Nathan y Anabela
Pro. 1:7 El temor del Señor es el principio
de la sabiduría; los necios desprecian la
sabiduría y la disciplina.
Nathan y Anabela
»Y ahora, ____, ¿qué te pide el
Señor tu Dios? Simplemente que le temas
y andes en todos sus caminos, que lo
ames y le sirvas con todo tu corazón y con
toda tu alma, y que cumplas los
mandamientos y los preceptos que hoy te
manda cumplir, para que te vaya bien.
Deu 10:12-13
Nathan y Anabela
Jos 24:14-15 Ahora, pues, temed a Jehová, y servidle
con integridad y en verdad; y quitad de entre
vosotros los dioses a los cuales sirvieron vuestros
padres al otro lado del río, y en Egipto; y servid a
Jehová. Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos
hoy a quién sirváis; ...
Nathan y Anabela
1Pe 1:17-19 Y si invocáis por Padre a aquel que sin
acepción de personas juzga según la obra de cada
uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra
peregrinación; sabiendo que fuisteis rescatados de
vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de
vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro
o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de
un cordero sin mancha y sin contaminación,
Nathan y Anabela
El fin de todo el discurso oído es este:
Teme a Dios, y guarda sus
mandamientos; porque esto es el
todo del hombre. (Ecl 12:13)
Nathan y Anabela
En el amor no hay temor, sino que el
perfecto amor echa fuera el temor; porque
el temor lleva en sí castigo. De donde el
que teme, no ha sido perfeccionado en el
amor. (1Jn 4:18)
Nathan y Anabela
Pro. 1:7 El temor del Señor es el principio
de la sabiduría; los necios desprecian la
sabiduría y la disciplina.
Descargar

Diapositiva 1