tener su
vista en Cristo.”
Esto es extremismo; somos
responsables delante de
Dios por nuestra conducta,
(Génesis 4;9; 1 Corintios
10:31,32,33; 1 Corintios
11:1; Hebreos 13:7.)
(Génesis 4;9)
Y Jehová dijo a Cain:
¿Dónde está Abel tu
hermano? Y el respondió:
no sé. ¿soy yo acaso
guarda de mi hermano?
(1 Corintios 10:31,32)
Si, pues, comeis o bebeis, o
haceis otra cosa, hacedlo
todo para la gloria de Dios.
No seais tropiezo ni a
judios, ni a gentiles ni a la
iglesia de Dios;
(1 Corintios 10:33; 11:1)
Como también yo en todas
las cosas agrado a todos
no procurando mi propio
beneficio, sino el de
muchos para que sean
salvos. Sed imitadores de
mi, asi como yo de Cristo
(Hebreos 13:7)
Acordaos de vuestros
pastores, que os hablaron
la palabra de Dios;
considerad cual haya sido
el resultado de su
conducta, e imitad su fe
2. De su doctrina y lo que
enseña. (1 Timoteo 4:16,6;
2 Tesalonicenses 2:15;
Efesios 4:14.)
(1 Timoteo 4:16)
Ten cuidado de ti mismo
y de la doctrina; persiste en
ello, pues haciendo esto, te
salvarás a ti mismo y a los
que te oyeren
(2 Tes. 2:15)
Asi que, hermanos, estad
firmes, y retened la doctrina
que habéis aprendido, sea
por palabra, o por carta
nuestra.
(Efesios 4:14)
Para que ya no seamos niños
fluctuantes, llevados por
doquiera de todo viento de
doctrina, por estratagema de
hombres que para engañar
emplean con astucia las
artimañas del error
a. Un ministro de Dios debe
estar abierto a aprender,
pero firme en la verdad
descubierta y aprendida; no
estar buscando revelaciones
continuamente.
3. De lo que el Señor
le ha encomendado
en particular, visión
especifica para su
ministerio. (Hechos
20:28-32; Hechos 13:17)
(Hechos 20:28-32)
Por tanto, mirad por vosotros, y
por todo el rebaño en que el
Espíritu Santo os ha puesto
por obispos, para apacentar la
iglesia del Señor, la cual él
ganó por su propia sangre.
Porque yo sé que después de
mi partida entrarán en medio
de vosotros lobos rapaces,
que no perdonarán al rebaño.
(Hechos 20:28-32)
Y de vosotros mismos se levantarán
hombres que hablen cosas perversas
para arrastrar tras sí a los discípulos.
Por tanto, velad, acordándoos que
por tres años, de noche y de día, no
he cesado de amonestar con
lágrimas a cada uno. Y ahora,
hermanos, os encomiendo a Dios, y
a la palabra de su gracia, que tiene
poder para sobreedificaros y daros
herencia con todos los santificados.
(Hechos 13:17)
El Dios de este pueblo de
Israel escogió a nuestros
padres, y enalteció al
pueblo, siendo ellos
extrangeros en tierra de
Egipto, y con brazo
levantado lo sacó de ella.
a. El evangelista que quiere
ser pastor, y viceversa.
David escogió el lugar
para edificar el templo
donde Dios dijo, no donde
él quiso. . .
Noé edifico el arca con las
medidas, dimensiones y
diseño que Dios dijo.
Nosotros tenemos que
estar en el lugar
especifico y ministerio que
Dios escogió. . .
4. Ejemplo Bíblico de la
responsabilidad
ministerial:
a. Moisés: Su desobediencia
al pegar a la roca,
b. (Números 20:8-12)
-Se le prohibe entrar en la tierra,
(Deuteronomio 3:23-27.)
-Un error aparentemente
sencillo “háblale” o
“pégale” – le costo un precio
muy alto. ¿Por qué? Porque
el ministro que representa a
Dios tiene una
responsabilidad muy alta.
b. Nota importante con relación
a Moisés: (Éxodo 32:19;
“ardió la ira de Moisés”
compare Salmos 106:32,33
“le hicieron rebelar su
espíritu”. El asunto aquí es
que Moisés se enojó las dos
veces, una con las tablas y
otra en Meriba.
En uno fue respaldado por
Dios y en otro no. ¿Por qué?
Porque en el caso de las
tablas, Dios estaba enojado
con el pueblo y Moisés
transmite el sentir de Dios; y
en Meriba Moisés se enoja
sin la ayuda y el respaldo de
Dios, y Dios lo disciplina.
-El ministro tiene
una gran
responsabilidad de
representar a Dios
correctamente.
c. Notas extras con
relación a Moises
y su rebeldía en
Meriba:
*Desobedeció la
instrucción de Dios en
“hablar”, por lo
contrario, le pego a la
roca y daño la tipologia
de Cristo.
(1 Corintios 10:4) Cristo
murió, sufrio una solo
vez, no dos.
En Éxodo 17:1-6 ya
Moisés había golpeado
la roca, ahora o otra
vez. El sacrificio de
Cristo no se repite
JAMÁS
(Hebreos 9:24-26)
*Un enojo y celo no
respaldado por Dios,
(Números 20:10) “Oid
ahora, rebeldes”
(Salmos 106:32,33)
(Salmos 106:32,33)
También le irritaron en
las aguas de Meriba;
y le fue mal a Moisés
por causa de ello
*Números 20:10 “os hemos
de hacer salir agua de
esta peña” ¿Cómo que
os hemos?
Note: Deuteronomio 32:51
“porque no me
santificasteis en medio de
los hijos de Israel.”
O sea Moisés hizo el
milagro en su nombre y
no dio crédito a Dios. Se
le olvido que el poder no
era de el, sino de Jehova
y actuó precipitadamente.
*Aplicación: Cuantos
ministerios se ponen a
confesar sanidades que
El no ha hecho; vesiones
que El no a dado, metas
que El no a revelado!
Oran por la gente, unos
los tumba Dios, y otros
los tumban ellos.
Se creen que Dios esta
obligado a honrar lo que
ellos confiesan
públicamente.
¡Tendremos que dar
cuenta de nuestro
ministerio a Dios!
5. Ejemplos de responsabilidad
en el ministerio:
a. (1 Samuel 2:12-17) Robaban
y menospreciaban la ofrenda.
(1 Samuel 2:22,25) Abuso
sexual con mujeres; les costo
la vida, (1 Samuel 2:34,31,32)
b. Ejemplo positivo:
(Hechos 16:6-10)
Pablo y la vision Macedonio.
CONCLUSION: El ministerio es
hermoso, glorioso, bello. El
ser portador del mensaje
algunas veces nos lleva a la
misma Gloria de Dios.
La gente responde al
mensaje, y algunos
siguen y honran a la
persona llamada al
ministerio. Todo esto
muy atractivo al que
quiere ser predicador y
a los predicadores . . .
. . . Pero el ministerio
trae mucha
responsabilidad
delante de Dios.
Esto es importante
entender.
(1 Corintios 4:2)
(1 Corintios 4:2)
Ahora bien
se requiere de los
administradores que
cada uno sea hallado
fiel . . .
Descargar

Document