CON AUDIO
El paciente va palidísimo en la camilla,
con cara de pánico total, y le pregunta casi llorando al enfermero
que lo llevaba:
- Por favor, ¿me podría llevar a la Urgencia?
-Ya le he dicho antes que ¡NO!.
Si el doctor dice que va a la morgue, ¡¡¡usted va a la morgue!!!.
El paciente le muestra a su médico el resultado de sus análisis.
Éste los analiza con cara de preocupación, lo
ausculta y le dice al paciente:
-Vamos a tener que mandarle hacer una plaquita...
- ¿De tórax, Doctor?
- No .... de mármol.
Una mujer lleva a un bebé recién nacido al pediatra.
Cuando el médico examina al niño, descubre que está por debajo
del peso normal. Pregunta si se alimenta con biberón o con pecho materno.
- Pecho materno, responde la señora.
- Por favor señora -dice el doctor- descúbrase los pechos.
La mujer obedece, y el médico toca, aprieta, palpa y oprime ambos pechos,
en un examen detallado. Luego le indica a la señora que se cubra y le dice:
- Con razón el niño pesa poco señora, usted no tiene leche.
-Ya lo sé, doctor. Soy su abuela, pero si supiera lo contenta que estoy
de haber venido!!!
Mi médico es un matasanos, estuvo tratando
a mi esposa del hígado durante 20 años y al final murió del
corazón.
- El mío es mejor: si te trata el hígado, seguro que te mueres
del hígado.
- Doctor, cuando era soltera, tuve que abortar 6 veces
y ahora que estoy casada, no quedo embarazada.
- Evidentemente …usted no se reproduce en cautiverio.
- Usted debería haber venido a verme antes.
- En realidad fui a ver a un curandero.
- ¿Y qué estupidez le dijo?
- Que viniera a verlo a usted.
En una ciudad de U.S.A. muere un eminente cardiólogo . Profunda
consternación en el ambiente médico. Sus amigos
y familiares deciden hacerle un grandioso y pomposo funeral.
En medio de la iglesia y detrás del ataúd se encontraba
un gigantesco corazón cubierto de flores. Terminado el servicio fúnebre,
el corazón se abre en dos y el ataúd, al son
de una hermosa música, se desliza suavemente dentro del corazón.
Una vez adentro, las dos partes del corazón se cierran y
el ataúd desaparece de la vista de los presentes, encerrado para toda
la eternidad en el hermoso corazón. Realmente algo impresionante !!!
En ese momento se oye la risa de uno de los amigos del difunto.
Todo el mundo se da vuelta para mirarlo y el señor se disculpa diciendo:
- Lo siento, perdón pero ... estaba pensando en mi propio funeral, ...
yo soy ginecólogo.
- Doctor, estoy muy preocupado, tengo 90 años
y todavía ando persiguiendo a las muchachas.
-Bueno, no es para preocuparse . Hay hombres
que mantienen su plenitud sexual hasta edad muy avanzada.
-Si, pero lo que me preocupa es que no me acuerdo
para qué las persigo
Descargar

Galenos