SENDAS ÉL HARÁ
Nº 55
LA OTRA
ORILLA
TAN PRONTO COMO JESÚS
DIJO: “¡CÁLMATE!”, EL
VIENTO SE CALMO, LAS
AGUAS BAJARON. PEDRO
CORRIÓ A LA ORILLA Y
MIRÓ EL MAR. PUDO VER
SU ROSTRO REFLEJADO EN
EL MAR OSCURO. CORRIÓ
DE REGRESO DONDE JESÚS
Y CAYO DE RODILLAS
ALIVIADO.
JESÚS LES DIJO: “¿POR QUE NO TIENEN MAS FE? NO
HAY RAZÓN PARA TENER MIEDO CUANDO ESTÁN
CONMIGO”. CAMINO AL OTRO LADO DE LA BARCA.
NADIE SE ATREVÍA A HABLAR,
UN SILENCIO PROFUNDO SE
APODERÓ DE ELLOS, ESTABAN
ASOMBRADOS Y TENÍAN MIEDO.
“¿QUÉ CLASE DE HOMBRE ES ESTE AL QUE
SEGUIMOS?. SI HASTA EL VIENTO Y LAS OLAS LE
OBEDECEN”. EN MEDIO DE SU ASOMBRO SE
HACÍAN LA MISMA PREGUNTA UNOS A OTROS.
MATEO 8:26-27; MARCOS 4:39-41; LUCAS 8:25
LAS GRANDES TORMENTAS DE LA
DUDA Y TEMOR EN EL ALMA,
BAJO EL PODER DEL ESPÍRITU DE
ESCLAVITUD, SUELEN TERMINAR
EN UNA CALMA MARAVILLOSA,
CREADA Y DIRIGIDA POR EL
ESPÍRITU SANTO. LOS
DISCÍPULOS QUEDARON
MARAVILLADOS YA QUE NUNCA
ANTES HABÍAN VISTO QUE UNA
TORMENTA, FUERA DE
INMEDIATO CALMADA. EL QUE
PUEDE HACER ESTO, PUEDE
HACER CUALQUIER COSA, LO QUE
ESTIMULA LA CONFIANZA Y EL
CONSUELO EN ÉL, EN EL DÍA MAS
ATRIBULADO.
CADA MAÑANA AL DESPERTAR Y POR LA NOCHE AL
DESCANSAR, AGRADEZCO TUS BONDADES A MI VIDA, POR
TODO LO QUE ME PERMITES DISFRUTAR.
SEÑOR JESÚS, YO TE ACEPTO COMO MI ÚNICO Y
SUFICIENTE SALVADOR DE MI VIDA Y DE MI ALMA. SEÑOR
JESÚS, PERDÓNAME TODO LO QUE TE HE OFENDIDO DE
PENSAMIENTO, PALABRA Y OBRA; LÁVAME Y LÍMPIAME
CON TU PRECIOSA SANGRE; ESCRIBE MI NOMBRE EN EL
LIBRO DE LA VIDA. SÉLLAME CON TU ESPÍRITU SANTO.
GRACIAS SEÑOR; EN EL NOMBRE DE JESÚS, AMÉN.
“NO TE QUEDES EN SÓLO HABER OÍDO DE JESÚS,
ATRÉVETE A CONOCERLO A TRAVÉS DE LA LECTURA
DE LA BIBLIA”
Puedes ser feliz hoy ...
viernes, 02 de octubre de 2015
7:37:36 p.m.
Y vivir cada día… Es una decisión...
Descargar

La otra orilla