
Recopilado y adaptado por:
JAIRO DELGADO CARREÑO
Según el artículo 10 del Código de comercio
colombiano, “son comerciantes las personas
que profesionalmente se ocupan en alguna
de las actividades que la ley considera
mercantiles.
La calidad de comerciante se adquiere
aunque la actividad mercantil se ejerza por
medio de apoderado, intermediario o
interpuesta persona”.
Comerciantes es pues, aquella Persona
natural o Persona jurídica que
voluntariamente, y de forma regular y
profesionalmente, desarrolla un acto jurídico
considerado como mercantil por la ley.
• Cuando se haya inscrita en el registro
mercantil
• Cuando tiene un establecimiento de
comercio abierto
• Cuando se anuncia al público como
comerciante por cualquier medio
B. Incapacidades absolutas y relativas
1. Incapacidad absoluta
Son incapaces absolutos los impúberes, los dementes y
los sordomudos que no pueden darse a entender por escrito ni
mediante lengua. Sus actos no producen ni siquiera obligaciones
naturales y no admiten caución.
Son menores impúberes, los varones menores de 14 años y las mujeres
menores de entre 12 años (art. 91 CC).
B. Incapacidades absolutas y relativas
2. Incapacidad relativa
El CC establece que son incapaces relativos los menores adultos que se hallen
bajo patria potestad o que no han obtenido habilitación de edad y
los comerciantes fallidos (art. 1.280 CC)[1].
Los actos y contratos realizados por estas personas relativamente incapaces
son relativamente nulos.
a. Menores adultos bajo patria potestad
Puede ser que los menores púberes no se hallen bajo la patria potestad
porque ésta se acabó o porque los padres la perdieron. La patria potestad se
acaba por la muerte de los padres, por la mayoría de edad de o los hijos y por
el matrimonio de los hijos
La mayoría de edad se adquiere a los 18 años.
c. Comerciante fallido
Se llaman así a aquellos comerciantes que por una auto declarativo de la
quiebra han sido desapoderados de sus bienes
En la Ley Concursal Ley 18.387 de 2008 (LC), se sustituye la figura del
"comerciante fallido" por la del "deudor concursado". No se trata de un mero
cambio nominal.
b. Menores adultos habilitados
En el caso de contraer matrimonio, el menor adulto no se encuentra bajo
patria potestad ni bajo tutela. Deja de ser incapaz relativo pero no adquiere
capacidad plena sino con restricciones.
El matrimonio de menores de 18 años produce el efecto de adquirir el poder
de ejercer todos los actos de la vida civil, excepto los que el CC prohíbe a los
menores habilitados de edad. De manera que el efecto del matrimonio del
menor de 18 años se circunscribe al ámbito civil. Art. 283 CC.
Será capaz pero con limitaciones, esto es, no tiene la libre administración de
sus bienes. En consecuencia, no cumple con la exigencia del art. 8 del CCom en cuanto a tener la libre administración de sus bienes - y no puede ser
comerciante.
En resumen, debe entenderse que, en el sistema de nuestro CCom, el menor de
18 años, en ningún caso, puede ser comerciante.
La habilitación civil, producida por el matrimonio, tiene efecto solamente en el
ámbito civil. En el régimen del CCom es capaz para ejercer el comercio, quien
tiene la libre administración de sus bienes, el menor púber que contrae
matrimonio tiene capacidad para ejercer actos en la esfera civil pero con
restricciones; con lo cual no estaría habilitado para ejercer el comercio según
dispone el art. 8.
Clasificación de los menores
Infantes
0 a 7 años (infantes)
Impúberes
7 a 12 años (mujeres)
7 a 14 años (varones)
Menores adultos 12 a 18 años (mujeres)
14 a 18 años (varones)
ARTÍCULO 4. Las personas que
accidentalmente, con o sin establecimiento
fijo, hagan alguna operación de comercio,
aunque no son en derecho comerciantes,
quedan, sin embargo, sujetas por ella a las
leyes mercantiles.
Por tanto, los labradores y fabricantes, y en
general todos los que tienen almacén o
tienda en alguna población para el expendio
de los frutos de su finca, o de los productos
ya elaborados de su industria, o trabajo, sin
hacerles alteración al expenderlos, serán
considerados comerciantes en cuanto
concierne a sus almacenes o tiendas.
1. Creen confusión, por cualquier medio que
sea, respecto del establecimiento, los
productos o la actividad industrial o
comercial, de otro comerciante;
2. Desacrediten, mediante aseveraciones
falsas, el establecimiento, los productos o
la actividad industrial o comercial, de
cualquier otro comerciante;
1.
2.
3.
Induzcan al público a error sobre la
naturaleza, el modo de fabricación,
las características, la aptitud en el
empleo o la cantidad de los
productos, o
Se encuentren previstos en otras
leyes.
Las acciones civiles producto de
actos de competencia desleal, sólo
podrán iniciarse cuando se haya
obtenido un pronunciamiento firme
en la vía administrativa, si ésta es
aplicable.
A través de la Ley 256 de 1996 o también
conocida con la Ley sobre Competencia
Desleal, se busca garantizar la libre y leal
competencia económica, mediante la
prohibición de actos y conductas de
competencia desleal, en beneficio de todos
los que participen en el mercado.
Ley sobre Competencia Desleal, establece las
siguientes conductas como desleales:
ACTOS DE DESVIACIÓN DE LA CLIENTELA.
toda conducta que tenga como objeto o
como efecto desviar la clientela de la
actividad, prestaciones mercantiles o
establecimientos ajenos, siempre que sea
contraria a las sanas costumbres mercantiles
o a los usos honestos en materia industrial o
comercial.
ACTOS DE DESORGANIZACIÓN.
Toda conducta que tenga por objeto o como
efecto desorganizar internamente la
empresa, las prestaciones mercantiles o el
establecimiento ajeno.
ACTOS DE CONFUSIÓN.
Toda conducta que tenga por objeto o como
efecto crear confusión con la actividad, las
prestaciones mercantiles o el establecimiento
ajenos.
ACTOS DE ENGAÑO.
Toda conducta que tenga por objeto o como
efecto inducir al público a error sobre la
actividad, las prestaciones mercantiles o el
establecimiento ajenos, así como sobre la
naturaleza, el modo de fabricación, las
características, la aptitud en el empleo o la
cantidad de los productos.
ACTOS DE DESCRÉDITO.
La utilización o difusión de indicaciones o
aseveraciones incorrectas o falsas, la omisión
de las verdaderas y cualquier otro tipo de
práctica que tenga por objeto o como efecto
desacreditar la actividad, las prestaciones, el
establecimiento o las relaciones mercantiles
de un tercero, a no ser que sean exactas,
verdaderas y pertinentes.
ACTOS DE COMPARACIÓN.
Se considera desleal la comparación pública
de la actividad, las prestaciones mercantiles o
el establecimiento propios o ajenos con los
de un tercero, cuando dicha comparación
utilice indicaciones o aseveraciones
incorrectas o falsas, u omita las verdaderas.
Así mismo, se considera desleal toda
comparación que se refiera a extremos que
no sean análogos, ni comprobables.
ACTOS DE IMITACIÓN.
La imitación de prestaciones mercantiles e iniciativas
empresariales ajenas es libre, salvo que estén amparadas por
la ley.
No obstante, la imitación exacta y minuciosa de las
prestaciones de un tercero se considerará desleal cuando
genere confusión acerca de la procedencia empresarial de la
prestación o comporte un aprovechamiento indebido de la
reputación ajena.
EXPLOTACIÓN DE LA REPUTACIÓN AJENA.
El aprovechamiento en beneficio propio o ajeno de las
ventajas de la reputación industrial, comercial o
profesional adquirida por otro en el mercado.
El empleo no autorizado de signos distintivos ajenos o de
denominaciones de origen falsas o engañosas aunque
estén acompañadas de la indicación acerca de la
verdadera procedencia del producto o de expresiones
tales como “modelo”, “sistema”, “tipo” , “clase”,
“género”, “manera”, “imitación”, y “similares”.
VIOLACIÓN DE SECRETOS.
La divulgación o explotación, sin autorización
de su titular, de secretos industriales o de
cualquiera otra clase de secretos
empresariales a los que se haya tenido acceso
legítimamente pero con deber de reserva, o
ilegítimamente.
Tendrá así mismo la consideración de desleal,
la adquisición de secretos por medio de
espionaje o procedimientos análogos.
INDUCCIÓN A LA RUPTURA CONTRACTUAL.
Se considera desleal la inducción a
trabajadores, proveedores, clientes y demás
obligados, a infringir los deberes
contractuales básicos que han contraído con
los competidores.
La inducción a la terminación regular de un
contrato o el aprovechamiento en beneficio
propio o ajeno de una infracción contractual
ajena sólo se califica desleal cuando, siendo
conocida, tenga por objeto la expansión de
un sector industrial o empresarial o vaya
acompañada de circunstancias tales como el
engaño, la intención de eliminar a un
competidor del mercado u otros análogos.
No pueden ejercer el comercio:
I. Los corredores;
II. Los quebrados que no hayan sido
rehabilitados;
III. Los que por sentencia ejecutoriada hayan
sido condenados por delitos contra la
propiedad, incluyendo en éstos la falsedad, el
peculado, el cohecho y la concusión. La
limitación a que se refiere la fracción
anterior, comenzará a surtir sus efectos a
partir de que cause ejecutoria la Sentencia
respectiva y durará hasta que se cumpla con
la condena. (DR)IJ
ARTÍCULO 13. Los extranjeros serán libres
para ejercer el comercio, según lo que se
hubiere convenido en los tratados con sus
respectivas naciones, y lo que dispusieren las
leyes que arreglen los derechos y
No pueden ejercer el comercio:
I. Los corredores;
II. Los quebrados que no hayan sido rehabilitados;
III. Los que por sentencia ejecutoriada hayan sido condenados por delitos contra
la propiedad, incluyendo en éstos la falsedad, el peculado, el cohecho y la
concusión.
Personas inhábiles para ejercer el comercio:
son inhábiles para ejercer el comercio, directamente o por
interpuesta persona (art.14 cc):
1. Los comerciantes declarados en quiebra, mientras no
obtengan su rehabilitación;
2. Los funcionarios de entidades oficiales y semioficiales
respecto de actividades mercantiles que tengan relación
con sus funciones, y
3. Las demás personas a quienes por ley o sentencia judicial
se prohíba el ejercicio de actividades mercantiles.
2.- EL COMERCIANTE SOCIAL E INDIVIDUAL :
Hay dos clases de comerciantes: comerciantes individuales y
comerciantes sociales.
a) Concepto de Comerciante Individual:
Es el sujeto que ejercita una actividad en nombre propio y con
finalidad de lucro, mediante una organización adecuada. Lo que
caracteriza al comerciante que ejercita actos de comercio, de aquel
que no es comerciante pero si realiza actos de comercio, es la
habitualidad, es decir, el comercio es el medio de vida.
Comerciante Social :
Son comerciantes sociales, las sociedades organizadas bajo la forma
mercantil, con calidad de comerciantes, cualquiera que sea su objeto;
y , quienes ejercen en nombre propio y con fines de lucro,
cualesquiera actividad que se refiera a la industria dirigida a la
producción o transformación de bienes y a la prestación de servicios,
la banca, seguros y fianzas.
1. Matricularse en el registro mercantil;
2. Inscribir en el registro mercantil todos los actos, libros y
documentos respecto de los cuales la ley exija esa formalidad;
3. Llevar contabilidad regular de sus negocios conforme a las
prescripciones legales;
4. Conservar, con arreglo a la ley, la correspondencia y demás
documentos relacionados con sus negocios o actividades;
5. Abstenerse de ejecutar actos de competencia desleal.
El registro mercantil
es una función que la ley ha asignado a las cámaras de comercio,
consistente en llevar una matrícula de los comerciantes y sus
establecimientos de comercio, así como la inscripción o anotación de
los diferentes actos u operaciones, libros y documentos que sean de
carácter mercantil, o que afecten a la persona del comerciante, con el
fin de darles publicidad y los efectos jurídicos que la ley señala.
Cualquier persona podrá examinar los libros y archivos en que se lleva
el registro, tomar anotaciones y obtener copias de los mismos. Y
obtener prueba de la inscripción de un acto en el Registro Mercantil,
mediante la solicitud del respectivo certificado a la Cámara de
Comercio
DEL REGISTRO MERCANTIL
Art. 26.- El registro mercantil tendrá por objeto llevar la matrícula de
los comerciantes y de los establecimientos de comercio, así como la
inscripción de todos los actos, libros y documentos respecto de los
cuales la ley exigiere esa formalidad.
El registro mercantil será público.
Art. 27.- El registro mercantil se llevará por las cámaras de comercio,
pero la Superintendencia de Industria y Comercio determinará los
libros necesarios para cumplir esa finalidad.
Así como se adquiere la calidad de comerciante por la presentación
conjunta de una serie de condiciones, cuando alguna de ellas
desaparece, también, desaparece esa calidad.
Si el comerciante deviene incapaz, cesa de ser comerciante.
Si el comerciante es declarado en quiebra, debe cesar en su actividad
de comerciante, pues la Ley establece la “incapacidad” de los fallidos
para el ejercicio del comercio.
Si el comerciante deja de realizar actos de comercio en forma
profesional, termina su carácter de comerciante.
Un comerciante puede resolver poner fin a su actividad comercial y
cierra su comercio, pero quedan siempre operaciones pendientes de
liquidación, como ser el pago de cuentas, el cobro de deudas, la venta
de instalaciones o de la mercadería sobrante. Puede entenderse que
el comerciante sigue siéndolo hasta que finalice esas operaciones.
Será cuestión de hecho, puesto que ni el comienzo ni la paralización se
agotan en un solo acto sino que suponen un desarrollo o paralización
paulatina.
PERDIDA DE LA CALIDAD DE COMERCIANTE
http://comercialgeneralunab.blogspot.com/2
009/02/el-comerciante_6899.html
http://www.secretariasenado.gov.co/senado
/basedoc/codigo/codigo_comercio.html
Descargar

El comerciante - estudiososahora