LA CERVECITA
Una pareja que tan solo llevaba dos semanas
de casados sostiene el siguiente dialogo,
porque el marido, aunque sé sentía feliz, ya
andaba con ganas de irse de parranda, así
que le dice a su mujer:
• "Mi vida, ahorita vengo".
• "¿Adónde vas, cariño?"
(Expresión de recién casados).
• "Al bar mi cielito, a tomarme una
cervecita".
La mujer se lleva la mano a la cintura
y le dice:
• “¿Quiere cervecita, mi amorcito?”
• Y en eso abre la puerta del
refrigerador y le enseña 25 marcas
de cerveza de 12
países
diferentes: mexicanas, alemanas,
holandesas, japonesas, etc.
El marido no sabe que hacer y se le ocurre
decirle:
• "!Ay, mi gorda divina, pero en el bar, tu
sabes, la jarra helada...!
No terminaba de decir esto, cuando la
esposa interrumpe diciéndole:
• "¿Quiere jarra congelada mi amorcito?"
Saca del congelador una jarra helada,
congelada, blanca, tan blanca que hasta
temblaba de frío.
El marido sorprendido dice:
• "Si bebita mía, pero en el bar sirven
unos bocaditos riquísimos, vuelvo
enseguida, Si?“
• "¿Quiere bocaditos, mi amorcito?"
Abre el horno y la refri y saca quince
platos diferentes de bocaditos:
aceitunas, empanadas, papas fritas,
canguil, quesos, jamón, tostado,
carnes frías, etc.
• "Pero caramelito, en el bar, tu sabes,
las maldiciones, las palabrotas y
todo aquello..."
• "¿Quiere palabrotas, mi amorcito?
Entonces:
• “¡Te tomas la puta cerveza, en esa
jarra de mierda y te comes esos
malparidos bocaditos, pero de aquí
no sales, hijo de puta!
Descargar

LA CERVECITA - Eduardo Alfonzo Reyes Medina