Dando a tu niño interior
nuevos permisos.
Tu niño interior necesita
nuevas reglas que le permitan
crecer y florecer y es
importante que te conviertas en
un buen educador si quieres
que tu niño herido interior sane.
Disciplina Nutriente
Una disciplina idónea implica reglas
que permiten a una persona ser
quien es.
He aquí algunas reglas para que
enseñes a tu Niñ@ Interior.
Está bien sentir lo que sientas.
Las sensaciones no son buenas
o malas. Simplemente son lo
que son. Nadie puede decirte
que debes sentir. Es bueno y
necesario hablar de
sensaciones.
Está bien querer lo que quieres.
No hay nada que debas o no
querer. Si estás en contacto con
tu energía vital, querrás
expandirte, crecer. Es necesario
satisfacer tus necesidades. Por
tanto, es correcto solicitar lo que
desees.
Está bien escuchar lo que
veas y oigas, lo que viste
y escuchaste es lo que
viste y escuchaste.
Satisfacemos nuestras
necesidades de ser cuando
permitimos jugar a nuestro niño
interior. Es muy importante
dejar que tu niño interior juegue
sexualmente.
Es esencial decir la verdad en
todo momento. Esto
reducirá el sufrimiento de la
vida. Mentir tergiversa la
realidad.
Es importante que conozcas
tus límites y demores el
placer algunas veces. Esto
reducirá el sufrimiento de la
vida.
Es crucial desarrollar un
equilibrado sentido de
responsabilidad. Esto
significa aceptar las
consecuencias de lo que
haces y aceptar las
consecuencias de lo que hace
otro.
Está bien cometer errores, los
errores son nuestros
maestros. Nos ayudan a
aprender.
Los sentimientos, necesidades y
carencias de otras personas han
de ser apreciados y respetados. La
violación de esto en otras
personas conduce a la culpa y a
aceptar las consecuencias.
Esta bien tener problemas.
Estos necesitan ser resueltos.
Está bien tener conflictos,
requieren ser solucionados.
Una buena noticia es que aunque el niño
interior fue herido por descuido y por una
educación inadecuada, podemos aprender
a satisfacer las necesidades de ese niño
aún siendo adulto. Podemos desarrollar
habilidades en todas las áreas de
interacción humana. No es cuestión de
desaprender; es cuestión de aprender
cosas por primera vez.
KIp Flock
Tomado del libro:
“Volver a la niñez”
De John Bradshaw
Elaborado por:
Lic. María Teresa Bringas Sánchez
Psicóloga
55 90 92 35
55 33 34 82 69
www.disenio.com.mx/gratis
Por tu atención,
gracias.
Descargar

Dando a tu niño interior nuevos permisos.