Llamados del cristiano
A fortalecernos
en el Señor
(Ef 6:10) Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos
en el Señor, y en el poder de su fuerza.
Al valor
A la disciplina
Llamados a fortalecernos en el Señor
La palabra fortaleza viene del Gr.
“endunamóo” que significa: apoderar,
dar fuerza, esforzar, fortalecer.
Fortalecerse: es la acción de hacerse fuerte
o más fuerte.
Llamados a fortalecernos en el Señor
Además del llamado al valor y a la
disciplina, el cristiano está llamado a
fortalecerse en Señor, en otras palabras, a
tomar fuerza del Todopoderoso.
Llamados a fortalecernos en el Señor
(Ex 15:1) Entonces cantó Moisés y los hijos
de Israel este cántico a Jehová, y dijeron:
Cantaré yo a Jehová, porque se ha
magnificado grandemente; Ha echado en el
mar al caballo y al jinete.
(Ex 15:2) Jehová es mi fortaleza y mi
cántico, Y ha sido mi salvación. Este es mi
Dios, y lo alabaré; Dios de mi padre, y lo
enalteceré.
Llamados a fortalecernos en el Señor
(2S 22:1) Habló David a Jehová las palabras de
este cántico, el día que Jehová le había librado de
la mano de todos sus enemigos, y de la mano de
Saúl.
2) Dijo: Jehová es mi roca y mi fortaleza, y mi
libertador;
3) Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi
escudo, y el fuerte de mi salvación, mi alto refugio;
Salvador mío; de violencia me libraste.
4) Invocaré a Jehová, quien es digno de ser
alabado, Y seré salvo de mi enemigos.
Llamados a fortalecernos en el Señor
La(Jue
fortaleza
hombre
está Yo
en te
la fuerza
16:6) Ydel
Dalila
dijo a no
Sansón:
física,
ser interior.
ruegosino
que en
mesu
declares
en qué consiste tu
gran fuerza, y cómo podrás ser atado para
Laser
Palabra
de Dios nos enseña que debemos
dominado.
aprender a fortalecernos en nuestro Dios,
porque de El emana nuestro poder.
Llamados a fortalecernos en el Señor
(Sal 8:2) De la boca de los niños y de los que
maman, fundaste la fortaleza, A causa de tus
enemigos, Para hacer callar al enemigo y al
vengativo.
(Lc 22:39) Y saliendo, se fue, como solía, al
monte de los Olivos; y sus discípulos también le
siguieron.
40) Cuando llegó a aquel lugar, les dijo: Orad
que no entréis en tentación.
41) Y él se apartó de ellos a distancia como de
un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró,
42) diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta
copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.
43) Y se le apareció un ángel del cielo para
fortalecerle.
Descargar

Iglesia Cristiana Luz de Cristo