TRAUMATISMO OCULOPALPEBRAL PEDIÁTRICO POR
ESTALLAMIENTO DE COHETE PIROTÉCNICO
DRA. NOEMÍ, PORRAS-GAZCÓN, DRA. ASTRID, VILLAVICENCIO-TORRES, DRA. XITLALI, PORTILLO-JIMÉNEZ
SERVICIO DE OFTALMOPEDIATRIA, HOSPITAL GENERAL CMN LA RAZA.
INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL.
XXVII CONGRESO NACIONAL DE RESIDENTES DE OFTALMOLOGÍA
MÉXICO, D.F. FEBRERO 2011.
Objetivo: Reportar resultado clínico y estético final de heridas oculopalpebrales y faciales en un paciente pediátrico causadas por estallamiento de cohete
pirotécnico.
Diseño: Reporte de caso.
Material y métodos: Se describe la evolución de un paciente con traumatismo oculopalpebral en hemicara izquierda
CASO CLÍNICO: Masculino de 10 años de edad que sufre estallamiento de cohete pirotécnico en hemicara izquierda el día 16 de septiembre del 2010, que
ocasiona sangrado y dolor ocular intenso por lo que es traído a esta unidad para atención y manejo quirúrgico.
EXPLORACION OFTALMOLOGICA.
AV: OD: 20/20 OI: NPL
ANEXOS: OD: Normal.
OI: Herida
palpebral superior en tercio interno y tercio
externo de espesor total, herida superficial
a nivel de tercio medio paralela al borde
palpebral superior, herida palpebral inferior
en tercio externo de espesor total, herida
paralela al borde palpebral inferior en tercio
externo,
herida en región temporal
izquierda de 1cm de ancho por 10cm de
longitud con tejido necrótico de 1 cm de
longitud.
SA
OD:
Normal.
OI:
Hemorragia
subconjuntival
360º, córnea opaca a
expensas de edema estromal 4+, herida
corneal superior que se extiende a esclera
con prolapso de tejido uveal y vitreo, CA
plana, hipema total, resto no valorable.
(Fig. 1,2,3, y4)
PIO OI: Digital y comparativamente
hipotónico
FO OD: Sin alteraciones. OI: No valorable.
Parpado desprendido
con restos de tejido uveal
Figura 2
Figura 3
Tejido necrótico
Figura 4
Figura 1
Tratamiento Quirúrgico: Evisceración de globo ocular, reparación de heridas
palpebrales y faciales.
Resultados: Anoftalmos quirúrgico y resultado estético favorable respecto a la
reconstrucción palpebral y facial. A continuación se muestra el aspecto estético del
paciente 2 meses después del accidente rehabilitado con prótesis ocular (Fig. 5, 6 y
7).
Secuelas: Ptosis por mala función del músculo elevador por lo cual se realizará
suspensión al frontal en segundo tiempo quirúrgico. DISCUSIÓN: Los traumatismos
oculares representan una causa frecuente de atención oftalmológica de urgencia. Es
más frecuente en hombres que mujeres (relación de 3:1) y se asocian principalmente a
actividades de juego, seguido de los accidentes domésticos. Ante una laceración
palpebral se debe realizar la exploración para confirmar la integridad del globo
ocular. Es aconsejable valorar la integridad de la aponeurosis del elevador del párpado
superior y explorar al paciente en busca de ptosis. Tratamiento: a) Sin afectación del
borde libre: Si es necesario, se suturan planos profundos con sutura reabsorbible
calibre 5-0 (Vicryl) y piel con seda 6-0. b) Con afectación del borde libre:
Reaproximación del borde libre con un primer punto en la línea gris, segundo punto en
línea de las pestañas y tercero en medio de los dos anteriores. El tarso se sutura con
dos o tres puntos separados de Vycryl 6 ó 7-0 y la piel se cierra con seda 6-0. Si existe
avulsión palpebral (verdadero arrancamiento de los ligamentos cantales), se alinea y se
fija el ligamento cantal, ya sea al periostio ó al propio hueso. El músculo de Müller, se
sutura al tarso con vycryl 7 u 8-0. Una pérdida del párpado en niños de una extensión
del 25 al 35% puede corregirse con un cierre directo primario. En perdidas del 35-45%,
se afronta después de hacer una lisis del ligamento cantal lateral. En pérdidas de más
del 55%, es necesario para el párpado superior un colgajo de avance del párpado
inferior; técnica de Cutler-Beard ó Injertos compuestos. En párpado inferior será
necesario relajar parte de la piel del malar o incluso de la mejilla (Tenzel o Mustardé).
Finalmente, en casos de avulsiones totales o parciales de la porción interna del
párpado el compromiso del sistema de drenaje lagrimal es muy probable y
definitivamente la reparación debe ser responsabilidad de un oftalmólogo con
experiencia en el manejo de este tipo de pacientes.
Figura 5
Figura 6
Figura 7
CONCLUSIÓN: La prevalencia de lesiones oculares es alta en pacientes con heridas palpebrales (44 a 61%) por lo que la valoración oftalmológica es
imprescindible. El pronóstico visual y funcional dependerá de las estructuras oculares y palpebrales involucradas.
BIBLIOGRAFÍA:
1.- Bradford, “Traumatismos oculares”, Ed. Mosby, 1ª ed., 1992: 323-332, 2.- Dante J. Pieramici, The Prognostic Significance of a System for Classifying Mechanical Injuries of the Eye (Globe) in Open-Globe Injuries, The Journal of
TRAUMA Injury, Infection, and Critical Care 2003;54:750–754., 3.- Lagares Borrego, Reconstrucción de párpado inferior mediante colgajos miocutáneos en isla de los músculos orbicular y nasal, Cir.plást. Iberolatinoam, EneroFebrero-Marzo 2009; 35(1): 35-42., 4.-Violeta, Araoz, Lesiones óculo-orbitarias en pacientes con traumatismo craneo-facial, Rev Mex Oftalmol; Mayo-Junio 2005; 79(3): 155-158., 5. Jeffrey Nerad, Cirugía Oculoplástica, “Los
requisitos en Oftalmología”, Elsevier, 2001, Pp 286-311., 6.- http://emedicine.medscape.com/article/1281955-overview., 7.- Experience in upper eyelid reconstruction with the Cutler-Beard technique, Annals of plastic Surgery; Sept
2001;47(3):338-42., 8.- Virgilio Lima, Asociación entre heridas palpebrales y lesiones intraoculares en trauma con globo cerrado, Rev Mex Oftalmol; Enero-Febrero 2007; 81(1):41-43.
Descargar

Document