• Jueces 7:1-25 Jerobaal, es decir Gedeón, se levanto temprano y
todo el pueblo que estaba con él, y acamparon junto a la fuente
de Harod. El campamento de Madián estaba al norte de ellos,
cerca de la colina de More, en el valle. (2) Y el SEÑOR dijo a
Gedeón: "El pueblo que está contigo es demasiado numeroso
para que Yo entregue a Madián en sus manos; no sea que Israel
se vuelva orgulloso, y diga: 'Mi propia fortaleza me ha librado.'
(3) "Ahora pues, proclama a oídos del pueblo: 'Cualquiera que
tenga miedo y tiemble, que regrese y se vaya del Monte
Galaad.'" Y 22,000 personas regresaron, pero quedaron 10,000.
(4) Entonces el SEÑOR dijo a Gedeón: "Todavía el pueblo es
demasiado numeroso. Hazlos bajar al agua y allí te los probaré. Y
será que de quien Yo te diga: 'Este irá contigo,' ése irá contigo.
Pero todo aquél de quien Yo te diga: 'Este no irá contigo,' ése no
irá." (5) E hizo bajar el pueblo al agua. Y el SEÑOR dijo a
Gedeón: "Pondrás a un lado a todo aquél que lame el agua con
su lengua, como lame el perro, y a todo el que se arrodilla para
beber." (6) Y fue el número de los que lamieron, poniendo la
mano a su boca, 300 hombres. Pero todo el resto del pueblo se
arrodilló para beber.
(7) El SEÑOR dijo entonces a Gedeón: "Los salvaré con los 300 hombres que lamieron
el agua y entregaré a los Madianitas en tus manos. Que todos los demás del
pueblo se vayan, cada uno a su casa." (8) Y los 300 hombres tomaron en sus
manos las provisiones del pueblo y sus trompetas. Y Gedeón envió a todos los
demás hombres de Israel, cada uno a su tienda, pero retuvo a los 300 hombres. El
campamento de Madián le quedaba abajo en el valle. (9) Aquella misma noche,
el SEÑOR le dijo a Gedeón: "Levántate, desciende contra el campamento porque lo
he entregado en tus manos. (10) "Pero si tienes temor de descender, baja al
campamento con tu criado Fura, (11) y oirás lo que dicen. Entonces tus manos
serán fortalecidas para descender contra el campamento." Y descendió con su
criado Fura hasta los puestos avanzados del ejército que estaban en el
campamento. (12) Los Madianitas, los Amalecitas y todos los hijos del oriente
estaban recostados en el valle, numerosos como langostas; y sus camellos eran
innumerables, tan numerosos como la arena a la orilla del mar. (13) Cuando
Gedeón llegó allí, un hombre estaba contando un sueño a su amigo: "Escuchen,
tuve un sueño. Un pan de cebada iba rodando hasta el campamento de Madián, y
llegó hasta la tienda y la golpeó de manera que cayó, y la volcó de arriba abajo y la
tienda quedó extendida." (14) Su amigo le respondió: "Esto no es otra cosa que la
espada de Gedeón, hijo de Joás, varón de Israel. Dios ha entregado en su mano a
Madián y a todo el campamento." (15) Cuando Gedeón oyó el relato del sueño y
su interpretación, se inclinó y adoró. Volvió al campamento de Israel, y dijo:
"Levántense, porque el SEÑOR ha entregado en manos de ustedes el campamento
de Madián."
(16) Y dividió los 300 hombres en tres compañías, y puso trompetas y cántaros vacíos
en las manos de todos ellos, con antorchas dentro de los cántaros. (17)
"Mírenme," les dijo, "y hagan lo mismo que yo. Y cuando yo llegue a las afueras del
campamento, como yo haga, así harán ustedes. (18) "Cuando yo y todos los que
estén conmigo toquemos la trompeta, entonces también ustedes tocarán las
trompetas alrededor de todo el campamento, y digan: 'Por el SEÑOR y por
Gedeón.'" (19) Gedeón llegó con los 100 hombres que estaban con él a las
afueras del campamento, al principio de la guardia de medianoche, cuando apenas
habían apostado la guardia. Entonces tocaron las trompetas y rompieron los
cántaros que tenían en las manos. (20) Cuando las tres compañías tocaron las
trompetas, rompieron los cántaros, y sosteniendo las antorchas en la mano
izquierda y las trompetas en la mano derecha para tocarlas, gritaron: "¡La espada
del SEÑOR y de Gedeón!" (21) Cada uno se mantuvo en su lugar alrededor del
campamento; y todo el ejército de los Madianitas echó a correr gritando mientras
huían. (22) Cuando tocaron las 300 trompetas, el SEÑOR puso la espada del uno
contra el otro por todo el campamento; y el ejército huyó hasta Bet Sita, en
dirección de Zerera, hasta la orilla de Abel Mehola, junto a Tabat. (23) Y los
hombres de Israel se reunieron, de Neftalí, de Aser y de todo Manasés, y
persiguieron a los Madianitas. (24) Gedeón envió mensajeros por toda la región
montañosa de Efraín y dijo: "Desciendan contra Madián y tomen los vados antes
que ellos, hasta Bet Bara y el Jordán." Y todos los hombres de Efraín se reunieron y
tomaron los vados hasta Bet Bara y el Jordán. (25) Y capturaron a los dos jefes de
Madián, Oreb y Zeeb. Mataron a Oreb en la peña de Oreb y mataron a Zeeb en el
lagar de Zeeb, cuando perseguían a Madián, y le llevaron a Gedeón las cabezas de
Oreb y Zeeb, del otro lado del Jordán.
Los dispuestos
• 1 Corintios 16:13 Estén alerta, permanezcan
firmes en la fe, pórtense varonilmente, sean
fuertes.
• Marcos 14:31 Pero Pedro con insistencia
repetía: "Aunque tenga que morir junto a Ti,
no Te negaré." Y todos decían también lo
mismo.
Los 300 de Dios
• 1 Corintios 1:27-30 Sino que Dios ha escogido lo necio del
mundo para avergonzar a los sabios; y Dios ha escogido lo
débil del mundo para avergonzar a lo que es fuerte. (28)
También Dios ha escogido lo vil y despreciado del mundo:
lo que no es, para anular lo que es, (29) para que nadie se
jacte delante de Dios. (30) Pero por obra Suya están
ustedes en Cristo Jesús, el cual se hizo para nosotros
sabiduría de Dios, y justificación, santificación y
redención,…
• 2 Corintios 12:9 Y El me ha dicho: "Te basta Mi gracia, pues
Mi poder se perfecciona en la debilidad." Por tanto, con
muchísimo gusto me gloriaré más bien en mis debilidades,
para que el poder de Cristo more en mí.
Multitud de enemigos
• . (12) Los madianitas, los amalecitas y toda la
gente del este se habían dispersado por todo
el valle. Parecían una plaga de saltamontes, y
tenían tantos camellos como la arena que hay
en la playa.
Armas
¿armas?
• (16) Gedeón dividió a sus hombres en tres
grupos, y les dio trompetas y cántaros vacíos.
Dentro de los cántaros pusieron antorchas
encendidas.
• Efesios 6 ___
ORANDO
Victoria
—Soñé que un pan de cebada venía rodando
sobre nuestro campamento, y chocaba contra
una tienda y la derribaba. (14) Su compañero
le respondió:
—¡No cabe duda de que se trata del ejército de
Gedeón! ¡Dios le va a dar la victoria sobre
nuestro ejército!
La batalla continúa
• Lucas 4:13 Cuando el diablo hubo acabado toda
tentación, se alejó de El esperando un tiempo
oportuno.
• 1 Pedro 5:8-9 Sean de espíritu sobrio, estén
alerta. Su adversario, el diablo, anda al acecho
como león rugiente, buscando a quien devorar.
(9) Pero resístanlo firmes en la fe, sabiendo que
las mismas experiencias de sufrimiento se van
cumpliendo en sus hermanos en todo el mundo.
• 1 Pedro 1:14-16 Como hijos obedientes, no se
conformen a los deseos que antes tenían en
su ignorancia, (15) sino que así como Aquél
que los llamó es Santo, así también sean
ustedes santos en toda su manera de vivir.
(16) Porque escrito está: "SEAN SANTOS,
PORQUE YO SOY SANTO."
Descargar

Diapositiva 1