JUSTICIA Y MISERICORDIA
UN LLAMADO AL ARREPENTIMIENTO
VERDA CENTRAL
Dios restaura a quienes regresan a Él arrepentidos
VERSÍCULO CLAVE
Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y
convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso
es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia,
y que se duele del castigo. (Joel 2:13 RV 1960)
INTRODUCCION
- Todos hemos pecado.
- Es posible que algunos de nosotros hayamos pecado hoy
- Cuando pecamos, es necesario que nos arrepintamos.
¿QUÉ SIGNIFICA ARREPENTIRSE?
• Cambiar de manera de pensar.
• Esto supone un cambio de conducta.
• Es apartarse del pecado para volverse a Dios.
• Dios restaura a los que vuelven a Él arrepentidos.
ENFOQUE DE LA ENSEÑANZA DE HOY
•Lo que sucedió cuando una nación en pecado volvió a
Dios
•Los mismo principios de arrepentimiento siguen siendo
verdad respecto a nuestra vida actual.
• Los beneficios que produce el arrepentimiento y volver
a Dios para que nos restaure
I.
DIOS TRAE JUICIO SOBRE LOS
QUE NO SE ARREPIENTEN
A. No es demasiado tarde (Joel 1:13-15)
• El profeta Joel registró en su libro los mensajes que
Dios le había entregado para el reino de Judá.
• Dios usó al profeta Joel para llamar al pueblo de Judá
al arrepentimiento.
• El pueblo de Dios estaba envuelto en pecado, pero el
peor de todos era la idolatría.
A. No es demasiado tarde (Joel 1:13-15)
• Adoraban imágenes hechas por los hombres, en vez
de adorar a Dios que creó todas las cosas.
• Dios espera que sus hijos le sean fieles y no permitirá
que este tipo de acciones queden sin castigo.
• Dios había sido muy paciente y deseaba que sus hijos
regresaran a Él como consecuencia de la disciplina.
A. No es demasiado tarde (Joel 1:13-15)
• Joel consideraba que la sequía y las cuatro plagas de
langostas eran parte de esa disciplina (1:4, 10-12)
• Joel anunciaba más juicios. En estas advertencias,
Dios les daba oportunidad de arrepentimiento.
• Si el pueblo (Judá) pedía perdón y buscaba a Dios, Él
retiraría su juicio.
A. No es demasiado tarde (Joel 1:13-15)
• Confesar nuestros pecados y vivir como a Dios le
agrada , eso es arrepentimiento.
• El arrepentimiento consiste en dos acciones: 1)
apartarse del pecado y 2) volverse a Dios.
• Además incluye una sincera decisión de no volver a
pecar.
A. No es demasiado tarde (Joel 1:13-15)
• Joel hace un llamado a los sacerdotes para que sean
ejemplo del pueblo (1:13)
• Debían de convocar a todos a un ayuno y a una
asamblea solemne.
• La situación en que se encontraba la nación exigía
una intensa búsqueda de Dios.
A. No es demasiado tarde (Joel 1:13-15)
• La sequía y el hambre eran terribles, Dios les
recuerda que aún faltaba lo peor. (1:15)
• Dios les da oportunidad para arrepentirse.
• Obediencia = Bendición – Rechazo = Juicio
RESPONSABILIDAD DEL CRISTIANO ANTE LA
CONDICIÓN PECAMINOSA DE LA SOCIEDAD
• Buscar al Señor
• Clamar por un cambio
• Pedir perdón por quienes nos rodean. (2 Cro. 7:14)
• Nuestra intercesión despierta necesidad de
arrepentimiento.
B. Las graves consecuencias de una
vida de pecado (Joel 1:16-20)
• Joel recuerda al pueblo lo que han experimentado
como consecuencia de sus caminos de pecado. 1:16-18
• Si no había arrepentimiento de parte del pueblo
vendría lo peor. Seguirían cayendo juicios.
• Joel también clamó a Dios a causa de aquella grave
situación (1:19)
B. Las graves consecuencias de una
vida de pecado (Joel 1:16-20)
• Hasta los animales salvajes clamaban a Dios para pedir
alivio. 1:20
• Solamente el retorno a Dios cambiaría la difícil
situación que había creado los pecados del pueblo
¿CUÁL SERÍA LA SITUACION DEL PAIS SI DIOS
NOS CASTIGARA A CAUSA DEL PECADO?
• Dios juzga a los hombres por su pecado
• El propósito de la disciplina es captar la atención de
la persona y llamarla al arrepentimiento.
• El castigo de Dios proviene del amor y tiene como fin
la corrección.
• Dios no solo hiere, también da esperanza.
II. LAS EVIDENCIAS DE UN
VERDADERO ARREPENTIMIENTO
A. Dios llama al arrepentimiento.
(Joel 2:12-14)
• Dios hace un llamado a Israel a que vuelva a Él. 2:12
• Dios indica lo que deben hacer para obedecer al
llamado. 2:12-13
• Estas actitudes definen el arrepentimiento.
A. Dios llama al arrepentimiento.
(Joel 2:12-14)
• El arrepentimiento es un cambio interior que se refleja
en lo exterior de la persona. 2:12
• Arrepentirse no es disculparse.
• Joel afirma que el pecador debe “rasgar” su corazón.
A. Dios llama al arrepentimiento.
(Joel 2:12-14)
• En aquellos tiempo la costumbre era que la persona
rasgaba su vestidos como señal de duelo.
• Pero el arrepentimiento es más que una simple
expresión externa de dolor.
• La persona debe quebrantarse de corazón
A. Dios llama al arrepentimiento.
(Joel 2:12-14)
• El arrepentimiento se trata de que veamos nuestro
pecados como Dios los ve. (vil y despreciable)
• Joel indica al que se arrepiente, que se vuelva a Dios.
2:13
• Esto exige apartarse de las malas acciones
(pensamientos, palabras, otros)
A. Dios llama al arrepentimiento.
(Joel 2:12-14)
• Arrepentirse es cambiar de manera de vivir
• No podemos cambiar de vivir en nuestras propias
fuerzas. Necesitamos el poder de Dios. Juan 1:12
• Esto exige apartarse de las malas acciones
(pensamientos, palabras, otros)
¿DIOS JUZGA O MUESTRA MISERICORDIA?
• Con frecuencia la gente no comprende la naturaleza
de Dios.
• Hay quienes lo ven como un juez implacable y que
tiene pocos deseos de mostrar misericordia.
• Otros lo ven como un abuelo bondadoso que pasa
por alto el pecado y que no pedirá cuentas.
A. Dios llama al arrepentimiento.
(Joel 2:12-14)
• Dios advierte antes de juzgar. 1:13-20
• Dios no desea hacer caer su juicio. Él “se duele del
castigo. 2:13
• Dios es bueno, misericordioso, paciente y nos ama
con profundo amor
A. Dios llama al arrepentimiento.
(Joel 2:12-14)
• Joel afirma que si el pueblo de Dios se arrepiente, es
posible que Él extienda su misericordia. 2:14
• Dios había enviado las langostas para destruir la
vegetación, pero si se arrepentían los bendeciría más.
• El Señor no solamente nos perdonó sino que también
nos restauró. (familia, salud, provisión, y mucho más.
B. Nuestras actitudes dan a conocer
nuestro arrepentimiento. (Joel 2:15-17)
• Joel dice al pueblo que exprese su arrepentimiento
como nación. 2:15, 16
• Llama a un arrepentimiento colectivo donde todos
debían asistir. (niños, ancianos, recién casados)
• Los líderes deben tomar su posición (2:17), llorar por
la condición pecaminosa del pueblo y clamar por
salvación.
B. Nuestras actitudes dan a conocer
nuestro arrepentimiento. (Joel 2:15-17)
• Hay salvación para el pueblo cuando se honra a Dios
por medio del arrepentimiento.
• Arrepentirse es mucho más que evitar las
consecuencias del pecado.
• Arrepentirse es reconocer que el pecado ofende a
Dios.
Algunas expresiones que demuestran
arrepentimiento.
• Pedir perdón a alguien a quien hayan ofendido.
• Hacer restitución y renovar su compromiso de adorar
y seguir a Dios.
• Dejar estilos de vida que no honran a Dios.
III. EL ARREPENTIMIENTO TRAE
CONSIGO RESTAURACION.
A. Dios responde al que se arrepiente.
(Joel 2:18-20)
• A pesar de lo que la persona haya hecho, Dios sigue
ofreciendo perdón y salvación.
• Lo que debe hacer la persona es responder al llamado
de Dios al arrepentimiento.
• Cuando la persona se arrepiente, Dios responde con
su bendición.
A. Dios responde al que se arrepiente.
(Joel 2:18-20)
• Dios hace lo mismo con una nación o reino. Cuando el
reino de Judá se arrepintió, Dios le mostró su compasión
• Les envió el alimento que necesitaban (2:18-19) y las
demás naciones no se burlarían más de ellos (2:19)
• Las bendiciones de Dios son lo mejor para nosotros, y
nos dan lo que necesitamos para nuestro bien eterno.
A. Dios responde al que se arrepiente.
(Joel 2:18-20)
• Dios les enviaría alimentos pero también quitaría las
langostas enviándolas muy lejos. (2:20)
• Quitar las langostas ayudaría a la tierra en ese
momento y en el futuro.
• Las langostas representaban la manera en que el
pecado del pueblo les había robado las bendiciones.
A. Dios responde al que se arrepiente.
(Joel 2:18-20)
• El arrepentimiento del pueblo los haría libres del
pecado y tierras libres de langostas.
• Dios retiraría su juicio y respondería con bendición y
restauración.
B. Dios bendice abundantemente cuando
hay arrepentimiento (Joel 2:21-27)
• Dios prometió restaurar lo que había sido arrebato al
pueblo. (La tierra, la vida animal y los hombres, 2:21-24)
• Dios prometió devolverles lo que había sido destruido
por las langostas. 2:25-26
• La plaga langostas hizo que el pueblo recapacitara. Dios
respondería al arrepentimiento con bendiciones
espirituales y materiales.
B. Dios bendice abundantemente cuando
hay arrepentimiento (Joel 2:21-27)
• El pueblo no había experimentado desde hace mucho
tiempo felicidad y regocijo.
• Una de las consecuencias secundarias del pecado es la
falta de gozo.
• El regocijo volvería cuando el pueblo de Dios se
arrepintiera. (2:23)
B. Dios bendice abundantemente cuando
hay arrepentimiento (Joel 2:21-27)
• Los que viven de una maneja justa disfrutan de las
bendiciones de Dios.
• La restauración espiritual es mucho mayor que las
bendiciones materiales.
• El pueblo que vive obediente a Dios, no experimenta
vergüenza.
B. Dios bendice abundantemente cuando
hay arrepentimiento (Joel 2:21-27)
• Dios bendice a aquellos que responden a su reprensión
con arrepentimiento.
• El Señor promete perdón y además provisión para su
pueblo en todas las necesidades.
• Quienes viven en pecado, están lejos de la bendición
de Dios.
B. Dios bendice abundantemente cuando
hay arrepentimiento (Joel 2:21-27)
• El arrepentimiento puede restaurar la comunión con
Dios y también los aspectos materiales.
• El perdón y la ayuda de Dios están cerca para quien
quiera vivir para Él.
• La voluntad de Dios es que seamos restaurados.
CONCLUSIONES
• La obra de Jesús en la cruz nos da la forma de anular el
poder del pecado sobre nosotros y de volvernos a la
comunión con Él.
• Experimentamos libertad, restauración y bendición
cuando nos arrepentimos y ponemos nuestra fe en
Jesucristo.
CONCLUSIONES
• El pecado solo trae destrucción y muerte. Destruye
nuestra relación con Dios, con quienes nos rodean, y
destruye nuestra vida y causa nuestra muerte espiritual.
• La necesidad del cristiano obediente es vencer el pecado,
liberarse del pecado lo antes posible y no permitir que
destruya nuestra vida
CONCLUSIONES
• Dios nos perdona y transforma cuando nos arrepentimos
de corazón y volvemos a Él.
Descargar

JUSTICIA Y MISERICORDIA