Comunicación
0325
RÁPIDA PROGRESIÓN Y BUENA EVOLUCIÓN
Autores: Belmonte Martínez, L. Morales Hernández, K. Abad Salinas, M. P.
Centro de Trabajo: Centro de Salud San Antón,Cartagena. Hospital General Universitario Santa Lucia, Cartagena.
Introducción:
La glomerulonefritis rápidamente progresiva es una enfermedad grave que puede llevar a la enfermedad renal terminal o crónica. Hay cuatro tipos.
Nuestro caso es el tipo IV que es la menos frecuente y se da en edad avanzada y mujeres. El tratamiento es con corticoides, inmunomoduladores y
plasmaféresis.
Descripción del caso:
Mujer de 66 años que acude a urgencias por malestar general y febrícula. Como antecedentes no es alérgica a medicamentos. Hipertensión arterial.
Dislipemia. No hábitos tóxicos. Antecedentes quirúrgicos de histerectomía y doble anexectomía. A la exploración está normotensa con febrícula
(37.5ºC),buena saturación. Consciente y orientada, deshidratada. Auscultación ritmica,sin soplos con murmullo vesicular conservado. Abdomen anodino.
No focalidad neurológica. Miembros sin edemas. En las analíticas destaca creatinina 3.68 ,urea 190, hemoglobina 9.8,proteinuria y bacteriuria, Ac
antimembrana basal positivo, C-Anca positivo. Ecografía abdominal: enfermedad cortical renal bilateral tipo 1.Ingresa en nefrología donde realizan
biopsia renal: glomerulonefritis rápidamente progresiva tipo IV.Inició tratamiento con corticoides e inmunosupresores. Comienza plasmaféresis con
buena evolución clínica y analítica.
Juicio clínico:
•Glomerulonefritis rápidamente progresiva tipo IV.
Diagnóstico diferencial:
•-Necrosis tubular aguda.
•-Insuficiencia renal aguda post-renal/obstructiva.
Estrategia práctica de actuación:
El hecho de que sea una entidad rara dentro de las glomerulonefritis rápidamente progresivas puede hacer que el diagnóstico sea tardío. Es importante
valorar a la paciente en el contexto y poner de inmediato medidas que reviertan la situación. El objetivo es inducir la remisión de la enfermedad, reducir
la morbilidad y evitar las complicaciones de la misma. En el tratamiento se comienza con corticoides y pulsos de inmunosupresor, todo ello combinado
con sesiones de plasmaféresis. Si cualquiera de esos tratamientos no fuera efectivo en el plazo de dos semanas se debe iniciar con la diálisis. No se
debe realizar transpante a no ser que los anticuerpos antimembrana basal se hayan negativizado.
Bibliografía:
Kambham N. Crescentic Glomerulonephritis: An Update on Pauci-immune and Anti-GBM Diseases. Adv Anat Pathol. 2012;19(2):111-24. 2-Bomback AS,
Appel GB, Radhakrishnan J, Shirazian S, Herlitz LC, Stokes B, D'Agati VD, Markowitz GS. ANCA-associated glomerulonephritis in the very elderly.
Kidney Int. 2011. 3-Izzedine H, Camous L, Deray G. New insight on crescentic glomerulonephritis. Nephrol Dial Transplant. 2007;22:1480-1.
Descargar

Glomerulonefritis rápidamente progresiva tipo IV. RÁPIDA