OBEDIENCIA: EL FRUTO
DEL REAVIVAMIENTO
Lección de la Escuela Sabática
Sábado 3 de agosto de 2013
Confraternización
• Relata tu primera prueba en la que
tuviste que decidir entre ser
obediente y desobediente.
Versículo de memoria
• “Porque las armas de nuestra milicia no
son carnales, sino poderosas en Dios
para la destrucción de fortalezas,
derribando argumentos y toda altivez
que se levanta contra el conocimiento
de Dios, y llevando todo pensamiento a
la obediencia a Cristo” (2 Corintios 10:4, 5).
Idea Central
• Una vida transformada, reavivada,
se traduce en una vida de
obediencia a Dios.
MOTIVA
Introducción
• ¿Es posible ser obediente? ¿Cómo
vivir una vida de fiel obediencia a
Dios? ¿hay ejemplos en la Biblia?
EXPLORA
I. COSTO DEL LA OBEDIENCIA (Hechos 6:3-10; 7:55)
1. La obediencia fiel a veces cuesta la vida. Un
ejemplo es la vida de Esteban.
• Muerte. Todos los discípulos menos uno
sufrieron la muerte por martirio. Fueron
apedreados, encarcelados, quemados en la
estaca y naufragaron.
• Compañia divina. A veces, la guerra
espiritual fue feroz, pero Jesús, su Señor y
Salvador, estuvo a su lado para fortalecer su fe.
Esteban
2. La obediencia al mandato de la predicación trajo
a Esteban un costo grande (Hechos 7)
• Sermon. Esteban predicó un magnífico sermón en el
que bosquejó la historia de Israel.
• Contenido del mensaje. Describió la experiencia
de Abraham, Isaac, Jacob, José, Moisés, David y
Salomón. En toda su apelación, Esteban describió la
fidelidad de Dios a la luz de la infidelidad de Israel.
• Mensaje claro. Esteban concluyó su sermón
acusando a los líderes religiosos de Israel de violar el
pacto de Dios y resistir la influencia del Espíritu Santo
(Hechos 7:51, 52).
Fidelidad a Dios y la misión
3. Un discipulo fiel, leal a Dios y su misión (Hechos 7:54-60.
• Discipulo Fiel. Esteban fue obediente al llamado de
Dios, y fiel a la misión que le dio, aun hasta la muerte.
• Debemos ser discípulos comprometidos. Aunque no
todos seamos llamados a morir por nuestra fe,
necesitamos estar tan comprometidos con nuestro
Señor que, si fuéramos llamados a eso, no
retrocederíamos, sino, como Esteban, seríamos fieles
hasta el fin.
• Dispuestos. No está fuera del ámbito de las
posibilidades que alguien que lea estas palabras ahora
mismo un día tenga que dar su vida por la causa del
Señor.
II. CRISTO, EJEMPLO DE OBEDIENCIA
1. El Espíritu Santo tuvo un lugar importante en
cada aspecto de la vida obediente de Jesús.
• Engendrado.
• Bautismo.
• Toda la vida. (Juan 8:29; Heb. 10:7).
• Hijo obediente. (Hebreos 5:8; Mateo 26:39;
Juan 17:4)
• La vida de Jesús reflejó los frutos del
verdadero reavivamiento: Una vida obediente.
Siervo humilde
2. Humilde obediencia (Filipenses 2:5 al 8)
• Dios se hizo siervo. “se despojó”, (o como dice el griego)
“se vació” de sus privilegios y prerrogativas como igual
a Dios, y en cambio se hizo “un siervo”.
• Obediente hasta la muerte. Jesús fue un siervo de la
voluntad del Padre. Se “humilló a sí mismo” y llegó a
ser “obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”
(Filipenses 2:8).
• Llena del Espíritu Santo. Es una vida de oración
dedicada al servicio y al ministerio, una vida
consumida por el apasionado deseo de ver salvos a
otros en el Reino del Padre.
Contraste
3. Seguidores de Cristo. Los creyentes frente a los no
creyentes.
• Los fieles. Recibieron “la gracia y el apostolado para la
obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su
nombre” (Romanos 1:5).
• Los incrédulos. Los paganos, por otro lado, “no
obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia”
(Romanos 2:8).
• Contraste. En Romanos 6:15 al 23, “esclavos del
pecado” y “siervos [o esclavos] de la justicia”. En
Romanos 8:12 al 17, describe el “espíritu de esclavitud”
y el “espíritu de adopción”.
III. EL SECRETO PARA OBEDECER
1. El reavivamiento y la obediencia.
• No es apenas sentimientos. El reavivamiento no
resulta en sencillamente algún sentimiento cálido y
difuso de supuesta cercanía a Jesús.
• La obediencia, fruto del reavivamiento. Los
resultados del reavivamiento no son
necesariamente sentimientos positivos. Son una
vida transformada. Nuestros sentimientos no son el
fruto del reavivamiento, pero la obediencia sí lo es.
Esto es evidente en las vidas de los discípulos
después de Pentecostés.
Pedro
2. El caso de Pedro ilustra este proceso.
• Mateo 26:69-74: La reacción de Pedro antes de la
cruz: Negación a Jesús.
• Juan 21:15-19: Después de la resurrección: “Tú
sabes que te amo”
• Hechos 5:28-32: Después de Pentecostés: “Es
necesario obedecer a Dios antes que a los
hombres”
Pedro
• El derramamiento del Espíritu Santo en
Pentecostés marcó una diferencia dramática
en la vida de Pedro. Lo transformó, de un
creyente débil y vacilante, en un discípulo
lleno de fe y obediente. Pedro ahora estaba
lleno de fe, valor y celo por testificar. Es un
ejemplo poderoso de lo que el Espíritu Santo
puede hacer por cualquiera que se entrega
con fe y obediencia a nuestro Señor.
Saulo / Pablo
3. Sensibilidad hacia el Espíritu Santo.
a. No basta ser sincero, debemos ser sensibles al
Espiritu Santo. Aunque Saulo estaba equivocado
en su implacable persecución de los cristianos,
pensaba que estaba haciendo la voluntad de Dios
al confrontar lo que él creía ser una secta
fanática.
• El Espiritu Sorprende. La experiencia de Saulo
en el camino a Damasco cambió no solo su vida,
sino también al mundo.
Ananías
b. Ananías y Saulo (Hechos 9:10-16). Saulo obedeció
las indicaciones de Cristo. Ananías también fue un
discípulo obediente. Note los siguientes rasgos en
Ananías.
•
•
•
•
Disponible
Dispuesto
Obediente
Listo a recibir a los creyentes (discipulador)
Pablo
c. Pablo lleno del Espiritu, fue obediente. A lo
largo de todo su ministerio, Pablo fue guiado
por el Espíritu, convencido por el Espíritu,
instruido por el Espíritu, y recibió poder por el
Espíritu.
Pablo
• “Para que abras sus ojos, para que se
conviertan de las tinieblas a la luz, y de la
potestad de Satanás a Dios; para que
reciban, por la fe que es en mí, perdón de
pecados y herencia entre los
santificados” (Hechos 26:18).
Agripa y Pablo
d. Pablo y Agripa. Casi salvo, totalmente
perdido (Hechos 26:19-32).
• Agripa: “Por poco me persuades a ser
cristiano”(Hechos 26:28)
• Pablo: “NO fuí rebelde a la vision celestial”.
(Hechos 26:19)
Obediencia y fe
e. Obediencia, camino en la fe. Al seguir
obedientes a la conducción del Espíritu Santo
y caminar a la luz de la verdad de Dios, él
revelará continuamente más luz y verdad. Al
mismo tiempo, también, cuanto más
alejemos las insinuaciones del Espíritu Santo
y tanto más lo resistamos, más duro se
pondrá nuestro corazón.
APLICA
1. ¿ Eres obediente a todas las indicaciones que
Dios ha dejando en su Palabra?
2. ¿Buscar obedecer a Dios o a los hombres en
tus negocios, estudios, trabajo? ¿Eres sensible
a la voz del Espíritu Santo?
3. ¿Estás dispuesto a apagar el costo de ser fiel,
obediente? Esteban murió, Cristo se humilló
hasta la muerte ¿Tú que harás como cristiano?
CREA
1. Relata tu testimonio, breve, y como fuiste
obediente al llamado de Dios.
2. Busca en forma personal y también con tu
Grupo Pequeño entrar en el plan: 10 DIAS EN EL
APOSENTO ALTO para recibir el Espíritu Santo.
3. Junto con tu familia, Grupo Pequeño, renueven
su voto de obediencia a Dios sobre todas las
cosas. Que sea resultado de un reavivamiento
espiritual
RESUMEN
• La obediencia tiene un costo. Esteban sufrió
la muerte, los demás discípulos pasaron
dolor similar. Cristo se humilló hasta la
muerte vergonzosa en la cruz. Ellos fueron
sensibles a la voz del Espíritu Santo. La
obediencia es fruto del reavivamiento y no
hay reavivamiento sin el poder del Espíritu
Santo. Una vida transformada se ve en una
vida de obediencia como Jesús vivió.
Pr. Santos Corrales
Iglesia Central de Trujillo
Unión Peruana del Norte
Descargar

OBEDIENCIA: EL FRUTO DEL REAVIVAMIENTO