UN PROGRESISMO INGENUO
Por favor no utilices el ratón
Uno de los dogmas fundamentales de la cultura moderna,
es la fe en el poder absoluto de la razón.
Con la fuerza de la razón,
el hombre es capaz de resolver los problemas de la existencia.
En la raíz de esta postura “racionalista” hay una convicción
que ha ido creciendo progresivamente.
Lo único que existe…
Es lo que el hombre puede verificar con su razón.
Fuera de lo que el ser humano puede comprobar,
no hay nada real.
Si esto es así,
naturalmente ya no
hay sitio para Dios ni
para la religión
El mundo se reduce sencillamente a un sistema cerrado,
que el hombre puede dominar…
… Desarrollando la ciencia y las tecnologías.
La fe en un Dios
trascendente queda
descalificada de raíz como
una postura ingenua y
primitiva
Por todas partes se divulga hoy una cultura “racionalista” donde lo religioso
aparece como una postura que todavía personas desfasadas pueden cultivar
en su corazón, pero, que está ya superada hace tiempo por la ciencia y el
progreso.
El hombre moderno ha decidido que no hay nada
fuera de lo que él mismo puede comprobar.
Pero ésta convicción primera no proviene de ninguna
verificación racional. Es un prejuicio o creencia acrítica,
anterior a cualquier intervención de la razón.
Hace tiempo que los científicos más prestigiosos hablan
de que la razón, no puede responder a todos los
interrogantes que plantea la existencia.
LOUIS PASTEUR (1822 – 1895), uno de los tres fundadores de la
microbiología. Produjo la primera vacuna contra la rabia y el proceso
llamado pasteurizar. Católico practicante.
ALBERT EINSTEIN (1879 – 1955),
premio Nóbel de física 1921.
«La ciencia sin religión es coja,
La religión sin ciencia es ciega».
ALBERT EINSTEIN (1879 – 1955),
premio Nóbel de física 1921.
“Es posible que todo pueda ser descrito científicamente, pero no tendría sentido, es
como si describieran a una sinfonía de Beethoven como una variación en las presiones de
onda. ¿Cómo describirían la sensación de un beso o el te quiero de un niño?.”
ALBERT EINSTEIN (1879 – 1955),
premio Nóbel de física 1921.
“Hay dos maneras de vivir una vida: La primera es pensar que nada
es un milagro. La segunda es pensar que todo es un milagro.
De lo que estoy seguro es que Dios existe.”
Lo progresista… no es burlarse de la religión.
… Sino abrirse, sin prejuicios,
a toda la verdad de la existencia.
La “verdad” que se encierra en la experiencia religiosa
es diferente de la “verdad” que aporta la ciencia.
Textos: J.A. Pagola
Música: Ernesto Cortazar
http://www.granosdemaiz.com
Descargar

Diapositiva 1