A MÍ LA LEGIÓN
En una convención de ejércitos del mundo,
como siempre, los importantes tienen
que hacer o decir algo, para que se note
su presencia y ser protagonistas del evento.
.
Así, comenta un almirante ruso:
Si el ejercito ruso formara su flota
en el Mar Negro y se hiciera una
foto desde el satélite, no se vería
el agua, no quedaría sitio entre
los barcos.
Admiración de los contertulios.
Responde un comandante americano:
Pues si el ejercito del aire de USA
mantuviera una formación sobre
Nueva York y se hiciera una foto
desde tierra, no se vería el cielo.
Asombro de los contertulios.
Irrumpe en la conversación un
sargento legionario español:
Pues en España, en el Tercio
de la Legión, en Melilla,
tenemos un Cabo primero,
que se le posan seis palomos
en la polla.
Sonrisas de los contertulios.
Replica el ruso:
Bueno, vale, puede que haya
exagerado. Algo de agua se ve.
Obviamente los barcos no están
apelotonados.
.
Replica el yanqui:
De acuerdo, yo también he podido
exagerar. Solo quería dar una idea
de magnitud, un ejemplo.
Evidentemente el cielo no se tapa,
se ven espacios entre los aviones.
.
Y replica el legionario:
Bueno, venga, vale...
Reconozco que yo también he
exagerado un poco...
al Cabo primero también se le ve,
un trozo de polla entre palomo y
palomo.
.
Descargar

A mí La Legión