Mario Bellatin
Datos biográficos








1960: Nace en México hijo de padres peruanos.
1967: Vive en Lima, donde estudia Teología y Comunicación
1986: Publica Las mujeres de sal
1987: Viaja a Cuba a estudiar cine y conoce a la poeta Reina María
Rodríguez
1989: Regresa a Perú, donde escribe retirado en una casa en el
barrio de Barranco.
1992: Publica Efecto invernadero,y a continuación Canon perpetuo
(1993), Salón de Belleza (1994) y Damas Chinas (1995)
1998: Se instala en México, donde publica Poeta ciego, entra en el
Sistema Nacional de Creadores, dirige la escuela de Letras del
Claustro de Sor Juana.
2001: funda la Escuela Dinámica de Escritores
Primeras ediciones
Algunos libros publicados

















El jardín de la señora Murakami (Tusquets Editores - México DF, 2000)
Flores (Matadero-Lom - Santiago de Chile, 2000; Anagrama 2004)
Shiki Nagaoka: Una nariz de ficción (Editorial Sudamericana - Barcelona, 2001)
La escuela del dolor humano de Sechuán (Tusquets Editores - México DF, 2001)
Jacobo el mutante (Aguilar/Alfaguara, 2002)
Perros héroes (Alfaguara, 2003)
Obra reunida (Alfaguara, 2005)
Lecciones para una liebre muerta (Anagrama, 2005)
Underwood portátil modelo 1915 (Sarita Cartonera - Lima, 2005)
La jornada de la mona y el paciente (Almadía, 2006)
Damas chinas (Anagrama, 2006)
Pájaro transparente (Mansalva, 2006)
El gran vidrio (Anagrama, 2007)
Condición de las flores (Entropía, 2008)
Los fantasmas del masajista (Eterna Cadencia, 2009)
Biografía ilustrada de Mishima (Entropía; Matalamanga, 2009)
Disecado (Sexto piso, 2011)
Prácticas y rituales



Instituciones: el Moridero de Salón de belleza, las escuelas
de baile en Jacobo el Mutante; las sectas en Poeta ciego y en La
Escuela del dolor humano;
Bandas y sectas: la Banda de los Matacabros, la Banda de
los Universales, los Dicípulos del poeta en Poeta ciego; Los
democráticos en La Escuela del dolor humano de Sechuán
Métodos o prácticas: la cría de peces en Salón de Belleza;
el método de masaje y la declamación en Los fantasmas del
masajista; las “performances” y la madre que enseña los
testículos de su hijo en La Escuela del dolor humano de Sechuán
y en El Gran Vidrio; el funeral en Efecto invernadero;
Escribir sin escribir


Mi proceso normal de creación está formado por dos etapas. En
principio consiste en crear una serie de material de escritura sin
finalidad determinada, es decir, determinado libro o historia; y
después viene el proceso de armar esa escritura para darle una
forma que le permita ser transmitida, y así convertirse en un sistema
de flujo. De esta manera consigo librarme de esa escritura y
generar nueva volviendo al estado original
“Mi argumento parece comenzar en la idea de que tanto la danza
como el teatro, entre los medios artísticos tradicionales, y sólo por
poner un par de ejemplos, pueden ser paradigmas de otro modo de
producción, que pone el énfasis en la transformación de materiales,
en la continua implicación del presente con el pasado, en la
creación de presentes ulteriores en lugar de una orientación
hacia la Eternidad, y la simultaneidad de la producción y la deproducción en lugar de una economía de crecimiento.”
Condición de las flores (2008)

Tiempo del gladiolo
En mis libros a veces descubro que entre
una línea y otra, seguida y continua, existen
muchos años de diferencia. Una infinidad de
tiempo entre cuando una y otra fueron
concebidas. Es imposible por eso –por
utilizar el procedimiento de ir armando textos,
libros, a partir de fragmentos escritos en
diferentes momentos y por distintas
motivaciones- que tenga conocimiento de la
trama de mis obras antes de comenzar a
construir un proyecto.
Cuaderno de teología


“Los teólogos carolingios sostenían que el contenido de
un nombre depende de las acciones llevadas a cabo por
el nombrado. Tiene que hacer honor a su nombre.
Aceptar el nombre es aceptar un compromiso para no
convertirlo en mentira, falsedad, etc.”
El lenguaje y los nombres les han sido conferidos a los
hombres para que tengan la tarea de convertirlos en
verdaderos. Las acciones confirman la verdad de un
nombre. Cuando decepcionan no siguen siendo
necesarias del nombre.
Filoctetes

El fundamento de la filología es una herida.
Clama. Sin embargo, nadie oye este
Filoctetes fuera de él. Está aislado. Los
monarcas acuden a su isla recién cuando se
dan cuenta de que no pueden prescindir de
su arco. (Pero ¿hacia dónde van si no a
nuevas heridas?) (Werner Hamacher, 95
tesis sobre la Filología)
Bibliografía sobre Bellatin




Reportaje a Mario Bellatin, por Ramiro
Larrain, en Orbis Tertius
Entrevista de Julia Azaretto a Mario Bellatin
“La escuela del dolor humano de Sechuán”,
por Jorge Panesi
Mario Bellatin: el experimento infinito. El
coloquio de los perros:
http://www.elcoloquiodelosperros.net/numero
bellatin/beindi.html
Comunicación de la obra

Ahora que el tiempo ha pasado y puedo ver los distintos libros
hacia atrás, me doy cuenta de que muchos elementos están
desde el primer día y se mantienen hasta ahora. También me
doy cuenta de que ahora se me hace relativamente fácil hablar
de mi obra, mientras que cuando recién escribía no podía decir
nada. Recuerdo que en mi primera entrevista me quedé
paralizado, sostuve que no podía hablar de lo que no existía.
Para decir algo necesitaba mirar hacia atrás, porque no podía
mirar al futuro. Y ahora que me escucho a mí mismo diciendo
eso hace veinte años, veo que era cierto. En ese momento no
tenía la certeza, incluso me parecía que era una especie de
salida para no quedar como un idiota delante del periodista. Pero
ahora veo que tenía razón, realmente a partir de la existencia de
los libros puedo hablar de ellos, no antes[1].
[1] Entrevista a Mario Bellatin por Ramiro Larrain (Orbis
2006)
Nombres

Creo que la principal es respetar lo que planteé desde
mi primer libro, el generar un no tiempo y un no espacio
real o reconocible. De manera que incluso cuando
aparezca la mención de algún lugar funcione como una
máscara. Es como una especie de evolución o
involución de movimiento para no estar quieto, sin decir
dónde es, cuándo es. Pero se trata de una suerte de
máscara o velo, de una apariencia japonesa, o de una
tradición judía, árabe, china[1].
[1] Entrevista a Mario Bellatin por Ramiro Larrain
(Orbis 2006)
Sólo hay historia de los anacronismos
Una verdadera imagen del pasado (…) corre
el riesgo de desvanecerse para cada
presente que no se reconozca en ella.
 Ningún hecho es histórico por ser causa.
Llegará a serlo sólo después, póstumamente,
tras hechos que pueden ser divididos por
milenios[1].
[1] Walter Benjamin, Conceptos de filosofía de la historia

Descargar

Mario Bellatin