Pasionistas
SALMO 4
CONFIANZA
en el SEÑOR
¡Respóndeme cuando te invoco,
Dios, defensor mío!
En la angustia tú me aliviaste,
¡ten piedad de mí
y escucha mi oración!
Vosotros, hombres,
¿hasta cuándo ultrajaréis mi honor,
amaréis la falsedad
y buscaréis el engaño?
Sabed que el Señor
hace maravillas por su fiel:
el Señor me escucha cuando lo invoco .
Temblad y no pequéis.
Reflexionad en el silencio
de vuestro lecho.
Ofreced sacrificios legítimos
y tened confianza en el Señor.
Muchos dicen:
«¿Quién nos hará ver la dicha?».
¡Levanta sobre nosotros, Señor,
la luz de tu rostro!
Has puesto en mi corazón más alegría
que cuando ellos cosechan
trigo y vino en abundancia.
En paz me acuesto
y enseguida me duermo,
porque tú solo, Señor,
me haces vivir tranquilo.
TÚ ME SONDEAS Y ME CONOCES,
TÚ ME HABLAS A MÍ, SEÑOR.
TÚ ME SONDEAS Y ME CONOCES,
TÚ ME HABLAS A MÍ, SEÑOR.
¿A dónde iré yo sin tu Espíritu?
¿Dónde huir de tu rostro, Yahvé?
Tú me proteges y me defiendes,
y mi alma está viva por Ti.
Tú me creaste para alabarte.
Te doy gracias por siempre, Señor.
(Grupo Kairoi - “JESÚS ES EL SEÑOR” - Ed. Paulinas)
Descargar

Salmo 4 - Bidean