PASION POR RENOIR
La colección del Clark Art Institute de
Williamstown, Massachusetts.
EXPOSICIÓN EN EL MUSEO DEL PRADO
19 de Octubre 2010- 6 de Febrero 2011
Música.: Gounod. Movimiento de Vals - Ópera Fausto
Pierre-Auguste
RENOIR
(1841-1919)
Pierre-Auguste Renoir (1841-1919), uno de los artistas más destacados
del Impresionismo, trabajó durante su vida con una absorbente pasión
por la pintura que le llevó a alcanzar un gran prestigio y popularidad entre
sus contemporáneos. En el Museo del Prado se exhibe actualmente un
excelente conjunto de 31 obras del artista, las mejores entre las reunidas
por el coleccionista norteamericano Robert Sterling Clark (1877-1956),
fundador del Sterling y Francine Clark Art Institute de Williamstown,
Estados Unidos, en la que es la primera exposición monográfica dedicada
a Renoir en España.
Gracias a este excepcional préstamo de la práctica totalidad de la
colección de obras de Renoir que se exhibe conjuntamente por vez
primera fuera del Clark Institute, la exposición permitirá mostrar en
España la amplitud y el interés de las propuestas de Renoir a través de
las etapas más destacadas de su trayectoria, entre 1874 y 1900, en los
principales géneros que cultivó: el retrato, la figura femenina, el desnudo,
el paisaje, la naturaleza muerta y las flores. En ellos pueden percibirse no
sólo las aportaciones de su obra a la pintura de su tiempo sino también la
profundidad de su vinculación con las grandes tradiciones pictóricas
anteriores magníficamente representadas en el Museo del Prado.
Retratos
Autorretrato, h 1875
Retrato de una joven,
la ingenua, h 1876
Madame Monet leyendo, h
1872
Muchacha
cosiendo. h 1875
Pére Foumaise. 1875
Muchacha con abanico,
h 1879-80
Therese Berard, 1879
El palco en el
teatro, en el
concierto. 1880
Muchacha dormida
con un gato. 1880
Bocetos de cabezas, los niños Berard. 1881
Niña con un ave,
Mademoiselle Fleury
vestida de argelina.
1882
Marie Therese DurandRuel cosiendo. 1882
Jacques Fray. 1904
Autorretrato, h 1897
Paisajes
La baca lavadero de Bas-Meudon.1875
El puente de Chatou, h. 1875
Puesta de sol. 1879
Palacio Ducal de Venecia, 1881
Bahia de Nápoles al atardecer, 1881
Marea baja, Yport, 1883
Vista de Guernsey, 1883
Flores y bodegones
Peonías, h 1880
Cebollas, 1881
Frutero con manzanas. 1883
Desnudos y escenas femeninas
Estudio para escena de Tanhäuser. 1879
Bañista rubia. 1881
Bañista peinándose,
1885
La carta, h 1895-1900
Mujer leyendo. 1891
Mientras se sucedían las teorías, las doctrinas, las estéticas, las
metafísicas y las fisiologías del arte, la obra de Renoir se ha
desarrollado año tras año, mes tras mes, día tras día, con la
sencillez de una flor que se abre, de un fruto que madura. Tenoir
no ha pensado en cumplir su destino: ha vivido y pinta. Ha hecho
su oficio: y en eso está quizá todo su genio. Por eso toda su vida y
su arte son una lección de felicidad. Ha pintado con alegría, con la
alegría que bastaba para no gritar a os cuatro vientos esa alegría
de pintar que los pintores tristes proclaman con acentos líricos.
Ha pintado mujeres, niños, árboles, con la maravillosa sinceridad
de un hombre que cree que la naturaleza se ofrece a su paleta con
tanta sencillez como si hubieses sido creada para ser pintada.
O. Mirbeau. Presentación de la exposición individual en la Galería
Bernheim, 1913.
Una exposición que no te
puedes perder
Pilar M E
Noviembre 2010
Descargar

Diapositiva 1