25 DURANTE EL AÑO Ciclo B
Regina
Plegaria a Jesús, ante el pensamiento de la muerte,
del Requiem de Britten
Monjas de St. Benet de Montserrat
[email protected] www.benedictinescat.com/montserrat
En la 2a parte del Evangelio
Marcos alterna los
MILAGROS con las enseñanzas
sobre la MUERTE y el sentido del
SUFRIMIENTO
GALILEA
Al fondo, montes de Gelboé, donde murieron Saúl y Jonatás
Jesús se aleja de las multitudes para
preparar el escándalo de la Cruz
Mc 9, 30-37 En aquel tiempo, Jesús
y sus discípulos se marcharon de la
montaña y atravesaron Galilea; no
quería que nadie se enterase,
porque iba instruyendo a sus
discípulos. Les decía: "El Hijo del
hombre va a ser entregado en
manos de los hombres, y lo matarán;
y, después de muerto, a los tres días
resucitará."
Somos responsables del
PASO efímero por la vida
La Vida y
la Muerte
tienen la
grandeza
de ser
únicas
para cada
ser
Flor de
Galilea
Pero no entendían
aquello, y les
daba miedo
preguntarle.
Tememos tanto la muerte, que ni
siquiera hablamos de ella
Un muro
se levanta
entre ella y
nosotros
Galilea, muro de Bet Alfa
Llegaron a Cafarnaún, y, una
vez en casa, les preguntó:
"¿De qué discutíais por el
camino?"
Ellos
no
contestaron, pues por el
camino
habían
discutido
quién era el más importante.
Todos quisiéramos ser
importantes, dominando
desde lo alto
“Las crisis,
nos hacen
bajar, con
HUMILIDAD,
hacia el
Señor de la
vida”
(Gregorio Magno)
Valle de Galilea
Jesús se sentó llamó
a los Doce y les dijo:
"Quien quiera ser el
primero, que sea el
último de todos y el
servidor de todos."
Poneos “Para Jesús los honores
unos al son una irrisión” (S. Bernardo)
servicio
de otros,
según los
dones que
habéis
recibido
(1Pe 4:10)
Detalle de
cerámica
(Bodas de
Caná)
sb
Y, acercando a un niño,
lo puso en medio de
ellos, lo abrazó y les
dijo: "El que acoge a un
niño como éste en mi
nombre me acoge a mí;
Acoger cualquier niño, aunque sea
un expatriado, es acogerte a Ti
¿Entendemos tu evangelio?
y el que me
acoge a mí no
me acoge a mí,
sino al que me
ha enviado."
Ponte a los pies de todos, que
son tus únicos señores (Espriu)
Dios te envía a ellos
Señor, estamos aquí,
para que nos ayudes
a ser suficientemente
“pequeños” para
entender el valor del
SERVICIO y de la
humillación
Descargar

Evangleio del Domingo 23 de septiembre de 2012