Profa. Sofía Velázquez Serra
Filosofía - 6to Medicina
Liceo Tomás Berreta. Canelones
BIOGRAFÍA
Nació en 1724 y murió en 1804, filósofo
alemán, considerado por muchos como
el pensador
moderna.
más
influyente de la
era
Nacido en Königsberg (ahora,
Kaliningrado, Rusia) el 22 de abril de 1724,
Kant se educó en el Collegium
Fredericianum y en la Universidad de
Königsberg. En la escuela estudió sobre todo
a los clásicos y en
la universidad, física y matemáticas
LA RAZÓN PRÁCTICA
La actividad racional o intelectual del ser humano no se limita sólo al
conocimiento de los hechos/objetos. La razón se preocupa también de
responder a la pregunta:
¿Qué debo hacer? ¿Cómo he de actuar? Mientras la razón
teórica se ocupa de lo primero, la razón práctica se ocupa de responder a
tales preguntas. Razón teórica y razón práctica no son dos razones
diferentes en el hombre, sino dos funciones perfectamente diferenciadas
de una misma y única facultad racional. La razón teórica se ocupa de
conocer la naturaleza, de cómo son las cosas; la razón práctica se ocupa
de cómo deberían ser, de cómo orientar la conducta humana.
A la razón práctica no le interesa conocer cómo es, de hecho, la conducta
humana, ni cuáles son los motivos empíricos y psicológicos -deseos,
sentimientos, intereses, etc.- que impulsan a los hombres a actuar; sólo le
interesa conocer cuáles deben ser los principios que han de guiarle si
quiere actuar racionalmente, moralmente.
¿QUÉ ME CONVIENE O QUE DEBO HACER?
La ética de Kant es bastante distinta al resto. La ética de Kant es formal, mientras
que las demás, por ejemplo la ética utilitarista y la ética de Epicuro son
éticas materiales ¿Qué quiere decir esto? lo mas común es que cuando la gente
piensa en temas de moral la pregunta básica es; ¿qué me conviene hacer? En el caso de
Epicuro la respuesta tenía que ver con el placer y en los utilitaristas con la felicidad
total . Pero para Kant la pregunta fundamental de la ética no es esa, sino;
¿qué debo hacer?
¿QUÉ ES UNA ÉTICA MATERIAL?
Podemos decir que son materiales las éticas que fijan un bien supremo para el ser
humano como criterio de la bondad o maldad de su conducta; por tanto, los actos
serán buenos cuando nos acerquen a la consecución de tal bien, y malos (reprobables,
no aconsejables) cuando nos alejen de él.
❖ Las éticas materiales son empíricas, a posteriori. P.ej.: sabemos que el placer es un
bien supremo para el hombre porque la experiencia nos dice que, desde niños, los
humanos buscamos el placer y huimos del dolor //No sirve para crear una ética
universal//
❖ Las normas o imperativos de las éticas materiales son hipotéticos o condicionales,
P.ej.: el precepto epicúreo «no bebas en exceso» quiere decir, en realidad: «no bebas en
exceso, si quieres tener una vida larga y placentera».
❖ Las éticas materiales son heterónomas. Aceptar leyes o normas impuestas desde el
exterior e irreflexivamente a nuestra razón. La voluntad del hombre es impulsada a
actuar por deseos o inclinaciones: la búsqueda del placer en la ética epicúrea, p.ej.,
que puede ser capaz de dominarle por completo.
¿QUÉ ES UNA ÉTICA FORMAL?
❖ no ha de ser empírica, sino a priori.
❖ no ha de ser hipotética en sus imperativos, sino que éstos han de
ser absolutos, categóricos.
❖ no ha de ser heterónoma, sino autónoma. Voluntad autónoma es
aquella que se determina a obrar desde sí misma y en virtud de los
principios que emanan de la razón.
¿
¿Qué es entonces una ética formal? Pues una ética vacía de contenido
material, es decir que no propone ningún bien o fin que haya de ser
perseguido por el hombre, ni tampoco nos dice qué hemos de hacer, sino
cómo debemos actuar para que nuestra acción tenga un valor o contenido
moral, más allá de nuestras inclinaciones, deseos o propósitos.
ANÁLISIS DEL TEXTO: FUNDAMENTACIÓN
DE LA METAFÍSICA DE LAS COSTUMBRES
«Ni en el mundo ni, en general, fuera de él es posible pensar nada que
pueda ser considerado bueno sin restricción, excepto una buena voluntad. »
Kant no acude a los fines de la acción humana, sino que intenta encontrar algo que
pueda considerarse bueno en términos absolutos, con prescindencia de cualquier
otra cosa, La respuesta de Kant es que lo único que puede ser absolutamente
bueno, es la buena voluntad.
La voluntad es la capacidad para determinarse a sí mismo a obrar según un principio
universal de la razón. Porque nada es en si mismo bueno ni malo. La idea básica es que lo que
hace buena a una persona buena es su posesión de una voluntad que está en cierto modo
'determinada' por, o toma decisiones basada en, la ley moral La idea de una buena voluntad
es supuesta como la idea de alguien que sólo toma decisiones que considera
valiosas moralmente, tomando a las consideraciones morales en sí mismas como razones
concluyentes para guiar su comportamiento.
«entendimiento, el ingenio, la facultad de discernir, o como quieran
llamarse los talentos del espíritu; o el valor, la decisión, la constancia
en los propósitos como cualidades del temperamento son, sin duda,
buenos y deseables en muchos sentidos, aunque también pueden
llegar a ser extraordinariamente malos y dañinos si la voluntad que
debe hacer uso de estos dones de la naturaleza y cuya constitución se
llama propiamente carácter no es buena.»
La inteligencia, la valentía, el poder no son buenos en si mismos. ¿Siempre se usa la
Inteligencia para hacer el bien?
El valor de la buena voluntad no puede consistir en que asegure ciertos fines valiosos,
sean propios o ajenos, dado que el valor de estos fines depende completamente de
que tengamos y mantengamos una buena voluntad De hecho, dado que es buena bajo
cualquier circunstancia, su bondad no debe depender de la obtención de ninguna
condición particular.
Así, Kant concluye que una buena voluntad debe entonces también ser buena en sí
misma y no en virtud de su relación con otras cosas, tales como la propia felicidad
del agente, o el bien común.
«Admitimos como principio que en las disposiciones naturales de un ser
organizado, es decir, adecuado teleológicamente para la vida, no se encuentra
ningún instrumento dispuesto para un fin que no sea el más propio y adecuado
para dicho fin. Ahora bien, si en un ser dotado de razón y de voluntad el propio fin
de la naturaleza fuera su conservación, su mejoramiento y, en una palabra, su
felicidad, la naturaleza habría tomado muy mal sus disposiciones al elegir la razón
de la criatura como la encargada de llevar a cabo su propósito. En efecto, todas
las acciones que en este sentido tiene que realizar la criatura, así como la regla
general de su comportamiento, podrían haber sido dispuestas mucho mejor a
través del instinto…»
Según Kant, sólo es libre quien obedece a la ley moral, y su voluntad es autónoma
porque no depende de nada externo a ella, sino que descubre la ley moral en sí
mismo, en su propia racionalidad.. Y es ésta la que nos confiere la mayor dignidad en
tanto seres humanos: por eso es más importante actuar por deber que buscar ser
felices (a veces ambas cosas son incompatibles). Kant sostiene al respecto que si la
naturaleza hubiera querido hacernos felices nos habría dotado sólo de instintos; si
tenemos razón es para ser moralmente buenos
«Para desarrollar el concepto de una buena voluntad, digna de ser estimada
por sí misma y sin ningún propósito exterior a ella, tal como se encuentra ya
en el sano entendimiento natural, que no necesita ser enseñado sino más
bien ilustrado; para desarrollar este concepto que se halla en la cúspide de
toda la estimación que tenemos de nuestras acciones y que es la condición
de todo lo demás, vamos a considerar el concepto del deber»
Una voluntad buena en sí misma es aquella que . 1 actúa por deber y no conforme al
deber; 2 es autónoma porque es de suyo legisladora , es decir es libre para darse a sí
misma su propia legitimidad.
El deber es de naturaleza exclusivamente racional; en cambio las inclinaciones
corresponden a nuestros instintos y a nuestros sentimientos y son, por tanto, de
naturaleza emocional.
SÓLO UNA ACCIÓN HECHA POR DEBER TIENE
VALOR MORAL
EL DEBER ES LA NECESIDAD DE UNA ACCIÓN
POR RESPETO A LA LEY
LA VOLUNTAD SERÁ BUENA SI OBEDECE A LA
LEY MORAL.
Según Kant, siempre que actuamos nos guiamos por principios, es decir que
actuamos de una manera relativamente consistente, siguiendo una línea de
conducta. Kant llama máximas a esos principios por los que nos guiamos y que son
subjetivos, puesto que nosotros mismos los proponemos. Por ejemplo, una persona
mentirosa se guiará por una máxima como ésta: "Mentiré cada vez que me
convenga", aunque no la formule explícitamente. Pero, ¿cómo hacemos para
determinar si nuestras máximas tienen valor moral positivo o negativo?
Tenemos que probar si se las puede universalizar sin contradicciones; es decir,
si lo que quiero para mí, puedo quererlo al mismo tiempo para todos los demás.
En ese caso mi máxima tendría un valor moral positivo y se convertiría en ley.
.
¿CUÁL ES ESA LEY QUE TODA ACCIÓN HUMANA
DEBE RESPETAR PARA SER CONSIDERADA
MORALMENTE BUENA?
»Yo no debo obrar nunca más que de modo que pueda querer que mi máxima se convierta
en ley universal»
Esto quiere decir que, ante la pregunta de qué debo hacer, la respuesta es: debo
hacer que mi máxima, el principio subjetivo que orienta mi acción, pueda valer
como ley universal para todo ser racional.
Sigamos con el ejemplo: ¿debo mentir?, y la máxima subjetiva: “Mentiré
sólo si me conviene”. Una vez formulada la máxima tendría que
preguntarme: ¿Qué pasaría si la mentira fuera una ley universal?
Si todos mintieran nadie creería a los demás y, al perderse la confianza,
la mentira carecería de sentido pues nadie la creería
¿CÓMO MANDA LA LEY MORAL?
Las máximas son principios subjetivos de la acción. Las leyes prácticas, en
cambio, son principio objetivos de la acción o imperativos es decir, un deber ser
que expresa la obligación objetiva de la acción.
Dicho de otra manera , como el hombre no quiere siempre lo que debe, es
necesario que se rija por imperativos que le dicta la razón
Imperativos Hipotéticos, acción sólo es necesaria como media para un fin, son
empíricos. Son condicionales, están subordinados a un fin.
«si quieres X haz Z»
.
El Imperativo categórico : haz X
EL IMPERATIVO CATEGÓRICO
La universalización de las máximas es un ejercicio mental, imaginario, no es real
ni posible ¿Cómo ordena ,manda, u obliga la Ley moral? Se formula como
IMPERATIVO CATEGÓRICO (único imperativo de moralidad): sin condiciones, de
forma necesaria y absoluta ( a priori, universal)
Es un imperativo porque es una orden Más precisamente, nos ordena ejercer nuestras
voluntades de un modo determinado; no nos ordena realizar tal o cual acción.
Es categórico en virtud de que se nos aplica incondicionalmente, o simplemente porque
tenemos voluntades racionales, sin referencia a ningún fin que podamos tener o no.
En otras palabras, no se nos aplica bajo la condición de que hayamos
previamente adoptado algún objetivo para nosotros mismos.
En cambio, un imperativo es categórico cuando manda a obrar de un modo necesario a
todos los hombres por igual, independientemente de sus condiciones subjetivas y
siempre de esa manera , independientemente de cualquier circunstancia .
TEST KANTIANO
1) Determinar la máxima (es empírico y situacional). En esta situación, haz X.
2)Corrección moral de la máxima: proceso de universalización, pueda querer y pueda
pensar la máxima como ley universal. Hacer x es universalizable y no hacer x no es
universalizable (ej. Ayudar a otros) se debe hacer X. (si hacer x y no hacer x es
universalizable es permitido pero no prohibido o exigible)
3) Por deber o conforme al deber.
Descargar

LA ÉTICA DE KANT