Biblia y realidad
Ven,
Espíritu
Santo
Diseño:
J. L. Caravias sj
El Espíritu Santo,
el Intérprete
que el Padre
les va a enviar
en mi Nombre,
les enseñará
todas las cosas
y les recordará
todo lo que yo
les he dicho.
Jn 14,26
Jn 16,13
Los guiará en todos los caminos de la
que fueron posándose
sobre cada uno
de ellos.
Todos quedaron llenos
del Espíritu
Santo
y comenzaron a hablar
en otras
lenguas,
según el Espíritu les
concedía que se
expresaran.
Hch 2,2-4
Hch 2,11
Todos les oímos hablar en nuestras propias lenguas las maravillas
Ya no somos esclavos,
ni menores de edad.
Gál 4,1-3
Mc 14,36
Gracias a ti,
nuestra nueva
relación
con Dios es
de suma intimidad
y familiaridad,
al estilo de Jesús.
Queremos vivir de ti
y dejarnos
conducir por ti.
Gál 5,25
Rm 8,6
Ruégale al Padre que nos dé
este Abogado,
para que nos ayude y esté siempre
con nosotros.
Jn 14,16
Queremos recibir esa fuerza prometida
por ti, que nos capacita para ser tus
testigos hasta los confines de la tierra.
Danos, Señor, tu Espíritu de amor y de confianza
para que sepamos volver a ti. Zac 12,10
Infúndelo en nosotros de forma que podamos
vivir según tus preceptos y tus leyes Ez 36,27
Espíritu de Dios, ven, pues, a
socorrernos en nuestra debilidad.
Sabemos que tú siempre estás
intercediendo por nosotros. Rm 8,26
Llénanos
de tu
sabiduría
Dt 34, 9
Que a tu luz
sepamos
examinarlo todo
y quedarnos con
lo bueno
1Tes 5,20
El Espíritu le asegura a nuestro espíritu
que somos realmente hijos de Dios
y, si somos hijos,
somos también herederos.
Nuestra será la herencia de Dios,
y la compartiremos con Cristo.
Rm 8, 16s
Los frutos del Espíritu son: caridad, alegría y
paz; paciencia, comprensión de los demás,
Gál 5,22s
bondad y fidelidad; mansedumbre y dominio de sí
Descargar

Quejas de Dios - FERE-CECA