ESPEJO
¿Sabes por qué has podido ver estos hermosos reflejos?
Porque había paz y sosiego en el agua.
A veces deseamos vernos a nosotros mismos, y nos olvidamos que si deseamos
hacerlo, necesitamos de la paz y el sosiego interior.
Las tensiones y el ajetreo de nuestro diario quehacer nos impide vernos como
somos y también nos impide ver a los otros en su esencia.
Debemos estar más atentos y no juzgar tan fácilmente pues nuestro entorno se
mueve y no refleja siempre la verdad de lo que somos.
Descargar

El espejo