Realizado por Miguel Esteban Plo
 Una planta medicinal es un recurso, cuya parte o
extractos se emplean como drogas en el
tratamiento de alguna afección. La parte de la
planta empleada medicinalmente se conoce con
el nombre de droga vegetal, y puede
suministrarse bajo diferentes formas galénicas:
cápsulas, comprimidos, crema, decocción, elixir,
infusión, jarabe, tintura, ungüento, etc.
 El uso de remedios de origen vegetal se remonta
a la época prehistórica, y es una de las formas
más extendidas de medicina, presente en
virtualmente todas las culturas conocidas.
INTRODUCCIÓN
Dependiendo de su naturaleza química, las
sustancias activas de los vegetales determinan
un efecto terapéutico sobre el organismo
humano. Se dividen en grupos, según sea su
campo de actuación, aunque una misma planta
puede ser utilizada para más de un tratamiento,
de hecho suele ser así en la mayoría de los casos;
en muchos ocasiones se asocian varias plantas
diferentes para reforzar la acción terapéutica.
 Atendiendo a esas acciones se dividen las plantas
medicinales en las siguientes:
AMARGAS

Son plantas que tienen influencia
sobre la función gástrica, pero sobre
todo en caso de inapetencia; son por
tanto aperitivas.
La genciana es una planta amarga
pura

Existen varios tipos de plantas
amargas, se emplean siempre antes
de las comidas: amargas puras,
como la genciana, centaura menor o
trébol acuático; amargas
aromáticas, como la artemisa,
angélica o el acoro; amargas
astringentes, como la corteza de
candurango, útiles por presentar un
ligero efecto astringente eficaces en
catarros y gastritis ligeras; amargas
mucilaginosas, como el tusílago y el
cáñamo.
Genciana
ASTRINGENTES
 Se trata de plantas con alto
contenido en taninos, que
poseen capacidad para actuar
sobre la epidermis o las
mucosas. También ejercen un
efecto de drenado del tejido y
una acción antiinflamatoria.
 Plantas con este tipo de
sustancias son el arándano,
hipérico, salvia, tormentilla,
margarita (útil en la dermatosis,
eccemas e inflamaciones),
verónica, pulmonaria, cortezas
de roble y de sauce, bardana,
hepática, nogal, orégano,
agripalma, hisopo, entre otras
muchas.
Hipérico
VULNERARIAS
 Las drogas con efectos
vulnerarios tienen la
capacidad de reducir las
inflamaciones a la vez que
aceleran la renovación de
los tejidos dañados. Como
ejemplo, la manzanilla,
meliloto y la caléndula
cicatrizan las heridas y
curan las enfermedades de
la piel; el brezo actúa como
antiinflamatorio de las vías
urinarias; el romero es
antirreumático.
Manzanilla
CARMINATIVAS


Las plantas con efectos
carminativos ejercen una
beneficiosa influencia sobre la
evacuación de los gases intestinales,
contracciones dolorosas y los
calambres que se producen en los
músculos lisos del intestino. Además
de reducir la tensión dolorosa,
frenan el desarrollo de las bacterias
responsables de las fermentaciones.
A este tipo de plantas pertenecen
las drogas que contienen sustancias
espasmolíticas como la manzanilla,
anís, hinojo, enebro, menta piperita,
salvia, meliloto, etc.
Hinojo
DIAFORÉTICAS O SUDORÍFICAS
 Se trata de plantas que
facilitan la
transpiración. Entran
en este tipo el
gordolobo, saúco
negro, manzanilla, tilo,
fumaria, hojas de
grosellero negro,
ulmaria, verónica,
bardana, o la trinitaria.
Descargar

Diapositiva 1