ATENTOS
A LO QUE SOMOS
José Fernández MORATIEL O.P.
Lo mejor es lo que no se dice,
sólo se hace sospechar.
Las palabras alimentan nuestra mente,
pero el silencio libera nuestro corazón.
Lo que hay dentro.
Se cuenta de que Nasrudín un día fue a dar una
conferencia . Iba en un burro. Le acompañaban
dos embajadores y los embajadores iban detrás.
Entonces él se dio la vuelta para no darles la
espalda, es decir, en lugar de mirar hacia la
cabeza del burro miraba hacia atrás.
Al ver la estampa, ver a Nasrudín esa forma de montar el
burro… la gente se echó a reír.
La gente se reía.
Y los embajadores, al ver que la gente se reía, le dijeron
a Nasrudín:
Nos vamos de aquí. La gente se ríe de nosotros.
Y Nasrudín les dijo:
Pero que tontos sois, estáis más atentos a lo que la
gente piensa, que a lo que estáis haciendo.
¡Es muy sabia esta palabra!
Vivir atentos a lo que la gente dice, a lo que la gente
piensa, es… una tontería.
Lo importante es vivir atentos a lo que uno hace o a lo
que uno vive. Eso es lo importante.
Si dicen que eres tonto… pues bien.
Tú atento a lo que tú eres y no atento a lo que pueden
decir, porque otro día dirán que eres una persona
extraordinaria… y ni una cosa ni la otra.
Atento a lo que uno es.
Pero uno cae en la trampa, porque esa es
nuestra condición. Caer en esta trampa
social, en esa trampa cultural… atentos a
lo que la gente piensa…
Y todos son corrientes de opinión, sondeos
de opinión… a ver que opina la gente de
este político o de este artista o de esta
estrella o de…
Ha descendido la opinión. Dicen.
Ha bajado el nivel de la opinión.
Pues bueno… ¡que vamos a hacer!
Atentos a lo que somos,
no a lo que puedan pensar
de nosotros.
ATENTOS
A LO QUE SOMOS
José Fernández MORATIEL O.P.
Escuela del silencio
www.dominicos.org/manresa/silencio
Descargar

ATENTOS A LO QUE SOMOS