Tres Tristes Tigres
Guillermo Cabrera Infante
Los Cubanos hablando
Aspiración
de la “ese“
Epérame
Desaparición
de la „ele“ y
la “ere“ en ciertas
posiciones
La pama, me quiero divetir
La
“e“ se vuelve i delante
de una a en sílaba
acentuada
Chatiar, regatiar, rialmente
La
erre al final de la
palabra se tiende a perder.
La ultima vocal se abre
más
No quiero trabajá, sabé,
vamos a chatiá
Los
plosivos sordos se
convierten en plosivos
sonoros a veces
Bo
la tade
 La
„a“ es muchas veces muy abierta
delante de una „i“ griega
 La playa
 Nos
vamo ba la bama
Tres Tristes Tigres
 Tres
tristes tigres
tragaban trigo
en tres tristes trastos
sentados tras un trigal.
Sentados tras un trigal,
en tres tristes trastos
tragaban trigo
tres tristes tigres.
Edificios típicos de La Habana
Metáforas que tienen que ver
explícitamente con La Habana:
 La
Habana lucía bellísima desde
el barco.......... La ciudad
apareció de pronto, blanca,
vertiginosa. Había nubes sucias
en el cielo, pero el sol brillaba
afuera y La Habana no era una
ciudad, sino el espejismo de una
ciudad, un fantasma.
 -Pero
yo la amo. Es una sabrosa
bella durmiente blanca ciudad.
 -No la amas. Es tu ciudad ahora.
Pero no es blanca ni roja, sino
rosada. Es una ciudad tibia, la
ciudad de los tibios. Tú eres un
tibio, Silvestre, mi viejo. No eres
ni frío ni caliente......... (pag.
385)
 -No,
no es eso. Era que éste era el
centro, sin más explicaciones.
Después lo fue el Prado, como antes
debió serlo la Plaza de la Catedral o
la Plaza Vieja o el Ayuntamiento. Con
los años subió hasta Galiano y San
Rafael y Neptuno y ahora está ya en
La Rampa. Me pregunto a dónde irá
a parar este centro ambulante que,
cosa curiosa, se desplaza, como la
ciudad y como el sol, de este a
oeste.
 -Batista trata de que cruce la bahía.
(pág. 327-28)

Estuvimos un rato hablando de ciudades, que
es un tema favorito de Cué, con su idea de
que la ciudad no fue creada por el hombre,
sino todo lo contrario y comunicando esa
suerte de nostalgia arqueológica con que
habla de los edificios como si fueran seres
humanos, donde las casas se construyen con
una gran esperanza, en la novedad, una
Navidad y luego crecen con la gente que las
habita y decaen y finalmente son olvidadas o
derruidas o se caen de viejas y en su lugar se
levanta otro edificio que recomienza el ciclo.
(pág. 328)
La Mujer y La Habana
 Cuando
ella dejó de sonreír
batiendo la cabellera y moviendo
el cuello a ritmo y tirando de mi
mano como si quisiera jugar al
tieso-tieso, cuando habló, quizás
un poco antes, cuando abrió la
boca para decir algo, supe que
tenía en mi mano las patas del
pavorreal, la voz de la cacatúa,
el andar palmeado del cisne.
(pág. 156-7)
 Soñé
que salía durante 68 días
consecutivos al golfo nocturno y
no conseguía ni siquiera un
pescado..... (pág. 172)
 .....
mi pez enorme, noble pez, yo te
arponié, yo te cogí, pero no dejaré
que ellos te coman y empecé a
subirlo al bote y metí su cola dentro
del bote, que ahora era blanco,
radiante y el pez se veía negro
azabache y luego comencé a luchar
con sus costados que eran blandos,
como de gelatina y vi que era una
aguamala por ese lado y di otro tirón
y perdí el equilibrio y caí dentro del
bote, y todo el pez se me vino
encima.. .....y no me dejaba respirar
y me estaba ahogando porque sus
agallas me caían en la cara.. (págs.
172-173)
 Soñé
que era una lombriz de la
tierra, rosada, y que iba a visitar
a mi madre a la casa de la calle
Empedrado y que subía las
escaleras, pero yo caminaba así
de pie, como camino y nadie se
asombraba. Subía las escaleras y
aunque era de día estaba muy
oscuro y en un descanso de la
escalera había un gusano negro,
que me violó. (pág. 295)
Metáforas de Música
 Es
cierto que la música cubana
es primitiva, pero tiene un
encanto alegre, siempre una
violenta sorpresa en reserva, y
algo indefinido, poético, que
vuela arriba, alto, con las
maracas y la guitarra, mientras
los tambores la amarran a la
tierra y las claves – dos palitos
que hacen música – son como el
horizonte estable. (pág. 196)
 Jugando
con la música tocando
sacando música de aquel cuero de
chivo doble clavado a un dado a un
cubo de madera chivo inmortalizado
su berrido hecho música entre las
piernas como los testículos de la
música yendo con la orquesta
estando con ella y sin embargo tan
fuera de la soledad y de la compañía
y del mundo: en la música. Volando.
(pág. 120)
Descargar

Tres Tristes Tigres - Portal -