Unidad II El Feudalismo: Antecedentes,
Características y Crisis. Primeros Indicios del
Capitalismo (Siglos XII-XVI)
TEMA: Humanismo, Reforma y Contrarreforma
Integraron: Rafael Alfonso Carrillo Aguilar
Humberto Domínguez Chávez
Mayo de 2007
Las condiciones sociales, políticas y espirituales propias de la época
del renacimiento ocasionaron, en el seno de la sociedad occidental, un
movimiento de transformación en el orden religioso, que recibe el
nombre de Reforma.
Se trata de una profunda revolución que se realizó a principios del
siglo XVI en el seno de la iglesia católica y que originó la separación de
muchos fieles de la obediencia al Papa, es decir, a Roma, al surgir el
Protestantismo.
En realidad esta reforma debería denominarse mas concretamente
Reforma Protestante, porque existió también una reforma católica,
realizada en el seno de la iglesia y hubo, además, una Contrarreforma
o lucha del catolicismo contra el protestantismo.
HUMANISMO, REFORMA Y CONTRARREFORMA
Recibe el nombre de Reforma el movimiento de rebelión contra la Iglesia de Roma iniciado por
Martín Lutero en 1517.
Durante la Edad Media , la elección del Papa dependía de intereses políticos de los señores
italianos, el Papa regía como soberano, a veces, los altos cargos del clero se otorgaban a nobles
ignorantes desde el punto de vista religioso, y gozaban de ventajas materiales, riqueza, vida
licenciosa ,etc.
San Francisco de Asís y Santo Domingo de Guzmán señalaron el poder material de la Iglesia y la
ignorancia de sus clérigos. Era tal el poder de la Iglesia que, la coronación de un monarca solo era
válida, si lo coronaba el Papa. La Reforma permitió que varios estados europeos se independizaran
de la Iglesia católica y de la nobleza .
El Humanismo
Los humanistas invitaron a los cristianos a valerse directamente de la Biblia, para interpretar su
religión y resolver sus problemas espirituales; atacaron los vicios e ignorancia de la realeza y la
superstición del clero, impugnaron el celibato, la adoración del reliquias, etc. El hombre se valió de
su propia razón para normar su vida religiosa, buscando la verdad en la Biblia. Aparte de los
humanistas, habían los reformadores espirituales; predicadores que se dirigían directamente al
pueblo y los conciliaristas, estadistas y eclesiásticos que se dirigían a Roma.
Los humanistas daban más importancia al intelecto que a la inspiración divina. La rebeldía de estos
humanistas cundió por toda Europa.
Alemania a principios del siglo XVI estaba integrada por territorios feudales, la Iglesia poseía
enormes territorios; la nobleza y el clero tenían una vida fastuosa que contrastaba con la pobreza
de los humildes y del pequeño clero.
Martín Lutero 1483-1546, estudió Derecho con muchas dificultades; la
muerte de un gran amigo originó que se hiciera monje Agustino en 1507.
Fue un religioso ejemplar, se graduó como Doctor en Filosofía y Teología
en la Universidad de Wittenberg.
Visitó Roma en 1510 y la corrupción de la ciudad y de la corte pontificia le
causaron profundo malestar. Sus inquietudes espirituales y religiosas se
acentuaban cada día más; temía por el más allá y la muerte.
Una frase de San Agustín, modificó notablemente su vida : “El justo se
salva por la fe”. Es decir, que el pecador no podrá salvarse por sus obras,
sino por su fe. Dios da, no compra ni vende.
León X deseaba terminar la construcción de la Basílica de San Pedro, y
para obtener fondos, en 1515, otorgó indulgencias al que le diera limosna
para la obra de la catedral, a través de los monjes dominicos.
Martín Lutero se oponía a la venta de indulgencias y declaró 95 tesis
contra las indulgencias, diciendo que no servía a los pecadores no
arrepentidos.
Juan Calvino
Mujeres hugonotes
En 1519 Lutero afirmó que “sólo la palabra de Dios era infalible “; por lo tanto el Papa no era
infalible. Se le atacó como hereje. Además, manifestó que los eclesiásticos no eran superiores
a los laicos; pedía que los cristianos hermanos se desligasen de los romanos y dejaran de
enviar dinero al Sumo Pontífice. El Papa lo excomulgó en 1520.
En vista del apoyo que varios príncipes alemanes brindaban a Lutero, el Emperador Carlos V
intervino otorgándole la oportunidad de defenderse públicamente del cargo de hereje. En una
reunión o Dieta de Worms, corroboró su doctrina y fue condenado, por lo que tuvo que
esconderse en el Castillo de Warthburg durante dos años, durante los cuales se dedicó a
traducir la Biblia en lengua alemana, a escribir folletos de propaganda y escribir cánticos
religiosos. Los nobles luteranos secularizaron en su provecho los bienes del clero.
Carlos V decidió en 1529 otorgar permiso de practicar el Luteranismo, pero prohibió que se
propagase por nuevas tierras. Los luteranos protestaron, por lo que desde entonces se les
conoce como Protestantes .
No fue posible conciliar los intereses de católicos y protestantes y la lucha duró varios años.
Después de la muerte de Lutero, Carlos V firmó la Paz de Ausburgo, afirmando que los señores
y príncipes podían escoger libremente la religión católica o luterana.
La nueva religión cundió por gran parte de Europa, Suecia, Dinamarca, Noruega, Suiza. En
Francia campesinos y artesanos aceptaban la nueva religión que les permitía el rezo en lengua
vulgar o francesa. Los miembros de las comunidades protestantes se denominaban hugonotes.
El movimiento luterano llegó a Inglaterra y a los Países Bajos. Finalmente los movimientos de la
Reforma sirvieron para asegurar el triunfo de la libertad de conciencia en algunos países.
Martín Lutero
Lutero y La Dieta de Worms
Carlos V decidió, en 1529, otorgar permiso de
practicar el Luteranismo, pero prohibió que se
propagase por nuevas tierras. Los luteranos
protestaron, por lo que desde entonces se les
conoce como Protestantes .
Estatua de Carlos V
Juan Calvino (1509 – 1564)
Nació en Noyón, Francia. Inició su carrera eclesiástica por deseo de sus padres, pero no llegó a ordenarse
pues la abandonó al interesarse por la campaña de Lutero. Perseguido en su patria por sus ideas
religiosas, viajó por Navarra e Italia y se refugió por último en Basilea, Suiza, donde publicó su obra
fundamental: “ Institución de la religión cristiana “, su centro de predicación y acción fue, desde 1536, la
ciudad de Ginebra. Su severidad de reformista provocó el descontento de los ginebrinos que se
sublevaron contra él en 1538. Tres años más tarde recuperó la ciudad apoyado por sus partidarios e
implantó en ella la más severa de la dictaduras. Su reforma comprende no sólo la disciplina de la Iglesia,
sino la disciplina del Estado y de la vida pública y privada. Calvino creía que el Estado debía estar
supeditado a la organización eclesiástica de la comunidad. Dividió el clero en ministros y pastores,
ancianos y diáconos.
Entregó el gobierno a dos órganos directivos; el primero: Venerable Compañía, tenía atribuciones
exclusivamente religiosas; el segundo: Consistorio, formado por ministros y ancianos, dictaminaba sobre
asuntos eclesiásticos, vigilaba las costumbres y la vida moral de los ciudadanos.
El código de Ordenanzas Eclesiásticas reglamentaba el régimen interno de la ciudad. Calvino, que se
consideraba a sí mismo delegado de Dios sobre la Tierra, fue intransigente y cruel con los que se oponían
a su doctrina cívico- religiosa y los condenó a la hoguera y el cadalso.
El Calvinismo acepta la Biblia como única autoridad en materia religiosa. Concede a sus fieles la
posibilidad de interpretar las Escrituras en forma libre. Es diferente al Luteranismo cuando dice que el
Cristianismo no se salva por la fe, sino por la voluntad de Dios que ha decidido a quiénes condena y a
quiénes salva; es decir, Calvino dice que Dios ha destinado a la salvación a algunos, a los que llama los
elegidos y, a otros, los ha condenado llamándolos réprobos. Por lo que ni los pecados repetidos, ni las
virtudes heroicas conducen al infierno o a la salvación; es decir, ser bueno o malo no puede modificar la
voluntad implacable de Dios. El Calvinismo es una religión fatalista, que considera como inútiles todos los
medios que la Iglesia Católica considera básicos para la salvación.
Juan Calvino, Suprimió los sacramentos, con excepción
del bautismo y la comunión que, para él, sólo tenían el
valor de simples actos conmemorativos. A las iglesias y
a los sacerdotes les retiraron la decoración y el
vestuario en una total austeridad; de tal manera que, los
fieles elegían de manera democrática sus propios
sacerdotes y vigilantes morales.
Calvino transformó la alegre ciudad de Ginebra en una
ciudad triste y sombría. El Calvinismo cundió por toda
Suiza, Francia, Inglaterra, Escocia, Países Bajos,
Polonia, Hungría y América del Norte
Juan Calvino
LA REFORMA EN FRANCIA
El Calvinismo encontró en los humanistas y en los hombres del Renacimiento francés partidarios
decididos. Francisco I , Rey de Francia, católico movido por su odio hacia Carlos V, otorgó a veces su
protección a los luteranos de Alemania. Enrique II, su hijo; percibió la rápida propagación de la reforma
por el sur de Francia y Navarra. Campesinos y artesanos aceptaron con júbilo la religión que les permitía
rezar no sólo en latín sino en lengua francesa.
Francia y la España de Felipe II atacaron al Calvinismo, cuando su líder murió en 1559. Continuando las
persecuciones Francisco II, Carlos IX y Felipe III, quienes condujeron las terribles guerras de religión que
conmovieron a Francia desde 1562 a 1593. A la muerte de Enrique II, Francia se dividió en dos bandos ; el
bando protestante que contaba con los príncipes de Borbón que tenía como representante a Antonio, que
a su vez estaba casado con Juana de Albret, reina de Navarra, quienes protegían con la reina a la nueva
doctrina.
El bando católico, apodado papista, fue apoyado por la reina Catalina de Médicis y los príncipes y reyes
de Valois; con la familia de Guisa, sobre todo con Francisco de Guisa, vencedor de Carlos V y su
hermano el cardenal de Lorena. Catalina de Médicis, recelaba tanto de los protestantes como de los
católicos, temía que la corona de Francia fuese arrebatada a sus hijos por los representantes de uno u
otro bando, por lo que a veces apoyó, alternativamente, a uno u otro partido.
Su hijo Francisco II, estaba casado con María Estuardo, reina de Escocia sobrina de los Guisa. A través
del cardenal de Lorena persiguió a los protestantes mientras él se refugió en el castillo de Amboise.
Los hugonotes descontentos por la debilidad del rey y de la soberbia del cardenal de Lorena, decidieron
raptar al joven monarca en 1560, asaltando el castillo de Amboise, fracasando en su intento, siendo
condenados a muerte. Posteriormente fueron presos el príncipe Antonio de Borbón y Luis de Condé
siendo condenados a muerte.
Carlos IX, siendo un niño de 10 años, heredó el poder; pero la Reina madre tomó las riendas del
gobierno en calidad de Regente y regresó a Escocia. Por lo que Catalina de Médicis nombró a Antonio
de Navarra Lugarteniente General del Reino y devolvió la libertad al príncipe de Condé. Convocó al
coloquio de Poissy para que representantes católicos y protestantes expusieran su credo y las razones
en que se fundaban para apoyarlo. Pero católicos y protestantes se atacaban mutuamente en las calles
y en las iglesias. Catalina, en un intento para impedir la lucha de religiones, promulgó un edicto en 1562,
que concedía a los franceses la libertad de conciencia y de cultos.
Los hugonotes se reunieron en huertos, jardines y granjas donde predicaban y cantaban en francés.
Los Guisa, indignados pensaron atacar a los calvinistas, y lo hicieron en la aldea de Vassy en Champaña
matando a más de 60 calvinistas e hiriendo a más de 200. La lucha se propagó por toda Francia. Ambos
bandos cometieron atropellos, saqueos, atrocidades, destruyendo altares, imágenes, templos y
asesinando. El partido hugonote contó con la protección de los príncipes luteranos germanos, de la
reina de Inglaterra, los católicos, el apoyo del Papa y de Felipe II rey de España.
Durante el reinado de Carlos IX, se llevaron a cabo cuatro guerras por las que ambos bandos estaban
agotados, siendo entonces que
se firmó el Tratado de Saint Germain en 1570, mediante el cual volvía a permitírseles la libertad de culto
y conciencia a los calvinistas.
Sin embargo, el rey Carlos IX y Catalina de Médicis viendo la oportunidad de suprimir a los personajes
más importantes y peligrosos del partido hugonote, en 1572 e efectuó la más terrible matanza que se
recuerda en la historia con el nombre de la Noche de San Bartolomé, murió Coligny y Enrique de Navarra
tuvo que renunciar a su juramento al calvinismo para salvar la vida y la lucha se volvió más encarnizada
que nunca en toda Francia.
A la muerte de Carlos IX, sin heredero, se generó una lucha entre tres Enriques por el poder de Francia
quedando Enrique de Navarra rey de Francia, Felipe II de España y Enrique de Borbón, a quien
correspondió la corona de Francia, renunciando al calvinismo quedando con el título de Enrique IV.
Enrique IV
La Dieta de Worms
Catalina de Médicis
Carlos IX (Dinastía de Valois)
LA CONTRARREFORMA.
La Iglesia católica alarmada, trató de contrarrestar el avance de la Reforma, por lo que
integró un movimiento de oposición llamado Contrarreforma.
Creyentes y religiosos acrecentaron sus esfuerzos para predicar entre los herejes.
La orden más famosa fue la Compañía de Jesús formada por San Ignacio de Loyola,
destinada a educar a jóvenes en la religión católica.
El Tribunal de la Santa Inquisición volvió a funcionar en España y pasó a América, donde
vigiló estrictamente la educación de los jóvenes tanto criollos como mestizos e indios.
Felipe II de España
Reforma católica o contrarreforma
 Tuvo una fuerza de combate de primera categoría en la Compañía de Jesús, fundada
por el español San Ignacio de Loyola. Después de haber dejado la carrera militar y de
largos años de estudio, San Ignacio fundo una orden religiosa que quiso poner
directamente el servicio del Papado.
 Se conoce como reforma al movimiento religioso iniciado por el monje Martín Lutero
en Alemania, a principios del siglo XVI; el cual pretendía una radical transformación en la
iglesia católica para liberarla de los vicios y corruptelas que padecía, en razón de que la
mayoría de los clérigos de alta jerarquía abusaban de sus prerrogativas y del enorme
poder ideológico y económico acumulado por la iglesia durante varios siglos.
 La contrarreforma consistió de una serie de acciones reformadoras al interior de la
iglesia católica, para contrarrestar los efectos de la reforma y, en el mejor de los casos,
recuperar las deserciones de creyentes que habían dejado al catolicismo por las nuevas
religiones.
 La Inquisición actuó con mucha fuerza y violencia, para tratar de evitar la propagación
de la Reforma
Basílica de San Pedro en Roma
Papa León X
Erasmo de Rotterdam
Erasmo de Rotterdam
Catalina de Médicis
Masacre de San Bartolomé
San Ignacio de Loyola
Bibliografía
1.- Zavala Silvio y Appendini Ida , Historia Universal Moderna y
Contemporánea. Editorial Porrua, S.A. México, 1990.
2.- Nueva Enciclopedia Temática. Editorial Richards. México 1964.
Tomos 9 y 10.
3.- Simon Edith. La Reforma. Time- Life International. Holanda
l972.
4.- Brom Juan. “La Edad Moderna”, en: Esbozo de Historia
Universal. Editorial Grijalbo. México 2002.
IMÁGENES:
www.google.com - www.wikipedia.com
Descargar

Presentación de PowerPoint