Las letanías son alabanzas, piropos de amor, de
ternura. ¿Te aburres rezándolas? No amas, no
comprendes. ¿Te gustan? Sí amas, sí comprendes.
El que las inventó sí amaba, sí comprendía. Son, en
definitiva, un poema de amor; sólo quien ama a María lo
entiende. Dile a los enamorados que son aburridos
porque repiten con frecuencia frases de amor.
Padre Mariano de Blas L.C
Vaso espiritual, vaso digno de honor,
vaso insigne de devoción.
Se habla aquí de los vasos sagrados, como son el cáliz y
la patena. María es un vaso sagrado, como una patena que ha
encerrado al Verbo en sus entrañas; es un cáliz precioso,
porque encerró en sus venas la sangre de Jesús, la que se
derramaría en Getsemaní, en la flagelación y en el Calvario.
Vaso digno de ser honrado por todos. A María no se le
puede faltar al respeto, es una ingratitud y una grosería sin
nombre. Pienso en los que, con la Biblia en la mano, predican
que María no es la Madre de Dios. Al llegar al cielo, les va a
abrir María la puerta. Antes que nada tendrán que pedir
atentas disculpas. Y al presentarse ante Dios las disculpas
deben ser muy serias, porque, aunque de buena fe, toda la
vida dijeron que la Madre de Dios no era su Madre. Eso es
muy fuerte.
Cuando se habla de devoción a la Santísima Virgen, a esto
se refieren. Por eso los que sinceramente tienen una gran
devoción a María están en el justo y recto camino. Dios los
bendice y los premia. Amar y bendecir a su Madre, es amarlo
y bendecidlo a Él mismo. Si Él dijo: “Todo lo que hacéis a
uno de mis hermanos más pequeños me lo hacéis a Mí”,
¿qué decir cuando se lo hacen a la hermana más grande y a
su misma Madre? Se lo hacen a Él en persona. No tengan
miedo, por tanto, los que aman a María, Madre de Dios. Sepan
que cuentan con la bendición de Dios.
Vaso insigne de devoción, es decir que merece nuestra
devoción, amor y cariño como nadie.
PORTUGAL, EN UN PUEBLITO DE
FÁTIMA, 1917.
APARICIONES DE LA SANTÍSIMA
VIRGEN A TRES PASTORCITOS
Previo a las apariciones de la Virgen:
Otoño de 1916.
El mensajero celeste vuelve, extraordinariamente
resplandeciente, con un Cáliz en la mano y la Hostia
encima, de la cual destilaban en aquél gotas de
sangre. Prodigiosamente suspendidos en el aire
Cáliz y Hostia, con una aureola deslumbrante. El
ángel se arrodilló e invitó a los niños a hacer lo
mismo.
-Repitan conmigo por tres veces seguidas:
“Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo; yo os
adoro profundamente y os ofrezco el preciosísimo
Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor
Jesucristo, presente en todos los Tabernáculos del
mundo, en reparación de los ultrajes con que
continuamente es ofendido; y por los méritos infinitos de
su Corazón Santísimo y por a intercesión del Corazón
Inmaculado de María, os pido la conversión de los
pobres pecadores”
Y les dio la sagrada comunión. –Tomad el Cuerpo
y la Sangre de Jesucristo, horriblemente ultrajado
por los hombres ingratos. Reparad los delitos de
éstos y consolad a Vuestro Dios…
El ángel se marcha, ya no volverá. Su misión ha
sido cumplida, ha preparado la tierra, ha sembrado
en sus almas una preciosa semilla que ha
germinado, crecerá y se fortalecerá: un profundo
amor a Cristo y a su Madre Celestial… están listos
para recibir a la “Señora del Cielo”
CONSEJOS DE UN SANTO:
JOSEMARÍA ESCRIVÁ DE BALAGUER
“FORJA”
“Aquella madre -santamente apasionada, como todas las madres- a su
hijo pequeño le llamaba: su príncipe, su rey, su tesoro, su sol.
Yo pensé en ti. Y entendí -¿qué padre no lleva en las entrañas algo
maternal?- que no era ponderación el decir de la madre buena: tú... eres
más que un tesoro, vales más que el sol; ¡toda la Sangre de Cristo!
¿Cómo no voy a tomar tu alma -oro puro- para meterla en forja, y
trabajarla con el fuego y el martillo, hasta hacer de ese oro nativo una
joya espléndida que ofrecer a mi Dios, a tu Dios?”
243 ¿No te conmueve oír una palabra de cariño para
tu madre?
-Pues al Señor le ocurre igual. No podemos separar
a Jesús de su Madre.
FLORES PARA MARIA:
Al inicio del día, conságrate a María:
Apenas comienza el día, conságrate a su
Sacratísimo Corazón, ofrécele el día, todos tus
trabajos, penas y alegrías…
CONSAGRACIÓN A MARÍA
¡Oh señora mía! ¡Oh madre mía! Yo me ofrezco
enteramente a ti, y en prueba de mi filial afecto, te
consagro en este día, y pasa siempre, mis ojos,
mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra
todo mi ser. Ya que soy todo tuyo, ¡oh madre de
bondad!, guárdame y defiéndeme como cosa y
posesión tuya. Amén.
Rezo del Angelus a las 12:00 del día.
Nos recuerda la anunciación y la encarnación del
Hijo de Dios. Momento culminante en la historia de
nuestra salvación. Feliz momento en que, por
designio del amor del Padre por el poder del
Espíritu Sano y la aceptación de María, el Hijo de
Dios se hizo hombre y habitó entre nosotros.
El Santo Rosario:
El nombre del Rosario en la lengua castellana
proviene del conjunto de oraciones, a modo de
rosas. Rosas blancas de serenidad y pureza,
rosas rojas de sufrimiento y amor.
Rézalo a la hora que te resulte más apropiada.
Si te es posible, invita a participar a tu familia.
Recuerda que la familia que reza unida,
permanece unida y la bendice Dios.
Tres Aves Marías al acostarte.
¿Porqué tres? Para honrar a la Santísima
Trinidad.
La primera: para darle gracias por los favores
recibidos durante el día.
La segunda: para pedir perdón si hemos obrado
mal.
La tercera: para pedir ayuda, poniendo en sus
manos la vida misma, para que se digne
cubrirnos con su manto de madre amorosa y
haga que nos bendiga e Padre, el Hijo y e
Espíritu Santo.
Diálogo con tu Madre celestial.
Esta bellísima flor, de fragancia especial y única,
en la que, cada que así tu corazón lo desee, te
dirijas a tu Madre, como un hijo que se siente
amado, que necesita manifestar su amor.
FRUTOS QUE SURGEN DE
LA CARIDAD.
“La virtud no teme la luz, antes desea siempre venir a
ella.”
Fray Luís de León
La virtud es una disposición habitual y firme a hacer el bien. Permite a la
persona no sólo realizar actos buenos, sino dar lo mejor de sí misma. Con todas
sus fuerzas sensibles y espirituales, la persona virtuosa tiende hacia el bien, lo
busca y lo elige a través de acciones concretas.
Las Virtudes
En el Bautismo Dios infunde en el alma, sin ningún
mérito nuestro, las virtudes.
Para facilitar el ejercicio más perfecto de éstas, el
cristiano cuenta con los dones del Espíritu Santo. Las
virtudes infusas son: teologales y morales.
VIRTUDES TEOLOGALES:
Fe
Esperanza
Caridad.
VIRTUDES MORALES:
(llamadas también virtudes humanas o cardinales)
Prudencia
Justicia
Fortaleza
Templanza.
CARIDAD: Es la virtud teologal por la cual amamos a Dios
sobre todas las cosas y a nuestro prójimo como a nosotros
mismos. (En cuanto a la caridad, o sea, el amor, hay que
tener en cuenta que el amor a Dios y el amor al prójimo son
una misma y sola cosa de modo que uno depende del otro;
por esto, tanto podremos amar al prójimo cuanto amemos a
Dios; y, a la vez, tanto amaremos a Dios cuanto de verdad
amemos al prójimo).
Pablo ofrece una descripción incomparable de la caridad
en su Primera Carta a los Corintios 13, 4-7:
“La caridad es paciente, es servicial; la caridad no es
envidiosa, no es jactanciosa, no se engríe; es decorosa; no
busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal; no
se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad. Todo lo
excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta.”
711 Fomenta tus cualidades nobles, humanas. Pueden ser
el comienzo del edificio de tu santificación. A la vez recuerda
que –como ya te he dicho en otra ocasión- en el servicio de
Dios hay que quemarlo todo, hasta el “qué dirán”, hasta eso
que llaman reputación, si es necesario.
San Josemaría Escrivá de Balaguer. Forja.
MÁS PIROPOS A MARÍA:
Letanía a nuestra Señora
Santa María (ruega por nosotros)
Santa Madre de Dios
Santa Virgen de las vírgenes
Hija elegida del Padre
Madre del Rey Jesucristo
Gloria del Espíritu Santo
Virgen hija de Sión
Virgen pobre y humilde
Virgen sencilla y obediente
Esclava del Señor
Madre del Señor
Asociada al Redentor
Llena de gracia
Fuente de hermosura
Plenitud de virtudes
Fruto escogido de redención
Perfecta discípula de Cristo
Purísima imagen de la Iglesia
Mujer de la nueva era
Mujer vestida de sol
Mujer coronada de estrellas
Señora de benignidad
Señora de clemencia
Señora nuestra
Alegría de Israel
Esplendor de la iglesia
Honor del género humano
Abogada de gracia
Servidora de piedad
Ayuda del pueblo de Dios
Reina de caridad
Reina de misericordia
Reina de paz
Reina de los ángeles
Reina de los Patriarcas
Reina de los Profetas
Reina de los Apóstoles
Reina de los Mártires
Reina de los Confesores
Reina de las Vírgenes
Reina de todos los Santos
Reina concebida sin pecado original
Reina asunta a los cielos
Reina del mundo
Reina del cielo
Reina de todo lo creado.
Fuente: marianistas.cl
SERENATA A LA VIRGEN
El que canta ora dos veces, decía San Agustín.
El canto es el afecto del corazón hecho música.
Una hermosa manifestación hacia el ser amado…
demos, pues, una serenata especial a nuestra Madre
Celestial.
CONSAGRACIÓN
Padre Erick Pérez
Oh Señora y Madre mía,
con filial cariño vengo,
a ofrecerte en este día,
cuanto soy y cuanto tengo.
Mis ojos para mirarte,
mi voz para bendecirte,
mi vida para servirte,
mi corazón para amarte.
Acepta, Madre, este don,
que te ofrenda mi cariño
y guárdame como a un niño,
cerca de tu corazón.
Descargar

Vaso espiritual, digno de honor, e insigne de