El proceso del pecado de
Judas y sus lecciones
Mat 26:14-16
(14) Entonces uno de los
doce, que se llamaba
Judas Iscariote, fue a los
principales sacerdotes,
(15) y les dijo: ¿Qué me
queréis dar, y yo os lo
entregaré? Y ellos le
asignaron treinta piezas
de plata.
(16) Y desde entonces
buscaba oportunidad para
entregarle.
*
•
La ambición al dinero fácil
Queda al descubierto al desaprobar la unción a
Jesús.
1. Jn 12:4-6 (4) Y dijo uno de sus discípulos, Judas
Iscariote hijo de Simón, el que le había de entregar:
(5) ¿Por qué no fue este perfume vendido por
trescientos denarios, y dado a los pobres? (6) Pero
dijo esto, no porque se cuidara de los pobres, sino
porque era ladrón, y teniendo la bolsa, sustraía de
lo que se echaba en ella.
•
Era ladrón.
1. Es injusto hacer fraudes 1Cor 6:8
2. Los ladrones no heredan el reino 1Co 6:10
•
Sustraía de la bolsa.
1. Es de sospechar que con el pretexto
de ayudar a los pobres, sacara dinero
y lo guardara para el.
**
•
Traicionar por pago
Se dejo llevar por la avaricia
1. Mat 26:15 y les dijo: ¿Qué me
queréis dar, y yo os lo entregaré? Y
ellos le asignaron treinta piezas de
plata.
2. No buscaba comida, ropa o
comodidades; quería dinero.
3. No fueron los enemigos los que
buscaron a Judas.
4. No esperaban que hubiera un
traidor. (Mar 14:11).
•
Le pagaron 30 piezas de plata.
1. El precio por un esclavo.
2. Fue el salario de la traición.
3. El precio de sangre inocente.
***
Buscar la oportunidad de concluir el negocio
• Mat 26:16 Y desde entonces
buscaba oportunidad para
entregarle.
• No quería faltar a su palabra.
• ¿Qué estaría pensando
desde el momento que hizo
pacto con los principales
sacerdotes?
****
Fingir inocencia
• Mat 26:20-25
(20) Cuando llegó la noche, se sentó a la mesa
con los doce.
(21) Y mientras comían, dijo: De cierto os digo,
que uno de vosotros me va a entregar.
(22) Y entristecidos en gran manera, comenzó
cada uno de ellos a decirle: ¿Soy yo, Señor?
(23) Entonces él respondiendo, dijo: El que
mete la mano conmigo en el plato, ése me va a
entregar.
(24) A la verdad el Hijo del Hombre va, según
está escrito de él, mas ¡ay de aquel hombre por
quien el Hijo del Hombre es entregado! Bueno le
fuera a ese hombre no haber nacido.
(25) Entonces respondiendo Judas, el que le
entregaba, dijo: ¿Soy yo, Maestro? Le dijo: Tú
lo has dicho.
*****
Mezclarse con los impíos en sus
fechorías
• Mat 26:45-47
(45) Entonces vino a sus discípulos
y les dijo: Dormid ya, y descansad.
He aquí ha llegado la hora, y el Hijo
del Hombre es entregado en manos
de pecadores.
(46) Levantaos, vamos; ved, se
acerca el que me entrega.
(47) Mientras todavía hablaba, vino
Judas, uno de los doce, y con él
mucha gente con espadas y palos,
de parte de los principales
sacerdotes y de los ancianos del
pueblo.
******
Ser eficiente en la maldad
• Mat 26:48-50
(48) Y el que le entregaba les
había dado señal, diciendo: Al
que yo besare, ése es;
prendedle.
(49) Y en seguida se acercó a
Jesús y dijo: ¡Salve, Maestro!
Y le besó.
(50) Y Jesús le dijo: Amigo, ¿a
qué vienes? Entonces se
acercaron y echaron mano a
Jesús, y le prendieron.
*******
voltear demasiado tarde
• Llego un momento en
que todo se le salio de
control.
– Mat 27:3-4
(3) Entonces Judas, el que
le había entregado, viendo
que era condenado,
devolvió arrepentido las
treinta piezas de plata a los
principales sacerdotes y a
los ancianos,
(4) diciendo: Yo he pecado
entregando sangre
inocente. Mas ellos dijeron:
¿Qué nos importa a
nosotros? ¡Allá tú!
*********
Morir de una forma horrible
• Mat 27:5-9 (5) Y arrojando las piezas de plata en el
templo, salió, y fue y se ahorcó.
(6) Los principales sacerdotes, tomando las piezas de
plata, dijeron: No es lícito echarlas en el tesoro de las
ofrendas, porque es precio de sangre.
(7) Y después de consultar, compraron con ellas el
campo del alfarero, para sepultura de los extranjeros.
(8) Por lo cual aquel campo se llama hasta el día de
hoy: Campo de sangre.
(9) Así se cumplió lo dicho por el profeta Jeremías,
cuando dijo: Y tomaron las treinta piezas de plata,
precio del apreciado, según precio puesto por los hijos
de Israel;
• Act 1:18-19 (18) Este, pues, con el salario de su
iniquidad adquirió un campo, y cayendo de cabeza, se
reventó por la mitad, y todas sus entrañas se
derramaron.
(19) Y fue notorio a todos los habitantes de Jerusalén,
de tal manera que aquel campo se llama en su propia
lengua, Acéldama, que quiere decir, Campo de sangre.
LAS LECCIONES DE JUDAS
1. LAS BENDICIONES QUE
PERDIO POR SU FALTA.
2. A DONDE LLEVA EL AMOR AL
DINERO.
3. EL ARREPENTIMIENTO SIN
FRUTOS NO BASTA.
1. El bautista lo dijo (Mat 3:8).
2. Pedro nos lo mostró (Mat 27:75).
3. Judas lo esta’ gritando al estudiar
de su caso (Mat 27:5).
Descargar

Diapositiva 1