Espermatogénesis
Eduardo Labbé D.
Licenciado en Educación
Los órganos sexuales internos masculinos consisten de:
los testículos que producen hormonas y esperma,
un sistema de ductos que transporta y almacena la esperma,
y ciertos órganos accesorios cuyas secreciones se convierten
en la parte del semen eyaculado.
Los testículos son cada una de las dos gónadas masculinas,
productoras de los espermatozoides, y de las hormonas
sexuales (testosterona).
Estructura del testículo
Albugínea: capa fibrosa de
tejido conjuntivo que envuelve
al testículo y al epidídimo.
Conductos seminíferos:
conductos productores del esperma.
Conductos excretorios del esperma:
el semen al salir de los conductos
seminíferos pasa por:
Conductos rectos:
Red de Haller:
Conos eferentes:
Epidídimo:
Conductos seminíferos
En ellos se desarrolla la espermatogénesis.
Al examinar un corte transversal de conductos seminiferos,
se observa, hacia la periferia, una capa de espermatogonios ,
al ir progresando hacia el lumen, se ven capas sucesivas de
células diferenciadas, hasta llegar a los espermios.
Los tubos seminíferos permanecen sólidos hasta la pubertad,
cuando se canalizan, sus paredes la forman dos tipos de células:
Células de Sertoli, derivadas del epitelio de superficie del testículo.
Espermatogonias, células primordiales derivadas de las células
primordiales germinales, espermatocitos I, espermatocitos II,
espermátidas y espermatozoides.
Las células de Sertoli producen también cierta sustancia,
la AMH (Anti Müllerian Hormone) , o factor inhibidor del sistema
mülleriano, que se produce hasta la pubertad, edad en que empieza
a decrecer.
El mesénquima separa los túbulos seminíferos y da
lugar al desarrollo de las células intersticiales de
Leydig, las cuales empiezan a segregar testosterona y
androstendiona .
La espermatogénesis es el mecanismo encargado de la
producción de espermatozoides.
El gen SRY (Sex Region Y chromosome) genera el TDF (Testicular
Determination Factor).
El gen SRY está situado cerca de la pseudoregión autosómica del
brazo corto del cromosoma Y; controla el desarrollo de la gónada
indiferenciada para formar un testículo.
El TDF induce la condensación de los cordones sexuales primarios
y su entrada en la médula de la gónada indiferenciada donde se
extienden y anastomosan para formar la rete testis.
La espermatogonia es el primer desarrollo de un espermatozoide,
del cual pasa a espermatocito I hasta espermatocito II,
después llega a convertirse en espermatozoide.
Los espermatozoides presentan
tres zonas bien diferenciadas:
la cabeza, el cuello y la cola.
La primera es la de mayor tamaño, contiene los
cromosomas de la herencia y lleva en su parte
anterior un pequeño saliente o acrosoma cuya misión
es perforar las envolturas del óvulo.
En el cuello se localiza el centrosoma y las
mitocondrias, y la cola es el filamento que le permite
al espermatozoide ‘nadar’ hasta el óvulo para
fecundarlo.
La espermiogénesis, es la fase final de la espermatogénesis, por el
cual las espermátidas se transforman en espermatozoides.
1. condensación nuclear.
2. formación del acrosoma.
3. formación del flagelo.
4. pérdida de gran parte del citoplasma.
5. finaliza con la entrada de las formas maduras en la luz de
los túbulos seminíferos y su transporte al epidídimo.
El acrosoma es un pequeño depósito situado en el extremo
apical de la cabeza del espermatozoide y que contiene
enzimas proteolíticas.
La misión de éstas es el debilitamiento y ruptura de las
distintas paredes que envuelven al óvulo.
Fin
Descargar

Diapositiva 1