La pena más grande en la vida no es el
morir, sino en ser ignorado
Perder a la persona que amas tanto,
y que además no le importas mucho.
Tener alguien a quien aprecias mucho
organizando una fiesta...
y que no te diga nada al respecto.
Cuando tu persona favorita en la tierra
se niega a invitarte a su fiesta de
navidad.
Conocer gente que piensa
que tú no les importas.
La pena más grande en la vida no
es el morir, sino el ser olvidado.
Ser dejado a un lado ante
el logro de otra persona.
No recibir la llamada de tus amigos,
siquiera diciéndote: “Hola”.
Cuando compartes con alguien
tus más íntimos sentimientos,
y se ríen en tu cara.
Cuando los amigos están siempre
demasiado ocupados para
consolarte cuando necesitas
que te levanten el ánimo.
Cuando parece que la única persona
que se preocupa por tí, eres tú..
La vida está llena de penas, pero ¿mejorará?
¿Se preocuparán las personas unas por
otras y darán su tiempo al que lo necesite?
Cada uno de nosotros tiene un papel en
este gran espectáculo que llamamos VIDA.
Cada uno de nosotros tiene un deber con la
humanidad: Decirle a sus amigos que los ama.
Si no te preocupas por tus
amigos, no serás catigado.
Simplemente serás ignorado... olvidado...
Así como has hecho con otros.
Por favor, muéstrele a
alguien que te interesa.
Toma tan poco tiempo
sonreir,
dar un abrazo,
una palabra de aliento
o simplemente decir:
“Eres importante para mí”.
Descargar

No Slide Title