IGLESIA CRISTIANA LUZ
DE CRISTO
PREDICANDO
LA PALABRA DE DIOS
INTIMIDAD CON DIOS
(He 13:2 [RV60])
No os olvidéis de la hospitalidad,
porque por ella algunos sin
saberlo hospedaron ángeles.
LA
Hospitalidad
Gr. Philonexia (Philos = amor y
Xenos = extranjero o extraño) amor
a los extraños
El rey Ezequias hizo
una reforma y
cambió muchas
cosas que su papá
habia hecho.
La hospitalidad viene desde
tiempos antiguos
(Dt 10:18 [RV60])
que hace justicia al huérfano y a la viuda;
que ama también al extranjero dándole
pan y vestido.
(Dt 10:19 [RV60])
Amaréis, pues, al extranjero; porque
extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto.
(Gn 24:15 [RV60])
Y aconteció que antes que él acabase de hablar, he aquí
Rebeca, que había nacido a Betuel, hijo de Milca mujer de
Nacor hermano de Abraham, la cual salía con su cántaro
sobre su hombro.
(Gn 24:16 [RV60])
Y la doncella era de aspecto muy hermoso, virgen, a la que
varón no había conocido; la cual descendió a la fuente, y
llenó su cántaro, y se volvía.
(Gn 24:17 [RV60])
Entonces el criado corrió hacia ella, y dijo: Te
ruego que me des a beber un poco de agua
de tu cántaro.
(Gn 24:18 [RV60])
Ella respondió: Bebe, señor mío; y se dio prisa
a bajar su cántaro sobre su mano, y le dio a
beber.
(Gn 24:19 [RV60])
Y cuando acabó de darle de beber, dijo:
También para tus camellos sacaré agua,
hasta que acaben de beber.
(Gn 24:20 [RV60])
Y se dio prisa, y vació su cántaro en la pila, y
corrió otra vez al pozo para sacar agua, y sacó
para todos sus camellos.
(Gn 24:22 [RV60])
Y cuando los camellos acabaron de beber, le
dio el hombre un pendiente de oro que
pesaba medio siclo, y dos brazaletes que
pesaban diez,
(Gn 24:23 [RV60])
y dijo: ¿De quién eres hija? Te ruego que me
digas: ¿hay en casa de tu padre lugar donde
posemos?
(Gn 24:24 [RV60])
Y ella respondió: Soy hija de Betuel hijo de
Milca, el cual ella dio a luz a Nacor.
(Gn 24:25 [RV60])
Y añadió: También hay en nuestra casa paja y
mucho forraje, y lugar para posar.
Al practicar la hospitalidad nos
permite optar para casarnos con
el Señor Jesucristo.
(Mt 25:34 [RV60])
Entonces el Rey dirá a los de su derecha:
Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino
preparado para vosotros desde la fundación
del mundo.
(Mt 25:35 [RV60])
Porque tuve hambre, y me disteis de comer;
tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero,
y me recogisteis;
(Mt 25:36 [RV60])
estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y
me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.
(Mt 25:37 [RV60])
Entonces los justos le responderán diciendo:
Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te
sustentamos, o sediento, y te dimos de
beber?
(Mt 25:38 [RV60])
¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos,
o desnudo, y te cubrimos?
(Mt 25:39 [RV60])
¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y
vinimos a ti?
(Mt 25:40 [RV60])
Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os
digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos
mis hermanos más pequeños, a mí lo
hicisteis.
(Gn 19:1 [RV60])
Llegaron, pues, los dos ángeles a Sodoma a la
caída de la tarde; y Lot estaba sentado a la
puerta de Sodoma. Y viéndolos Lot, se
levantó a recibirlos, y se inclinó hacia el
suelo,
(Gn 19:2 [RV60])
y dijo: Ahora, mis señores, os ruego que
vengáis a casa de vuestro siervo y os
hospedéis, y lavaréis vuestros pies; y por la
mañana os levantaréis, y seguiréis vuestro
camino. Y ellos respondieron: No, que en la
calle nos quedaremos esta noche.
(Gn 19:3 [RV60])
Mas él porfió con ellos mucho, y fueron con
él, y entraron en su casa; y les hizo banquete,
y coció panes sin levadura, y comieron.
(1R 17:10 [RV60])
Entonces él se levantó y se fue a Sarepta. Y
cuando llegó a la puerta de la ciudad, he aquí
una mujer viuda que estaba allí recogiendo
leña; y él la llamó, y le dijo: Te ruego que me
traigas un poco de agua en un vaso, para que
beba.
(1R 17:11 [RV60])
Y yendo ella para traérsela, él la volvió a
llamar, y le dijo: Te ruego que me traigas
también un bocado de pan en tu mano.
(1R 17:12 [RV60])
Y ella respondió: Vive Jehová tu Dios, que no
tengo pan cocido; solamente un puñado de
harina tengo en la tinaja, y un poco de aceite
en una vasija; y ahora recogía dos leños, para
entrar y prepararlo para mí y para mi hijo,
para que lo comamos, y nos dejemos morir.
(1R 17:13 [RV60])
Elías le dijo: No tengas temor; ve, haz como
has dicho; pero hazme a mí primero de ello
una pequeña torta cocida debajo de la ceniza,
y tráemela; y después harás para ti y para tu
hijo.
(1R 17:14 [RV60])
Porque Jehová Dios de Israel ha dicho así: La
harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite
de la vasija disminuirá, hasta el día en que
Jehová haga llover sobre la faz de la tierra.
(1R 17:15 [RV60])
Entonces ella fue e hizo como le dijo Elías; y
comió él, y ella, y su casa, muchos días.
Los hombres corruptos
(Gn 19:4 [RV60])
Pero antes que se acostasen, rodearon la casa los
hombres de la ciudad, los varones de Sodoma, todo
el pueblo junto, desde el más joven hasta el más
viejo.
(Gn 19:5 [RV60])
Y llamaron a Lot, y le dijeron: ¿Dónde están los
varones que vinieron a ti esta noche? Sácalos, para
que los conozcamos.
La Murmuración
(Lc 19:5 [RV60])
Cuando Jesús llegó a aquel lugar, mirando hacia
arriba, le vio, y le dijo: Zaqueo, date prisa,
desciende, porque hoy es necesario que pose yo en
tu casa.
(Lc 19:6 [RV60])
Entonces él descendió aprisa, y le recibió gozoso.
(Lc 19:7 [RV60])
Al ver esto, todos murmuraban, diciendo que había
entrado a posar con un hombre pecador.
La Desconfianza
(Lc 10:30 [RV60])
Respondiendo Jesús, dijo: Un hombre descendía de
Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de ladrones, los
cuales le despojaron; e hiriéndole, se fueron,
dejándole medio muerto.
(Lc 10:31 [RV60])
Aconteció que descendió un sacerdote por aquel
camino, y viéndole, pasó de largo.
(Lc 10:32 [RV60])
Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar, y
viéndole, pasó de largo.
El Egoismo
(3Jn 1:9 [RV60])
Yo he escrito a la iglesia; pero Diótrefes, al cual le
gusta tener el primer lugar entre ellos, no nos
recibe.
(3Jn 1:10 [RV60])
Por esta causa, si yo fuere, recordaré las obras que
hace parloteando con palabras malignas contra
nosotros; y no contento con estas cosas, no recibe a
los hermanos, y a los que quieren recibirlos se lo
prohibe, y los expulsa de la iglesia.
Los prejuicios
(Lc 5:29 [RV60])
Y Leví le hizo gran banquete en su casa; y había
mucha compañía de publicanos y de otros que
estaban a la mesa con ellos.
(Lc 5:30 [RV60])
Y los escribas y los fariseos murmuraban contra los
discípulos, diciendo: ¿Por qué coméis y bebéis con
publicanos y pecadores?
CUANDO PRACTICAMOS LA
HOSPITALIDAD ESTO NOS DA
BENDICIONES MATERIALES Y
ESPIRITUALES
ES IMPORTANTE TENER EL
DISCERNIMIENTO DEL ESPÍRITU PARA
NO SER ENGAÑADOS
DEBEMOS PRACTICAR LA
HOSPITALIDAD SIN ESPERAR NINGUNA
RETRIBUCIÓN.
(He 13:2 [RV60])
No
os
olvidéis
de
la
hospitalidad, porque por ella
algunos sin saberlo hospedaron
ángeles.
DIOS TE BENDIGA
Descargar

IGLESIA CRISTIANA LUZ DE CRISTO