Si desea una copia de la presentación en
PowerPoint visite:
www.escuelasabatica2000.org
Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a
sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.
Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y
echad vuestras redes para pescar.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
El Llamado al Discipulado
Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y
echad vuestras redes para pescar.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y
echad vuestras redes para pescar.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y
echad vuestras redes para pescar.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y
echad vuestras redes para pescar.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
Y habiéndolo hecho,
encerraron gran cantidad de
peces, y su red se rompía.
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y
echad vuestras redes para pescar.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
Y habiéndolo hecho,
encerraron gran cantidad de
peces, y su red se rompía.
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y
echad vuestras redes para pescar.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
Estad quietos, y conoced que yo
soy Dios; Seré exaltado entre las
naciones; enaltecido seré en la
tierra.
Y habiéndolo hecho,
encerraron gran cantidad de
peces, y su red se rompía.
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y
echad vuestras redes para pescar.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
Estad quietos, y conoced que yo
soy Dios; Seré exaltado entre las
naciones; enaltecido seré en la
tierra.
Y habiéndolo hecho,
encerraron gran cantidad de
peces, y su red se rompía.
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y
echad vuestras redes para pescar.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
Estad quietos, y conoced que yo
soy Dios; Seré exaltado entre las
naciones; enaltecido seré en la
tierra.
Y habiéndolo hecho,
encerraron gran cantidad de
peces, y su red se rompía.
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo:
Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.
Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y
echad vuestras redes para pescar.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
Estad quietos, y conoced que yo
soy Dios; Seré exaltado entre las
naciones; enaltecido seré en la
tierra.
Y habiéndolo hecho,
encerraron gran cantidad de
peces, y su red se rompía.
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo:
Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.
Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y
echad vuestras redes para pescar.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
Estad quietos, y conoced que yo
soy Dios; Seré exaltado entre las
naciones; enaltecido seré en la
tierra.
Y habiéndolo hecho,
encerraron gran cantidad de
peces, y su red se rompía.
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo:
Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.
Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y
echad vuestras redes para pescar.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
Estad quietos, y conoced que yo
soy Dios; Seré exaltado entre las
naciones; enaltecido seré en la
tierra.
Y habiéndolo hecho,
encerraron gran cantidad de
peces, y su red se rompía.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo:
Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.
Y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran
compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas;
desde ahora serás pescador de hombres.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
Estad quietos, y conoced que yo
soy Dios; Seré exaltado entre las
naciones; enaltecido seré en la
tierra.
Y habiéndolo hecho,
encerraron gran cantidad de
peces, y su red se rompía.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo:
Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.
Y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran
compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas;
desde ahora serás pescador de hombres.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
Estad quietos, y conoced que yo
soy Dios; Seré exaltado entre las
naciones; enaltecido seré en la
tierra.
Y habiéndolo hecho,
encerraron gran cantidad de
peces, y su red se rompía.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo:
Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.
Y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran
compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas;
desde ahora serás pescador de hombres.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
Estad quietos, y conoced que yo
soy Dios; Seré exaltado entre las
naciones; enaltecido seré en la
tierra.
Y habiéndolo hecho,
encerraron gran cantidad de
peces, y su red se rompía.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo:
Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.
Y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran
compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas;
desde ahora serás pescador de hombres.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
Estad quietos, y conoced que yo
soy Dios; Seré exaltado entre las
naciones; enaltecido seré en la
tierra.
Y habiéndolo hecho,
encerraron gran cantidad de
peces, y su red se rompía.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo:
Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.
Y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran
compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas;
desde ahora serás pescador de hombres.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
Estad quietos, y conoced que yo
soy Dios; Seré exaltado entre las
naciones; enaltecido seré en la
tierra.
Y cuando trajeron a tierra
las barcas, dejándolo todo,
le siguieron.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo:
Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.
Y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran
compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas;
desde ahora serás pescador de hombres.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
Estad quietos, y conoced que yo
soy Dios; Seré exaltado entre las
naciones; enaltecido seré en la
tierra.
Y cuando trajeron a tierra
las barcas, dejándolo todo,
le siguieron.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo:
Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.
Y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran
compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas;
desde ahora serás pescador de hombres.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
Estad quietos, y conoced que yo
soy Dios; Seré exaltado entre las
naciones; enaltecido seré en la
tierra.
Y cuando trajeron a tierra
las barcas, dejándolo todo,
le siguieron.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo:
Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.
Y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran
compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas;
desde ahora serás pescador de hombres.
Respondiendo Simón, le
dijo: Maestro, toda la noche
hemos estado trabajando, y
nada hemos pescado; mas
en tu palabra echaré la red.
Estad quietos, y conoced que yo
soy Dios; Seré exaltado entre las
naciones; enaltecido seré en la
tierra.
Y cuando trajeron a tierra
las barcas, dejándolo todo,
le siguieron.
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo:
Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.
En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a
Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a
doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.
Aconteció como ocho días
después de estas palabras,
que tomó a Pedro, a Juan y a
Jacobo, y subió al monte a
orar.
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Aconteció que cuando todo el pueblo se bautizaba, también Jesús
fue bautizado; y orando, el cielo se abrió, y descendió el Espíritu
Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del
cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.
En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a
Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a
doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.
Aconteció como ocho días
después de estas palabras,
que tomó a Pedro, a Juan y a
Jacobo, y subió al monte a
orar.
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Aconteció que cuando todo el pueblo se bautizaba, también Jesús
fue bautizado; y orando, el cielo se abrió, y descendió el Espíritu
Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del
cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.
En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a
Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a
doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.
Aconteció como ocho días
después de estas palabras,
que tomó a Pedro, a Juan y a
Jacobo, y subió al monte a
orar.
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Aconteció que cuando todo el pueblo se bautizaba, también Jesús
fue bautizado; y orando, el cielo se abrió, y descendió el Espíritu
Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del
cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.
En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a
Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a
doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.
Aconteció como ocho días
después de estas palabras,
que tomó a Pedro, a Juan y a
Jacobo, y subió al monte a
orar.
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Aconteció que cuando todo el pueblo se bautizaba, también Jesús
fue bautizado; y orando, el cielo se abrió, y descendió el Espíritu
Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del
cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.
En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a
Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a
doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.
Aconteció como ocho días
después de estas palabras,
que tomó a Pedro, a Juan y a
Jacobo, y subió al monte a
orar.
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Aconteció que cuando todo el pueblo se bautizaba, también Jesús
fue bautizado; y orando, el cielo se abrió, y descendió el Espíritu
Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del
cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.
En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a
Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a
doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a
Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a
doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a
Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a
doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.
Habiendo reunido a sus
doce discípulos, les dio
poder y autoridad sobre
todos los demonios, y para
sanar enfermedades. Y los
envió a predicar el reino de
Dios, y a sanar a los
enfermos.
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a
Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a
doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.
Habiendo reunido a sus
doce discípulos, les dio
poder y autoridad sobre
todos los demonios, y para
sanar enfermedades. Y los
envió a predicar el reino de
Dios, y a sanar a los
enfermos.
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para
que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado
a ellos como también a mí me has amado.
En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a
Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a
doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.
Habiendo reunido a sus
doce discípulos, les dio
poder y autoridad sobre
todos los demonios, y para
sanar enfermedades. Y los
envió a predicar el reino de
Dios, y a sanar a los
enfermos.
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para
que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado
a ellos como también a mí me has amado.
En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a
Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a
doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.
Habiendo reunido a sus
doce discípulos, les dio
poder y autoridad sobre
todos los demonios, y para
sanar enfermedades. Y los
envió a predicar el reino de
Dios, y a sanar a los
enfermos.
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para
que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado
a ellos como también a mí me has amado.
En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a
Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a
doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.
Habiendo reunido a sus
doce discípulos, les dio
poder y autoridad sobre
todos los demonios, y para
sanar enfermedades. Y los
envió a predicar el reino de
Dios, y a sanar a los
enfermos.
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para
que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado
a ellos como también a mí me has amado.
En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a
Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a
doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.
Habiendo reunido a sus
doce discípulos, les dio
poder y autoridad sobre
todos los demonios, y para
sanar enfermedades. Y los
envió a predicar el reino de
Dios, y a sanar a los
enfermos.
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para
que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado
a ellos como también a mí me has amado.
En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a
Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a
doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.
Habiendo reunido a sus
doce discípulos, les dio
poder y autoridad sobre
todos los demonios, y para
sanar enfermedades. Y los
envió a predicar el reino de
Dios, y a sanar a los
enfermos.
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy;
en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.
En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a
Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a
doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.
Habiendo reunido a sus
doce discípulos, les dio
poder y autoridad sobre
todos los demonios, y para
sanar enfermedades. Y los
envió a predicar el reino de
Dios, y a sanar a los
enfermos.
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy;
en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.
En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a
Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a
doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.
Habiendo reunido a sus
doce discípulos, les dio
poder y autoridad sobre
todos los demonios, y para
sanar enfermedades. Y los
envió a predicar el reino de
Dios, y a sanar a los
enfermos.
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy;
en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.
“Cuando la voluntad del hombre coopera con la voluntad de Dios,
En
aquellos
él fue al monte
a orar,
y pasó
la noche
orando
llega
a ser días
omnipotente.
Cualquier
cosa
que debe
hacerse
pora
Dios.
Y cuando
era de
día, llamó
a sus
escogió
orden
suya puede
llevarse
a cabo
condiscípulos,
su fuerza. yTodos
susa
docemandatos
de ellos, ason
los habilitaciones”
cuales también(PVGM
llamó apóstoles.
268).
Habiendo reunido a sus
doce discípulos, les dio
poder y autoridad sobre
todos los demonios, y para
sanar enfermedades. Y los
envió a predicar el reino de
Dios, y a sanar a los
enfermos.
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy;
en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.
En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a
Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a
doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.
Habiendo reunido a sus
doce discípulos, les dio
poder y autoridad sobre
todos los demonios, y para
sanar enfermedades. Y los
envió a predicar el reino de
Dios, y a sanar a los
enfermos.
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy;
en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.
En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a
Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a
doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.
Habiendo reunido a sus
doce discípulos, les dio
poder y autoridad sobre
todos los demonios, y para
sanar enfermedades. Y los
envió a predicar el reino de
Dios, y a sanar a los
enfermos.
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy;
en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.
Después de estas cosas, designó el Señor también a otros
setenta, a quienes envió de dos en dos delante de él a toda
ciudad y lugar adonde él había de ir.
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Después de estas cosas, designó el Señor también a otros
setenta, a quienes envió de dos en dos delante de él a toda
ciudad y lugar adonde él había de ir.
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Después de estas cosas, designó el Señor también a otros
setenta, a quienes envió de dos en dos delante de él a toda
ciudad y lugar adonde él había de ir.
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Después de estas cosas, designó el Señor también a otros
setenta, a quienes envió de dos en dos delante de él a toda
ciudad y lugar adonde él había de ir.
Volvieron los setenta con
gozo, diciendo: Señor, aun
los demonios se nos sujetan
en tu nombre.
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Después de estas cosas, designó el Señor también a otros
setenta, a quienes envió de dos en dos delante de él a toda
ciudad y lugar adonde él había de ir.
Volvieron los setenta con
gozo, diciendo: Señor, aun
los demonios se nos sujetan
en tu nombre.
Y les dijo: Yo veía a Satanás caer
del cielo como un rayo. He aquí os
doy potestad de hollar serpientes y
escorpiones, y sobre toda fuerza del
enemigo, y nada os dañará. Pero
no os regocijéis de que los espíritus
se os sujetan, sino regocijaos de
que vuestros nombres están
escritos en los cielos.
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Después de estas cosas, designó el Señor también a otros
setenta, a quienes envió de dos en dos delante de él a toda
ciudad y lugar adonde él había de ir.
Volvieron los setenta con
gozo, diciendo: Señor, aun
los demonios se nos sujetan
en tu nombre.
Y les dijo: Yo veía a Satanás caer
del cielo como un rayo. He aquí os
doy potestad de hollar serpientes y
escorpiones, y sobre toda fuerza del
enemigo, y nada os dañará. Pero
no os regocijéis de que los espíritus
se os sujetan, sino regocijaos de
que vuestros nombres están
escritos en los cielos.
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Después de estas cosas, designó el Señor también a otros
setenta, a quienes envió de dos en dos delante de él a toda
ciudad y lugar adonde él había de ir.
Volvieron los setenta con
gozo, diciendo: Señor, aun
los demonios se nos sujetan
en tu nombre.
Y les dijo: Yo veía a Satanás caer
del cielo como un rayo. He aquí os
doy potestad de hollar serpientes y
escorpiones, y sobre toda fuerza del
enemigo, y nada os dañará. Pero
no os regocijéis de que los espíritus
se os sujetan, sino regocijaos de
que vuestros nombres están
escritos en los cielos.
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Después de estas cosas, designó el Señor también a otros
setenta, a quienes envió de dos en dos delante de él a toda
ciudad y lugar adonde él había de ir.
Volvieron los setenta con
gozo, diciendo: Señor, aun
los demonios se nos sujetan
en tu nombre.
Y les dijo: Yo veía a Satanás caer
del cielo como un rayo. He aquí os
doy potestad de hollar serpientes y
escorpiones, y sobre toda fuerza del
enemigo, y nada os dañará. Pero
no os regocijéis de que los espíritus
se os sujetan, sino regocijaos de
que vuestros nombres están
escritos en los cielos.
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Después de estas cosas, designó el Señor también a otros
setenta, a quienes envió de dos en dos delante de él a toda
ciudad y lugar adonde él había de ir.
Volvieron los setenta con
gozo, diciendo: Señor, aun
los demonios se nos sujetan
en tu nombre.
Y les dijo: Yo veía a Satanás caer
del cielo como un rayo. He aquí os
doy potestad de hollar serpientes y
escorpiones, y sobre toda fuerza del
enemigo, y nada os dañará. Pero
no os regocijéis de que los espíritus
se os sujetan, sino regocijaos de
que vuestros nombres están
escritos en los cielos.
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que
venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita
blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno
conoce sino aquel que lo recibe.
Volvieron los setenta con
gozo, diciendo: Señor, aun
los demonios se nos sujetan
en tu nombre.
Y les dijo: Yo veía a Satanás caer
del cielo como un rayo. He aquí os
doy potestad de hollar serpientes y
escorpiones, y sobre toda fuerza del
enemigo, y nada os dañará. Pero
no os regocijéis de que los espíritus
se os sujetan, sino regocijaos de
que vuestros nombres están
escritos en los cielos.
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que
venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita
blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno
conoce sino aquel que lo recibe.
Volvieron los setenta con
gozo, diciendo: Señor, aun
los demonios se nos sujetan
en tu nombre.
Y les dijo: Yo veía a Satanás caer
del cielo como un rayo. He aquí os
doy potestad de hollar serpientes y
escorpiones, y sobre toda fuerza del
enemigo, y nada os dañará. Pero
no os regocijéis de que los espíritus
se os sujetan, sino regocijaos de
que vuestros nombres están
escritos en los cielos.
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que
venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita
blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno
conoce sino aquel que lo recibe.
Volvieron los setenta con
gozo, diciendo: Señor, aun
los demonios se nos sujetan
en tu nombre.
Y les dijo: Yo veía a Satanás caer
del cielo como un rayo. He aquí os
doy potestad de hollar serpientes y
escorpiones, y sobre toda fuerza del
enemigo, y nada os dañará. Pero
no os regocijéis de que los espíritus
se os sujetan, sino regocijaos de
que vuestros nombres están
escritos en los cielos.
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que
venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita
blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno
conoce sino aquel que lo recibe.
Volvieron los setenta con
gozo, diciendo: Señor, aun
los demonios se nos sujetan
en tu nombre.
Y les dijo: Yo veía a Satanás caer
del cielo como un rayo. He aquí os
doy potestad de hollar serpientes y
escorpiones, y sobre toda fuerza del
enemigo, y nada os dañará. Pero
no os regocijéis de que los espíritus
se os sujetan, sino regocijaos de
que vuestros nombres están
escritos en los cielos.
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que
venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita
blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno
conoce sino aquel que lo recibe.
Volvieron los setenta con
gozo, diciendo: Señor, aun
los demonios se nos sujetan
en tu nombre.
Y les dijo: Yo veía a Satanás caer
del cielo como un rayo. He aquí os
doy potestad de hollar serpientes y
escorpiones, y sobre toda fuerza del
enemigo, y nada os dañará. Pero
no os regocijéis de que los espíritus
se os sujetan, sino regocijaos de
que vuestros nombres están
escritos en los cielos.
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que
venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita
blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno
conoce sino aquel que lo recibe.
Volvieron los setenta con
gozo, diciendo: Señor, aun
los demonios se nos sujetan
en tu nombre.
Y les dijo: Yo veía a Satanás caer
del cielo como un rayo. He aquí os
doy potestad de hollar serpientes y
escorpiones, y sobre toda fuerza del
enemigo, y nada os dañará. Pero
no os regocijéis de que los espíritus
se os sujetan, sino regocijaos de
que vuestros nombres están
escritos en los cielos.
Gozo en la tierra y la eternidad
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a
sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.
Volvieron los setenta con
gozo, diciendo: Señor, aun
los demonios se nos sujetan
en tu nombre.
Y les dijo: Yo veía a Satanás caer
del cielo como un rayo. He aquí os
doy potestad de hollar serpientes y
escorpiones, y sobre toda fuerza del
enemigo, y nada os dañará. Pero
no os regocijéis de que los espíritus
se os sujetan, sino regocijaos de
que vuestros nombres están
escritos en los cielos.
Gozo en la tierra y la eternidad
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a
sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.
Volvieron los setenta con
gozo, diciendo: Señor, aun
los demonios se nos sujetan
en tu nombre.
Y les dijo: Yo veía a Satanás caer
del cielo como un rayo. He aquí os
doy potestad de hollar serpientes y
escorpiones, y sobre toda fuerza del
enemigo, y nada os dañará. Pero
no os regocijéis de que los espíritus
se os sujetan, sino regocijaos de
que vuestros nombres están
escritos en los cielos.
Gozo en la tierra y la eternidad
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a
sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.
Volvieron los setenta con
gozo, diciendo: Señor, aun
los demonios se nos sujetan
en tu nombre.
Y les dijo: Yo veía a Satanás caer
del cielo como un rayo. He aquí os
doy potestad de hollar serpientes y
escorpiones, y sobre toda fuerza del
enemigo, y nada os dañará. Pero
no os regocijéis de que los espíritus
se os sujetan, sino regocijaos de
que vuestros nombres están
escritos en los cielos.
Gozo en la tierra y la eternidad
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a
sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.
Volvieron los setenta con
gozo, diciendo: Señor, aun
los demonios se nos sujetan
en tu nombre.
Y les dijo: Yo veía a Satanás caer
del cielo como un rayo. He aquí os
doy potestad de hollar serpientes y
escorpiones, y sobre toda fuerza del
enemigo, y nada os dañará. Pero
no os regocijéis de que los espíritus
se os sujetan, sino regocijaos de
que vuestros nombres están
escritos en los cielos.
Gozo en la tierra y la eternidad
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a
sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.
Volvieron los setenta con
gozo, diciendo: Señor, aun
los demonios se nos sujetan
en tu nombre.
Y les dijo: Yo veía a Satanás caer
del cielo como un rayo. He aquí os
doy potestad de hollar serpientes y
escorpiones, y sobre toda fuerza del
enemigo, y nada os dañará. Pero
no os regocijéis de que los espíritus
se os sujetan, sino regocijaos de
que vuestros nombres están
escritos en los cielos.
Gozo en la tierra y la eternidad
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a
sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.
Después les dijo a todos: Si alguno
quiere ser discípulo mío, olvídese de sí
mismo, cargue con su cruz cada día y
sígame (DHH).
Entonces dijo a la multitud: «Si alguno
de ustedes quiere ser mi seguidor,
tiene que abandonar su manera
egoísta de vivir, tomar su cruz cada día
y seguirme (NTV).
Después Jesús les dijo a todos los que
estaban allí: «Si alguno quiere ser mi
discípulo, tiene que olvidarse de hacer
lo que quiera. Tiene que estar siempre
dispuesto a morir y hacer lo que yo
mando (TLA).
Gozo en la tierra y la eternidad
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive
Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del
Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.
Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a
sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.
Después les dijo a todos: Si alguno
quiere ser discípulo mío, olvídese de sí
mismo, cargue con su cruz cada día y
sígame (DHH).
Entonces dijo a la multitud: «Si alguno
de ustedes quiere ser mi seguidor,
tiene que abandonar su manera
egoísta de vivir, tomar su cruz cada día
y seguirme (NTV).
Después Jesús les dijo a todos los que
estaban allí: «Si alguno quiere ser mi
discípulo, tiene que olvidarse de hacer
lo que quiera. Tiene que estar siempre
dispuesto a morir y hacer lo que yo
mando (TLA).
Gozo en la tierra y la eternidad
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive
Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del
Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.
Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a
sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.
Después les dijo a todos: Si alguno
quiere ser discípulo mío, olvídese de sí
mismo, cargue con su cruz cada día y
sígame (DHH).
Entonces dijo a la multitud: «Si alguno
de ustedes quiere ser mi seguidor,
tiene que abandonar su manera
egoísta de vivir, tomar su cruz cada día
y seguirme (NTV).
Después Jesús les dijo a todos los que
estaban allí: «Si alguno quiere ser mi
discípulo, tiene que olvidarse de hacer
lo que quiera. Tiene que estar siempre
dispuesto a morir y hacer lo que yo
mando (TLA).
Gozo en la tierra y la eternidad
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive
Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del
Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.
Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a
sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.
Después les dijo a todos: Si alguno
quiere ser discípulo mío, olvídese de sí
mismo, cargue con su cruz cada día y
sígame (DHH).
Entonces dijo a la multitud: «Si alguno
de ustedes quiere ser mi seguidor,
tiene que abandonar su manera
egoísta de vivir, tomar su cruz cada día
y seguirme (NTV).
Después Jesús les dijo a todos los que
estaban allí: «Si alguno quiere ser mi
discípulo, tiene que olvidarse de hacer
lo que quiera. Tiene que estar siempre
dispuesto a morir y hacer lo que yo
mando (TLA).
Gozo en la tierra y la eternidad
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive
Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del
Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.
Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a
sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.
Después les dijo a todos: Si alguno
quiere ser discípulo mío, olvídese de sí
mismo, cargue con su cruz cada día y
sígame (DHH).
Entonces dijo a la multitud: «Si alguno
de ustedes quiere ser mi seguidor,
tiene que abandonar su manera
egoísta de vivir, tomar su cruz cada día
y seguirme (NTV).
Después Jesús les dijo a todos los que
estaban allí: «Si alguno quiere ser mi
discípulo, tiene que olvidarse de hacer
lo que quiera. Tiene que estar siempre
dispuesto a morir y hacer lo que yo
mando (TLA).
Gozo en la tierra y la eternidad
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive
Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del
Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.
Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a
sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.
Conságrate a Dios todas las mañanas;
haz de esto tu primer trabajo. Sea tu
oración: "Tómame ¡oh Señor! Como
enteramente tuyo. Pongo todos mis
planes a tus pies. Úsame hoy en tu
servicio. Mora conmigo y sea toda mi
obra hecha en ti". Este es un asunto
diario. Cada mañana conságrate a
Dios por ese día. Somete todos tus
planes a él, para ponerlos en práctica o
abandonarlos según te lo indicare su
providencia. Sea puesta así tu vida en
las manos de Dios y será cada vez
mas semejante a la de Cristo (CC 62).
Gozo en la tierra y la eternidad
Dios envía a predicar y sanar
Dios da poder y autoridad
Dios llama a la unidad
Aceptar el llamado de Dios.
Admitir que somos pecadores
Ver la obra de Dios
Obedecer la palabra de Dios
Sentir la insuficiencia humana
Escuchar la voz de Dios
El Llamado al Discipulado
Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive
Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del
Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.